Bienvenido!

Receta orejas de Carnaval 1

Receta de orejas de Carnaval

Receta orejas de Carnaval 1

Orejas de Carnaval sobre bandeja de metal

Ya llega la temporada de postres tradicionales de Carnaval, y nosotros empezamos con estas ricas orejas de carnaval conocidas en Galicia como orellas de entroido. La receta base la hemos tomado del libro Postres y Otras Dulcerías de nuestra compañera Pamela Rodríguez, Uno de Dos. Si no lo tenéis aún ya estáis corriendo a comprarlo en nuestra tienda.

Vais a encontrar un sinfín de recetas, pero básicamente todas se hacen con harina de repostería, licor de anís y huevo. En cuanto a la grasa hay muchas opciones que van desde la tradicional manteca cocida de vaca gallega (mantequilla clarificada), pasando por la de cerdo, la mantequilla comercial o incluso el aceite vegetal. Eso ya lo dejamos a vuestra elección.

Una vez fritas y frías las hemos espolvoreado con azúcar glas, aunque más de alguno hace una mezcla de azúcar con canela o incluso las baña con miel, como ocurre en algunas zonas de León. Por último, las hemos puesto en una de las bandejas de metal que tenemos en la tienda y las hemos devorado en un pispás… ¡Nada como morder una oreja fina, crujiente y ligera!

Orejas de Carnaval

Ingredientes (para unas 24 unidades):

  • 125 g de agua o leche tibia
  • 12 g de licor de anís
  • 2 huevos batidos
  • 500 g de harina de repostería
  • 125 g de mantequilla clarificada o manteca de cerdo
  • 100 g de azúcar
  • 2 g de sal
  • Ralladura de un limón
  • Aceite para freír
  • Azúcar glas para decorar

Elaboración:

  • Mezclamos en un vaso el agua o la leche con el licor de anís y los huevos, y reservamos.
  • Echamos la harina previamente tamizada en un cuenco y añadimos la manteca de cerdo (o la manteca cocida de vaca o la mantequilla), el azúcar, la sal, la mezcla de licor y huevos, y la ralladura de limón.

Receta orejas de Carnaval 3

  • Unimos todos los ingredientes con las manos y pasamos la masa a la encimera. La trabajamos poco a poco hasta que esté sedosa, homogénea y que no se nos pegue a las manos; también se puede hacer en un robot de cocina a velocidad media hasta que tengamos una masa homogénea.
  • Formamos una bola con la masa, la ponemos en un cuenco, cubrimos con papel film y la refrigeramos entre media hora y dos horas.

Receta orejas de Carnaval 4

  • Una vez que la masa haya reposado la sacamos de la nevera y la dividimos en pequeñas bolas de 30 g.
  • Extendemos todas las bolas con las palmas de las manos y luego utilizamos un rodillo para darles forma de oreja y dejar la masa lo más fina posible. No es necesario untar la encimera con aceite o con harina, la masa se despega fácilmente.

Receta orejas de Carnaval 5

  • Calentamos el aceite y freímos las orejas de dos en dos, dándoles la vuelta cuando ya estén doradas de un lado.
  • Las escurrimos con una espumadera, las ponemos sobre papel de cocina para eliminar el exceso de grasa o sobre una rejilla y, cuando estén frías, las espolvoreamos con azúcar glas.

Receta orejas de Carnaval 6

Es época de orellas y filloas en Galicia así que nosotros no seremos menos y ya tenemos listas nuestras orejas de Carnaval este año… ¿Os vais a animar vosotros a prepararlas en casa? Estamos seguros de que sí porque es una receta muy fácil de elaborar, y sobre todo deliciosamente crujiente.

Receta orejas de Carnaval 2

Consejos útiles:

  • Podéis hacer una mezcla de mantequilla clarificada y manteca de cerdo, como lo hace Pam en su libro, o incluso sustituirlas por el aceite vegetal que más os guste.
  • En esta receta hemos usado agua, pero podéis utilizar leche como en la receta original, o una mezcla de las dos. La textura variará un poco, pero estarán igual de buenas. Probad hacer una infusión de leche o agua con canela y piel de limón. Veréis como vuestras orejas resultan muy aromáticas.
  • Hemos usado licor de anís, pero en muchos casos se suele mezclar con un poco de vino blanco.
  • Podéis aromatizar el aceite en el que freiréis las orejas, como en la receta original. Bastará con freír la piel de un limón con una rama de canela en el aceite antes de empezar.
  • El secreto de una buena masa para orejas reside en amasar hasta que tengamos una masa sedosa, homogénea y que no se nos peque a las manos.
  • Al principio os parecerá muy pegajosa y puede que intentéis añadirle más harina, pero nosotros no os lo recomendamos. Trabajadla poco a poco hasta que ya no se pegue a las manos.
  • Pasad muy bien el rodillo en los bordes de cada oreja para que queden muy finos.
  • Nosotros les hemos dado forma ovalada y sin el remolino de la oreja, pero podéis hacerlas alargadas del tamaño de una oreja humana como las auténticas, o muy, muy grandes como se hacen en la famosa Tienda de Lino, en A Coruña, y con un tenedor hacerles un pequeño remolino en uno de los bordes para que coja la forma de oreja.
Print Friendly, PDF & Email
Raúl

Raúl

La cocina y la fotografía han sido, desde que era muy pequeño, dos de mis grandes pasiones. Disfrutaba en casa destapando las cazuelas en las que hervían los guisos y, apenas con seis años de edad, empecé a saborear la primera cámara que mis padres me regalaron por Navidades. Había que estudiar algo "respetable" y "serio", y mis primeros estudios se encaminaron a cursar la carrera de arquitectura. Ya con el título en la mano, y después de trabajar durante un tiempo en arquitectura -y con la familia contenta-, decidí aprender cocina y fotografía en profundidad. Aprendí de grandes maestros en ambos campos y todavía sigo haciéndolo. En la actualidad mezclo recetas, técnicas e historias de cocina con fotografía en El Oso con Botas.