Bienvenido!

Receta tronco de Navidad selva negra

Tronco de Navidad selva negra

Receta tronco de Navidad selva negra

Tronco de Navidad sobre base dorada para tronco de Navidad

Hoy publicamos la receta de un tronco de Navidad selva negra porque seguimos preparando la Navidad. Os aseguramos que es una versión muy fácil y rápida de preparar. Una selva negra en forma de brazo de gitano, ¡deliciosa!

Una plancha de bizcocho de cacao será lo primero que tendréis que hacer y para ello solo necesitaréis harina de repostería, huevos, cacao en polvo, azúcar y un molde para brazo gitano cubierto con papel de horno.

Para rellenarlo hemos usado mermelada de cereza, una ganache de chocolate negro y cerezas en almíbar. En la receta original, de Carnets Parisiens, proponen decorarlo con abetos de papel, pero nosotros los hemos hecho de chocolate… ¡A que es una idea genial!

Y como es una receta pensada para las Fiestas de Navidad, te proponemos servirlo sobre una base para tronco de Navidad dorada, que podrás encajar perfectamente en esta caja.

Receta de tronco de Navidad selva negra

Ingredientes:

Para la plancha de bizcocho:

Para el relleno:

Para la decoración:

Elaboración:

Para la plancha de bizcocho:

Receta tronco de Navidad selva negra

  • Incorporamos la harina de cacao mientras continuamos batiendo a velocidad baja con un batidor con lado flexible, o a mano con una espátula grande.
  • Vertemos la masa sobre el molde, nivelamos con una espátula y horneamos durante ocho o diez minutos.

Receta tronco de Navidad selva negra

  • Retiramos del horno y volcamos la bandeja sobre un paño húmedo.
  • Retiramos el papel de horno. Enrollamos con cuidado y dejamos enfriar.

Receta tronco de Navidad selva negra

Para el relleno:

  • Calentamos la nata, pero sin que llegue a alcanzar los 80º C. Echamos el chocolate en un cuenco y vertemos la nata encima. Dejamos reposar unos minutos antes de mezclar con cuidado.
  • Añadimos la mantequilla y una cucharada del kirsch, y mezclamos de nuevo hasta incorporarlos completamente a la ganache. Dejamos enfriar. El resto de los ingredientes del relleno los tendréis que usar para rellenar el tronco de Navidad.
  • Troceamos las cerezas en almíbar y las rociamos con la otra cucharada de kirsch. Reservamos.

Receta tronco de Navidad selva negra

Para montar el tronco de Navidad selva negra:

  • Extendemos la plancha de bizcocho y cubrimos con la mermelada de cerezas procurando dejar el mismo grosor en todo el bizcocho.
  • Cubrimos la mermelada con la ganache y con las cerezas en almíbar troceadas. Después enrollamos con cuidado, pero apretándolo un poco para que quede bien enrollado. Lo refrigeramos por lo menos cuatro horas.

Receta tronco de Navidad selva negra

Para decorarlo:

  • Cortamos los extremos del tronco y lo ponemos sobre la base dorada para brazo de gitano.
  • Montamos la nata con el azúcar y la vainilla. La pasamos a una manga pastelera con una boquilla lisa de 10 milímetros de diámetro y escudillamos la nata sobre el tronco para simular la corteza. Refrigeramos.

Receta tronco de Navidad selva negra

  • Echamos el chocolate fundido en una manga pastelera con una boquilla lisa y dibujamos varios abetos de diferentes tamaños sobre una hoja de silicona, de acetato o de papel de horno. Metemos en la nevera durante 15 minutos.
  • Retiramos los abetos de la nevera, los despegamos con cuidado y los guardamos en un recipiente hermético hasta que vayamos a servir el brazo gitano.
  • Retiramos el tronco de la nevera y lo decoramos pinchando los abetos en la superficie.

Receta tronco de Navidad selva negra

¿A que queda precioso el tronco de Navidad que hemos preparado para las próximas Fiestas? ¡Estamos seguros de que os va a encantar! ¡Probadlo!

Receta tronco de Navidad selva negra

Tronco de Navidad sobre plato de GreenGate

Print Friendly, PDF & Email
Raúl

Raúl

La cocina y la fotografía han sido, desde que era muy pequeño, dos de mis grandes pasiones. Disfrutaba en casa destapando las cazuelas en las que hervían los guisos y, apenas con seis años de edad, empecé a saborear la primera cámara que mis padres me regalaron por Navidades. Había que estudiar algo "respetable" y "serio", y mis primeros estudios se encaminaron a cursar la carrera de arquitectura. Ya con el título en la mano, y después de trabajar durante un tiempo en arquitectura -y con la familia contenta-, decidí aprender cocina y fotografía en profundidad. Aprendí de grandes maestros en ambos campos y todavía sigo haciéndolo. En la actualidad mezclo recetas, técnicas e historias de cocina con fotografía en El Oso con Botas.