3
octubre

Vídeo-receta: Tarta banoffee sin horno

 

video-receta-tarta-banoffee-1

Tarta banoffee sobre stand crema con campana

En el vídeo de esta semana os muestro cómo hacer una tarta banoffee sin horno. Es una tarta típica de la repostería inglesa y combina a la perfección el caramelo o toffee, con el plátano.

También es cierto que es una tarta bastante dulce, no olvidéis que está rellena de toffee, por eso os recomiendo hacer la nata o crema chantilly de la decoración con poco azúcar. Y para que el conjunto sea muy agradable, una pizca de sal en la base de galleta es el toque perfecto para completar el contraste.

Lo que sí es muy importante, es dejar enfriar completamente el caramelo o toffee antes de ponerlo en el relleno, porque si no, el plátano empezará a soltar demasiado líquido y el toffee se aguará. Y si queréis hacer la tarta aún más fácil, podéis obviar el caramelo y sustituirlo directamente por dulce de leche.

Tarta banoffee

Ingredientes (para un molde de 24 cm):

Para la base:

  • 360 g de galletas María
  • 180 g de mantequilla sin sal
  • 1/2 taza de chocolate rallado (60 g)
  • 1/4 cdta. de sal

Para la salsa de toffee:

  • 350 g de azúcar
  • 120 ml  de agua (o suficiente para cubrir el azúcar)
  • 250 ml de nata para montar o crema para batir
  • 200 g de mantequilla sin sal

Para el relleno:

  • 4 bananas o plátanos
  • 1 cda. de zumo de limón recién exprimido
  • Salsa de toffee

Para la crema chantilly:

Para la decoración:

Elaboración:

  • Para hacer el caramelo vertemos en un cazo el azúcar junto al agua y lo ponemos a fuego medio. Lo dejamos sin remover unos 20 minutos. Os recomiendo estar muy pendientes de él, ya que dependiendo de vuestra cocina podría estar listo antes. Por eso lo mejor es ver cuando cambia de color y pasa a tener un color como marroncito dorado. Eso sí, tened mucho cuidado con el caramelo porque cuando está doradito y en su punto, alcanza temperaturas superiores a los 170ºC.
  • Bajamos el fuego al mínimo y añadimos la mantequilla. Debemos remover en todo momento para evitar que la mezcla suba demasiado y se salga del cazo. Ya veréis que en un minuto la tendremos totalmente integrada con el azúcar. Ahora, añadimos la nata para montar o crema para batir y seguimos mezclando durante un minuto más.
  • Hecho esto, ya tenemos nuestro caramelo terminado. Así que lo pasamos a un bol y dejamos que enfríe hasta que esté a temperatura ambiente. No lo pongáis en la nevera porque no nos interesa que solidifique, ya que para poder rellenar la tarta debe estar frío, pero fluido.
  • Para hacer la base de la tarta trituramos las galletas con bolsa zip y un rodillo. Aunque también lo podéis hacer en un procesador de alimentos o licuadora. Cuando tengamos la galleta triturada, derretimos la mantequilla en el microondas o a fuego bajito. Una vez líquida, la añadimos a las galletas y removemos muy bien hasta que esté completamente integrada.
  • Ahora reservamos un par de cucharadas del chocolate rallado para utilizarlo después. Y el resto lo añadimos a la galleta y removemos hasta que quede bien mezclado.
  • Para esta tarta, voy a utilizar un molde desmontable. Y para que sea sencillo desmoldarla, voy a poner papel de hornear en la base. Lo colocamos bien y cerramos el molde. Para las paredes utilizaré papel de acetato, que es perfecto para los laterales de las tartas.
  • Ponemos toda la galleta en el molde y con una cuchara de silicona o similar, presionamos para marcar la forma del molde. En este caso también vamos a hacer los laterales de la tarta con la mezcla de galleta. Si utilizáis papel encerado o de hornear para forrar los laterales, se arrugará más fácil, y personalmente, me resulta más complicado presionar la galleta, por eso os decía que el papel de acetato es perfecto para esto. Cuando tengamos la galleta bien presionada para hacer la base y paredes de la tarta, la llevamos a la nevera durante unos 15 minutos. Mientras, vamos a preparar el relleno.

video-receta-tarta-banoffee-2

Tarta banoffee sobre plato de postre de GreenGate

  • Para hacer el relleno ponemos el plátano ya pelado y cortado en rodajitas en un bol y le añadimos el jugo de limón para evitar que se oxide. Removemos bien para que todo el plátano quede cubierto con el jugo de limón.
  • Sacamos el molde de la nevera y ponemos la mitad del plátano que acabamos de preparar. Ahora añadimos la mitad del caramelo por encima. Si os da miedo hacer el caramelo, lo podéis sustituir por dulce de leche. Así podréis hacer esta tarta de manera más fácil y rápida. Ponemos el resto del plátano por encima y terminamos el relleno añadiendo el caramelo que nos ha quedado. Hecho esto, dejamos la tarta en la nevera un mínimo de 6 horas para que el caramelo endurezca un poquito.
  • Vamos a decorar la tarta con crema chantilly. Ponemos la nata en un bol y la batimos durante 2 minutos. Recordad que para que la nata monte bien, debe estar muy fría. Y si queréis un mejor resultado, utilizad el bol y las varillas de la batidora también muy fríos. Pasados los 2 minutos, la nata estará a medio montar, así que añadimos el icing sugar tamizándolo con un colador, de esta manera no quedarán grumitos en la crema y todo quedará perfectamente integrado. Batimos durante 2 minutos más y cuando la nata esté casi montada del todo, añadimos la vainilla. Batimos un poquito más para que se integre y ya tendremos nuestra crema chantilly terminada.
  • Pasadas las 6 horas, sacamos la tarta de la nevera y la desmoldamos. Le ponemos la crema chantilly por encima y con la espátula la expandimos un poquito. Por encima voy a ponerle virutas de chocolate con sabor a caramelo. Y también voy a espolvorear un poquito del chocolate rallado que reservamos al principio. Por último, ponemos un chorrito de sirope de chocolate por encima y ¡ya tenemos nuestra tarta banoffee terminada!
  • Os recomiendo reservarla en la nevera hasta el momento de servirla, ya que debe conservarse en frío por la nata y para que el caramelo tenga una textura cremosa.
Print Friendly