6
febrero

Vídeo-receta: Bundt Cake de chocolate y ron

 

video-receta-bundt-cake-chocolate-ron-1

Bundt Cake de chocolate y ron sobre stand para tartas rojo de Ib Laursen

En este vídeo os mostraré cómo hacer un bundt cake de chocolate y ron para San Valentín con una textura y un sabor increíble. Además, lo hago con un molde de bundt cake en forma de corazón precioso. El resultado final es perfecto para celebras fiestas dónde el amor es el claro protagonista, por ejemplo, para un aniversario de novios o para San Valentín. Cualquier ocasión es buena para disfrutar de este riquísimo bundt cake.

El bizcocho tiene chocolate, nueces y un toque de ron añejo. Y para que quede superjugoso hago buttermilk casera. También os muestro lo sencillo que es hacer una ganache para cubrir el bundt.

Para acompañar esta delicia, relleno su interior con frutos del bosque. Además de que junto al chocolate forman una combinación de sabores muy buena, visualmente me parece muy llamativo y apetitoso. Casi podríamos decir que es un bundt cake perfecto para celebrar el amor.

Bundt Cake de chocolate y ron

Ingredientes (para 12-14 raciones):

Para el bizcocho:

Para la cobertura:

  • 200 ml de nata para montar o crema para batir (35% M.G)
  • 200 g de chocolate negro
  • 50 g de mantequilla sin sal

Para la decoración:

  • 300 g de frutos del bosque

Elaboración:

  • Para hacer el bizcocho empezamos agregando el jugo de limón a la leche, así hacemos buttermilk casera que nos ayudará a que el bizcocho quede más jugoso. Dejamos que repose unos 10 minutos mientras seguimos con la receta.
  • En la batidora ponemos la mantequilla a temperatura ambiente junto al azúcar. Batimos un poquito a velocidad baja y cuando el azúcar se haya integrado un poco con la mantequilla, subimos a velocidad media-alta y batimos 5 minutos. Es el turno de añadir los huevos, pero antes los batimos un poquito. Lo mejor es añadirlos de uno en uno y esperando a que se integre el primero antes de añadir el segundo. Batimos un minuto más. Cuando veamos que los huevos ya se han integrado, comprobamos que todo se ha mezclado correctamente. Si es así, tamizamos con el colador y añadimos la harina de trigo. También añadimos el bicarbonato de sodio. Damos unos golpecitos y en unos segundos tendremos todo tamizado. Añadimos la pizca de sal y batimos a velocidad baja hasta que ya no veamos restos de harina en la masa.
  • Ahora ya tendremos lista la buttermilk. La añadimos a la masa poco a poco y dejamos que se mezcle. Mientras, agregamos el agua caliente al cacao en polvo y mezclamos. Lo añadimos a la masa y en unos segundos estará perfectamente incorporado.
  • Para darle un toque de sabor muy rico le añadimos el extracto de vainilla. También añadimos el ron añejo, amaretto o brandy y ya tendremos la mezcla casi lista. Por último, añadimos las nueces y las mezclamos a mano con una lengua repostera. Y ahora sí, ya tenemos nuestra masa lista para hornear.
  • En este caso, utilizaré un molde de bundt cake en forma de corazón. La verdad es que es precioso y tiene muchos detalles que me encantan. Rociamos todo su interior con spray antiadherente para que luego sea más sencillo desmoldarlo.
  • Vertemos toda la mezcla en el interior del molde. Cuando lo tengamos listo, movemos un poquito el molde para asentar bien la masa. Hecho esto, nos lo llevamos al horno precalentado a 180ºC con calor arriba y abajo y sin ventilador. En mi caso en 40 minutos estuvo listo, pero de todas maneras os recomiendo pincharlo con un palillo antes de sacarlo del horno para comprobar que realmente está hecho.
  • Recién salido del horno lo dejamos reposar sobre una rejilla durante 15 minutos para que se enfríe un poquito. En estos 15 minutos veremos que encoge un poquito y se despega de las paredes del molde. Pasado el tiempo de tiempo de reposo, lo desmoldamos con mucho cuidado porque aún quema un poquito. Veréis que al darle la vuelta caerá por su propio peso y se desmoldará solo. Lo dejaremos enfriar por completo, y mientras hacemos la cobertura.
  • Para hacer la cobertura ponemos el chocolate negro en un bol más amplio y nos llevamos la nata al microondas para calentarla hasta que casi arranque a hervir. Cuando la tengamos, la vertemos sobre el chocolate negro y removemos con unas varillas de mano. Veréis que con la nata caliente el chocolate se deshace y se integra perfectamente. Cuando lo tengamos todo bien mezclado le añadimos la mantequilla a temperatura ambiente, que también con el calor de la nata se fundirá y se integrará con el resto de ingredientes. Al final tenemos una ganache de chocolate fluida y brillante.
  • Limpiamos las paredes del bol y la tapamos a piel con papel film. La dejamos así a temperatura ambiente hasta que atempere un poquito. Cuando esté lista, retiramos el papel film y comprobamos la textura: si vemos que se ha enfriado demasiado y ha quedado muy espesa podemos calentarla un poquito en el microondas para que se vuelva más fluida. Una vez lista, la vertemos directamente sobre el bundt para cubrirlo por completo.
  • Trasladamos el bundt cake al stand o plato de presentación y llenamos su interior con fruta. En este caso tengo frutos del bosque congelados, que me parece que van muy bien con el sabor de chocolate del bizcocho.
  • Y así de fácil, tenemos una presentación perfecta y apetitosa de nuestro bundt cake de chocolate y ron para San Valentín.
Print Friendly