Bienvenido!

Pan de especias para Navidad

Pan de especias

Pan de especias para Navidad

Pan de especias sobre base dorada

El pan de especias, conocido también como pan de jengibre o pain d’epices, es una receta muy arraigada en el centro y norte de Europa, pero hoy hacemos la versión que se hace en Alsacia, que se sirve en Navidad. Es un pan dulce fácil de elaborar y todo un lujo para decorar vuestras mesas de Navidad o de Año Nuevo, o incluso para luciros con un regalo especial.

Hemos seguido la receta del famoso chef pâtissier Christophe Felder, que publicó Manzana y Canela, aunque le hemos hecho unos pequeños cambios en la elaboración y en la decoración. Vais a necesitar harina de repostería, harina de centeno, fécula de patata, levadura química, canela en polvo y hacer una mezcla de especias usando unas cucharas medidoras, y un mortero para especias.

Para la decoración hemos usado rodajas de naranja confitada y mermelada de albaricoque, mezclada con mermelada de naranja amarga. Y, para darle un toque más navideño, hemos puesto grosellas rojas frescas y nueces pecanas.

Para servirlo en la mesa os recomendamos una base dorada, que además podréis guardar en una caja si pensáis hacer un presente para alguien especial estas navidades.

Receta de pan de especias

Ingredientes:

Para la mezcla de especias:

  • Una cdta. de jengibre en polvo
  • ½ cdta. de anís en grano
  • ¼ de cdta. de semillas de cardamomo molidas
  • ¼ de cdta. de macis molido
  • ¼ de cdta. de pimienta de Jamaica molida
  • ¼ de cdta. de clavo de olor molido

Para el pan de especias:

Para decorar:

Elaboración:

Pan de especias para Navidad

Pan de especias para Navidad

  • Blanqueamos la mermelada de naranja, la mermelada de limón, la miel y la mantequilla en pomada en un robot de cocina. Añadimos los huevos uno a uno, dejando que se una el primero antes de agregar el siguiente.
  • Añadimos la mitad de las harinas y la leche de forma alterna mientras mezclamos con un batidor flexible. Cuando se hayan incorporado añadimos el resto de harinas y leche. Batimos hasta tener una masa homogénea.

Pan de especias para Navidad

  • Pasamos la masa al molde y horneamos durante 30 minutos, bajamos la temperatura a 160º C. y continuamos horneando durante 20 o 30 minutos, o hasta que una brocheta salga limpia tras introducirla. Sacamos del horno, dejamos templar durante 15 minutos, desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.
  • Para decorar ponemos el pan sobre la base dorada, mezclamos la mermelada de albaricoque con la mermelada de naranja y pincelamos en toda la superficie, y en los bordes del pan.

Pan de especias para Navidad

  • Decoramos con rodajas de naranja confitada y nueces pecana. Lo guardamos en un recipiente hermético dentro de nevera durante un par de días para acentuar el sabor.
  • Cuando lo vayamos a servir lo sacamos de la nevera y lo decoramos con grosellas frescas.

Pan de especias para Navidad

¿Os ha gustado este pan de especias? Nosotros ya estamos pensando en hacer nuestra propia versión usando miel de azahar, almendras tostadas y gotas de chocolate. Desde luego que es un pan delicioso para tomar a cualquier hora como postre, o para acompañar un foie mi-cuit esta Navidad.

Pan de especias para Navidad

Pan de especias sobre plato de GreenGate

Consejos útiles:

  • Podéis sustituir el macis por nuez moscada, o usar la mezcla de especias dulces que más os guste.
  • El pan de especias sin las mermeladas y envuelto en papel film, y papel de aluminio, se puede congelar un par de meses.
  • En vez de ponerle la cobertura de mermeladas podéis rociarlo con un glaseado aromatizado con vainilla o con licor. O dejarlo nada más con un baño de miel mezclada con un poco de agua para darle brillo, o sencillamente sin ninguna cobertura, como suele ser costumbre.
Print Friendly, PDF & Email
Raúl

Raúl

La cocina y la fotografía han sido, desde que era muy pequeño, dos de mis grandes pasiones. Disfrutaba en casa destapando las cazuelas en las que hervían los guisos y, apenas con seis años de edad, empecé a saborear la primera cámara que mis padres me regalaron por Navidades. Había que estudiar algo "respetable" y "serio", y mis primeros estudios se encaminaron a cursar la carrera de arquitectura. Ya con el título en la mano, y después de trabajar durante un tiempo en arquitectura -y con la familia contenta-, decidí aprender cocina y fotografía en profundidad. Aprendí de grandes maestros en ambos campos y todavía sigo haciéndolo. En la actualidad mezclo recetas, técnicas e historias de cocina con fotografía en El Oso con Botas.