Bienvenido!

minipavlovas frutos rojos

Minipavlovas con frutos rojos

minipavlovas frutos rojos

Minipavlovas con frutos rojos sobre stand de porcelana

Lo sé, no os podéis creer lo bonitísimas que son estas minipavlovas con frutos rojos. Ya teníamos en el blog la pavlova clásica, pastelazo donde los haya, pero ahora se nos antoja hacer una versión mini con otro aire.

Ya sabéis que la pavlova es un postre muy popular en Australia y Nueva Zelanda, cuyo origen se disputan, dicen que inventado en honor de la bailarina rusa Anna Pavlova, habitualmente con una base de merengue francés que se rellena con nata montada y frutas. Pues esta vez hemos sustituido la nata montada por lemon curd, que le va estupendamente a las frutillas.

Para las bases de pavlova hemos tomado como modelo estos niditos de merengue francés que ya aprendimos a hacer, ejem, por lo que antes de empezar os aconsejo que leáis con atención nuestro tutorial sobre el merengue francés porque hay que tener en cuenta algunas cuestiones para no meter la pata.

De modo que, como veis, en este vistoso postrecillo utilizamos técnicas que ya hemos practicado en artículos anteriores, el merengue francés y las cremas cuajadas. Si es que somos un pozo de sabiduría

Minipavlovas con frutos rojos

Ingredientes:

Nidos de merengue (12)

  • 120-130 g de claras (unas tres claras)
  • 250 g de azúcar
  • Una puntita de cuchara de cremor tártaro o unas gotas de zumo de limón

Lemon curd

  • Cuatro limones, zumo y ralladura
  • 200 g de azúcar
  • 100 g de mantequilla
  • Tres huevos + una yema

Cobertura de frutas rojas

  • 100 g de frambuesas
  • 60 g de moras
  • 10 g de grosellas
  • 80 g de azúcar
  • Una cdta. de gelatina en polvo
  • Dos cdas. de agua fría

Elaboración:

Nidos de merengue

  • Pesamos el azúcar en un bol y las claras en otro bol o vaso de robot.
  • Agregamos el cremor tártaro o el limón a las claras y comenzamos a batir con robot o varillas eléctricas a velocidad alta. Cuando las claras estén muy espumadas vamos agregando el azúcar, cucharada a cucharada.
  • Cuando hayamos añadido todo el azúcar seguimos batiendo unos minutos; hasta que al frotar el merengue entre los dedos no apreciemos el granillo del azúcar, lo que significará que todo el azúcar se habrá disuelto en la clara.
  • Pasamos el merengue preparado a una manga pastelera con boquilla rizada número 8. Ponemos un tapete de plástico o un papel de hornear sobre una bandeja de horno y formamos los nidos. Para la base podemos progresar de dentro afuera o de afuera a dentro, como nos resulte más cómodo. Desde la base formamos los laterales en un par de vueltas de merengue.
  • Acabamos de hacer todos los nidos. Con estos ingredientes salen unos 12 nidos, seis por bandeja. Cocemos los nidos una hora en el horno a 110 ºC, mejor con aire porque seca antes el merengue. Al cabo de la hora dejamos que los nidos se sequen dentro del horno hasta que este se haya enfriado del todo.

minipavlovas frutos rojos

Lemon curd

  • Rallamos la piel de los limones con un rallador y la vamos echando en el cazo donde prepararemos el lemon curd. Después exprimimos los limones y vertemos el zumo en el mismo cazo, pasándolo por un colador previamente para que no nos caigan semillas.
  • Agregamos el azúcar, los huevos, la yema y la mantequilla en trozos al cazo. Lo colocamos sobre un segundo cazo con un dedo de agua, que llevaremos a ebullición. Es muy importante que el agua no toque el cazo con la mezcla, pues se podría cuajar demasiado rápido o cortar. Calentamos para que se derrita la mantequilla.

minipavlovas frutos rojos

  • Mantenemos el cazo al baño María de vapor mientras removemos con cuchara de madera o varillas. Para esta cantidad de curd el cuajado se produce con relativa rapidez. Al principio la mezcla tiene bastante espuma en la superficie; cuando la espuma empieza a desaparecer es señal de que está cuajando.
  • Cuando haya desaparecido la espuma retiramos el cazo del vapor y dejamos enfriar. Aunque en un principio parezca que está demasiado líquido, espesa mucho al enfriar. Tapamos con un plástico y reservamos.

minipavlovas frutos rojos

Cobertura de frutos rojos

  • Ponemos en un cazo las moras con las frambuesas y el azúcar. Dejamos macerar por lo menos una hora, para que suelten jugo, así es más fácil confitarlas.
  • Cuando hayan soltado jugo calentamos al fuego suavemente hasta que hiervan. Cocemos un par de minutos. Mientras tanto hidratamos la gelatina en el agua fría.
  • Agregamos la gelatina hidratada a las frutas y hervimos un minuto para espese. Pasamos por un pasapurés para quitar las pepitas de las frutas. Nos quedará una salsita fluida. Dejamos enfriar.

minipavlovas frutos rojos

Acabado de las minipavlovas

  • Montamos las minipavlovas poniendo en el centro de cada nido una cucharadita del lemon curd. Luego regamos cada minipavlova con algo de la salsa de frutos rojos y la coronamos con unas grosellas frescas, que brillan como joyas, ¿no os parece?

minipavlovas frutos rojos

Minipavlovas con frutos rojos sobre plato de postre

Dudas sobre las minipavlovas

  1. ¿Puedo usar lemon curd comprado en lugar de hacerlo casero? Sin duda, aunque igual te retiramos el saludo o algo.
  2. ¿Puedo preparar las minipavlovas con antelación? Sí y no. Los nidos de merengue sí se pueden preparar con antelación, duran eones una vez que el merengue está completamente seco por dentro, siempre bien metidos en un recipiente hermético. En zonas secas como la mía duran una eternidad, no así en zonas húmedas, porque chupan humedad y se acaban ablandando. Por esta misma razón empiezan a ablandarse cuando les ponemos la salsa de frutas rojas y el lemon curd; el montaje se tiene que hacer en el último momento.

Venga, corriendo a preparar estas minipavlovas con frutos rojos, que os veo que lo estáis deseando para epatar a todo el vecindario…

Print Friendly
Miriam

Miriam

Traductora de inglés a español y química durante 15 años en una vida anterior. Vivo en un pueblecito cerca de Madrid, Galapagar, y trabajo en casa; soy una gran afortunada. Tengo pareja y dos niños con poca sensibilidad gastronómica. De momento. Pero por lo que estoy aquí es por mi afición a la cocina en general y a la repostería en particular, que me viene de familia, de mi madre y de mi abuela paterna. Y esta afición me ha llevado, además de a tener un blog de cocina con el que me lo paso pera, El invitado de invierno, a impartir algún que otro curso de cocina en la escuela de Madrid La Cocina de Babette.

No hay comentarios

Envía un comentario