18
abril

Vídeo-receta: Tarta de canela y nueces

 

video-receta-tarta-canela-nueces-1

En este vídeo os mostraré cómo hacer una tarta de canela y nueces con frosting de queso crema. Y por si esto fuera poco, en su interior, nos espera una mermelada de manzana, nueces y canela que combina perfectamente con los sabores de la tarta. Además, os muestro un truco muy útil para rellenar tartas con mermelada y que no se salga por los bordes.

Para la decoración, he utilizado una técnica supersencilla, pero muy resultona. Consiste en acariciar suavemente la tarta con una espátula pequeña mientras la vamos girando. Así, marcamos las paredes de la tarta con un diseño que queda muy bonito. Y para darle color y altura he utilizado una peonia de pasta de goma. No es comestible, pero es apta para decorar alimentos. Y la verdad es que nos ahorra mucho trabajo y el resultado final queda precioso.

Deciros que es una tarta que me encanta por su combinación de sabores, ya que la manzana, el queso crema, la canela y nueces unidos me parecen ideales. Espero que la probéis, ya que si os gustan estos sabores seguro que esta tarta es para vosotros.

Tarta de canela y nueces

Ingredientes (para 12 raciones):

Para el bizcocho (3 capas de 15cm):

Para la buttercream:

  • 150 g de mantequilla sin sal
  • 150 g de queso crema
  • 300 g de icing sugar

Para el almíbar:

Para el relleno:

Para la decoración:

Elaboración:

  • Para hacer el bizcocho empezamos batiendo los tres huevos a velocidad alta durante 5 minutos. Pasados los 5 minutos, añadimos el ‪azúcar moreno‬ y batimos durante un minuto más. Ahora añadimos poco a poco el aceite de oliva suave o de girasol, y cuando terminemos, añadimos la leche y el extracto de vainilla. Seguimos batiendo hasta que todo quede bien mezclado.
  • Comprobamos que no hay ingredientes sin batir en el fondo del bol. Si es así, sobre un colador añadimos la harina de trigo junto a la levadura química o polvo de hornear. Aprovechamos también para añadir la canela en polvo y con unos golpecitos lo tamizamos todo junto. Agregamos la pizca de sal y batimos a la velocidad más bajita que nos permita nuestra batidora.
  • Comprobamos que no hay ingredientes sin mezclar en el fondo de bol. Añadimos las nueces trituras, y con la ayuda de una lengua repostera, las repartimos por toda la masa. Y ahora sí, ya tenemos la masa perfecta para hornear.
  • Utilizaré 3 moldes desmontables de 15 centímetros de diámetro y les pongo spray antiadherente para que después sea muy sencillo desmoldar los bizcochos. Hecho esto, repartimos la masa en los 3 moldes por igual, para ello os recomiendo utilizar un cucharon, o como en mi caso, un racionador de helados, así vamos llenando cada uno de los moldes hasta repartir toda la masa.
  • Una vez listos, los ponemos en una bandeja y los llevamos al horno precalentado a 180ºC con calor arriba y abajo y sin ventilador. En mi caso estuvieron listos en 28 minutos, pero eso depende de cada horno, así que lo mejor es pincharlos con un palillo para verificar que están cocinados por dentro.
  • Recién sacados del horno los dejamos reposar en el molde durante 10 minutos. Pasado este tiempo, ya podemos desmoldarlos. Lo hacemos con cuidado, ya que todavía queman un poquito. Y como veis, se desmoldan prácticamente solos. Cuando los tengamos desmoldados, los dejamos sobre la rejilla hasta que enfríen por completo.
  • Una vez fríos vamos a recortar la parte superior con una lira o cuchillo, de esta manera al montar las capas, la tarta nos quedará bien recta y nivelada. Ahora que ya tenemos los 3 bizcochos recortados, vamos a preparar la buttercream.
  • Para hacer la buttercream ponemos la mantequilla a temperatura ambiente en la batidora y la batimos a velocidad alta durante 5 minutos. Pasado este tiempo, comprobamos que se ha batido correctamente. Si es así, sobre agregamos el icing sugar tamizado. Batimos un poquito a velocidad baja y cuando veamos que ya no hay riesgo de que salga volando el icing sugar, subimos a velocidad alta y batimos otros 5 minutos. Ahora añadimos el queso crema y batimos dos minutos más. En este caso, lo mejor es que el queso crema esté frío, recién sacado de la nevera, así tendremos una buttercream bien firme.

video-receta-tarta-canela-nueces-2

  • Para montar la tarta usaremos un plato giratorio y una base para tartas. Ponemos un poquito de crema en la base y fijamos el primer bizcocho. Si queréis podéis almibarar los bizcochos, es un paso totalmente opcional, pero le aporta una jugosidad extra y hace que los bizcochos permanezcan jugosos más tiempo. Ahora ponemos una capa fina de crema y con la misma crema en una manga pastelera hacemos un círculo por los bordes de la tarta. Este borde de crema nos ayudará a mantener en su sitio la mermelada artesanal que he elegido. Ponemos un poco en el centro y la repartimos con una cucharita, y como hemos puesto la barrera de buttercream, no hay riesgo de que se salga la mermelada del relleno. Ponemos el siguiente bizcocho y repetimos el mismo proceso. Hecho esto, ponemos el último bizcocho boca abajo y almibaramos la parte superior.
  • Ahora, vamos a crear la capa recoge migas. Cuando terminemos de cubrir la tarta, la llevamos a la nevera durante 30 minutos para que la capa recoge migas endurezca un poquito.
  • Pasado este tiempo, la sacamos y ponemos la cobertura definitiva. Para alisar los laterales de la tarta utilizo una espátula alisadora apoyada en el plato giratorio. De este modo, poco a poco vamos dejando las paredes de la tarta totalmente rectas.
  • En este caso, por la decoración que haremos, no hace falta dejar la buttercream completamente lisa. Esta técnica es muy sencilla y se puede hacer con una espátula o el mango de una cuchara. Como veis, dejamos la espátula en un lateral y giramos la tarta a la vez que vamos subiendo la espátula por las paredes de la tarta, así se crea un efecto espiral muy bonito. En la parte superior hacemos lo mismo, pero esta vez empezando desde el borde hasta llegar al centro de la tarta. Una vez lista, con un colador espolvoreamos un poquito de canela en la parte superior y trasladamos la tarta al plato o stand definitivo.
  • Para la decoración utilizaré una flor tipo peonia. Está hecha con pasta de goma dura y resistente. Y está especialmente indicada para decorar alimentos, pero no es comestible. La ponemos en la parte superior de la tarta y la acompañamos con unas virutas de chocolate sabor fresa.
  • Terminamos la decoración poniendo nueces trituradas en la parte inferior de nuestra tarta de canela y nueces y ¡ya la tenemos lista!
Print Friendly