Bienvenido!

Receta de tarta helada de mango 1

Tarta helada de mousse de mango

Receta de tarta helada de mango 1

Tarta helada de mousse de mango sobre stand de cerámica

¿Cómo os está tratando el verano? Yo lo estoy disfrutando, sobre todo porque me acabo de comer esta rica tarta helada de mousse de mango y apenas queda rastro de ella… Sí, lo sé, soy un glotón y no tengo remedio. Os aseguro que cuando la hagáis os va a pasar lo mismo.

Nos hemos basado en la receta del blog Oh Sweet Basil, pero con unos pequeños cambios para no tener que encender el horno. Tan sencillo como hacer una base de galletas con nueces de macadamia, azúcar y mantequilla, cubierta con una mousse de mango.

Para hacer la tarta hemos utilizado un molde para mousses y semifríos circular de David Pallas, la hemos puesto en un stand blanco y la hemos servido en los platos Amanda Indigo de GreenGate. Os recomendamos servirla acompañada de una jarra muy fría de limonada a la hora de la merienda o con una refrescante taza de leche para un desayuno de verano como lo hemos hecho nosotros.

Tarta helada de mousse de mango

Ingredientes:

Para la mousse de mango:

  • 60 ml de zumo de naranja
  • 10 g de gelatina en polvo
  • 450 g de puré de mango
  • 90 g de azúcar
  • 3 cucharadas de zumo de limón
  • 250 ml de nata o créme fraîche
  • 60 g de azúcar glas

Para la base de galleta y nueces de macadamia:

  • 30 g de nueces de macadamia tostadas y trituradas
  • 85 g de galletas María pulverizadas
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 60 g de mantequilla fundida

Elaboración:

  • Para hacer la mousse mezclamos en un tarro el zumo de naranja con la gelatina en polvo y dejamos reposar durante cinco minutos aproximadamente. Calentamos la preparación en el microondas, no más de 12 segundos, y reservamos.
  • En un cuenco echamos el puré de mango, el azúcar y el zumo de limón, y mezclamos con unas varillas hasta que el azúcar se haya disuelto.

Receta de tarta helada de mango 4

  • Vertemos poco a poco la gelatina sobre el puré de mango mientras mezclamos con unas varillas, o con un robot de cocina.
  • Montamos la nata con el azúcar glas y la mezclamos de forma envolvente con el puré de mango, usando una espátula. Os recomendamos que primero mezcléis una tercera parte de la nata y luego sigáis con el resto.

Receta de tarta helada de mango 5

  • Llenamos el molde, previamente untado con aceite de nueces o spray antiadherente, con la preparación dejando libre un centímetro más o menos, cubrimos con papel film y congelamos durante dos horas. Os sobrará un poco de la mousse, guardadla en la nevera y comedla cuando queráis.
  • Para hacer la base de galletas y nueces de macadamia mezclamos las galletas con las nueces de macadamia, el azúcar y la mantequilla, sacamos el molde del congelador y terminamos de llenar hasta los bordes presionando un poco con una cuchara. Volvemos a congelar durante ocho horas.

Receta de tarta helada de mango 6

  • Sacamos la tarta del congelador, le damos la vuelta sobre el stand para tartas y frotamos el molde con un paño humedecido con agua caliente, también podéis verter un poco de agua tibia en la cavidad del molde. Retiramos el molde con cuidado cuando veamos que las paredes se han despegado.
  • Decoramos con un par de abanicos de mango y hojas de menta, y servimos inmediatamente.

Receta de tarta helada de mango 7

Esta tarta helada de mousse de mango es muy fácil y rápida de hacer, y podéis sustituir el mango por cualquier fruta de temporada, sin olvidar que, tanto la piña como el kiwi y la papaya tienen que estar cocidas antes de añadirles la gelatina… ¡Seguid disfrutando del verano!

Receta de tarta helada de mango 2

Tarta helada de mousse de mango en plato de postre, de GreenGate

Print Friendly
Raúl

Raúl

La cocina y la fotografía han sido, desde que era muy pequeño, dos de mis grandes pasiones. Disfrutaba en casa destapando las cazuelas en las que hervían los guisos y, apenas con seis años de edad, empecé a saborear la primera cámara que mis padres me regalaron por Navidades. Había que estudiar algo "respetable" y "serio", y mis primeros estudios se encaminaron a cursar la carrera de arquitectura. Ya con el título en la mano, y después de trabajar durante un tiempo en arquitectura -y con la familia contenta-, decidí aprender cocina y fotografía en profundidad. Aprendí de grandes maestros en ambos campos y todavía sigo haciéndolo. En la actualidad mezclo recetas, técnicas e historias de cocina con fotografía en El Oso con Botas.

10 Comentarios
  • Carmen

    14 julio, 2017 at 13:07 Responder

    Tiene pintaza! Quería saber si al hacer la tarta con los moldes tradicionales desmoldables, habría que hacer primero la base, congelar dos horas y luego poner encima la mousse de mango y volver a congelar. Gracias!!

    • Raúl

      Raúl

      21 julio, 2017 at 18:15 Responder

      Hola Carmen:

      Gracias por dejarnos tu comentario. Sí tendrías que hacer primero la base y congelarla hasta que esté dura. También la puedes poner en la nevera mientras haces la mousse.

Envía un comentario