Bienvenido!

Receta pan de Calatrava con panettone

Pan de Calatrava con panettone

Receta pan de Calatrava con panettone

Damos la bienvenida al año haciendo un pan de Calatrava con panettone, para aprovechar restos de las Fiestas. Está de más decir que lo podéis sustituir también por roscón de reyes, o sencillamente por pan, o bollería que nos haya sobrado y queramos darle salida.

La receta del pan de Calatrava, que muchos consideran murciana, es muy antigua y está presente en muchas regiones. En algunas zonas de Castilla la Mancha se hace con pan de centeno, almendras y anís. En otras usan el pan de cruz, y nosotros, ni cortos ni perezosos, hemos usado panettone.

Os recomendamos hacerlo en un molde rectangular para pan, al parecer de ahí su nombre, aunque también puede ser una terrina rectangular, o un molde circular. Y para servirlo será imprescindible contar con una fuente con bordes, por ejemplo esta de Emile Henry os vendrá como anillo al dedo.

Receta de pan de Calatrava con panettone

Ingredientes:

  • 150 g de azúcar
  • 80 ml de agua
  • Un litro de leche fresca
  • La corteza de un limón
  • Una rama de canela
  • 400 g de panettone
  • 5 huevos
  • 100 g de azúcar
  • Nata montada para decorar

Elaboración:

  • Calentamos el horno a 150º C., y ponemos al fuego los 150 g de azúcar con el agua hasta tener un caramelo. Cubrimos el fondo y los bordes del molde rectangular con el caramelo. Reservamos.
  • Echamos la leche en un cazo junto con la corteza de limón, la rama de canela y el azúcar, y calentamos. Cuando empiece a hervir, tapamos, retiramos del fuego y dejamos en infusión 30 minutos.
  • Ponemos una cazuela con agua a hervir, para hornear el pan de Calatrava al baño María, y preparamos una bandeja de horno con un par de paños doblados en el fondo, así cuando estén cubiertos por el agua caliente la temperatura será la misma en los bordes y en la base del molde.

Receta pan de Calatrava con panettone

  • Cuando la infusión esté lista, y tengamos el agua caliente, batimos los huevos con unas varillas en un cuenco, luego añadimos el azúcar y continuamos batiendo un poco más.
  • Colamos la leche para eliminar la piel, la canela en rama y las natas que se hayan formado en la superficie. La añadimos al batido de huevos, mezclamos bien y volvemos a colar.

Receta pan de Calatrava con panettone

  • Añadimos el panettone troceado y mezclamos un poco para que se remoje bien con el batido.
  • Vertemos la preparación en el molde y nivelamos los trozos de panettone para que salga un pan con forma uniforme.

Receta pan de Calatrava con panettone

  • Ponemos el molde en la bandeja con paños en el fondo y vertemos el agua hirviendo en la bandeja hasta que cubra más o menos un par de dedos del molde. Horneamos durante una hora y media o hasta que una brocheta salga limpia al pincharlo.
  • Retiramos del horno y dejamos enfriar sin retirarlo del baño María. Cuando esté a temperatura ambiente lo retiramos, lo cubrimos con papel de aluminio y refrigeramos al menos ocho horas.

Receta pan de Calatrava con panettone

  • Cuando vayamos a servir el pan de Calatrava lo sacamos de la nevera y lo desmoldamos en una fuente rectangular.
  • Finalmente ponemos la nata montada en una manga pastelera y decoramos toda la superficie. Usad la boquilla que más os guste, nosotros hemos usado la Saint Honoré que nos encanta. Si aún nos quedan frutas confitadas de las fiestas, podemos usarlas en la decoración.

Receta pan de Calatrava con panettone

¿No os parece este pan de Calatrava con panettone un postre sencillo, rápido y con una pinta estupenda? Y recordad que para hacer la receta, podéis usar roscón de reyes, cruasanes… o pan que os haya sobrado.

Receta pan de Calatrava con panettone

Pan de Calatrava con panettone en plato de Ib Laursen

Print Friendly, PDF & Email
Raúl

Raúl

La cocina y la fotografía han sido, desde que era muy pequeño, dos de mis grandes pasiones. Disfrutaba en casa destapando las cazuelas en las que hervían los guisos y, apenas con seis años de edad, empecé a saborear la primera cámara que mis padres me regalaron por Navidades. Había que estudiar algo "respetable" y "serio", y mis primeros estudios se encaminaron a cursar la carrera de arquitectura. Ya con el título en la mano, y después de trabajar durante un tiempo en arquitectura -y con la familia contenta-, decidí aprender cocina y fotografía en profundidad. Aprendí de grandes maestros en ambos campos y todavía sigo haciéndolo. En la actualidad mezclo recetas, técnicas e historias de cocina con fotografía en El Oso con Botas.