Bienvenido!

Receta coca de San Juan rellena de chocolate

Coca de San Juan rellena de chocolate

Receta coca de San Juan rellena de chocolate

Mirad qué coca de San Juan rellena de chocolate os traemos para empezar a disfrutar del buen tiempo… Sí, el verano ya está aquí y la Revetla de Sant Joan, más conocida como la Nit del Foc o Nit de Sant Joan. ¡Tendremos que celebrarla!. ¿A que es un buen plan?

A la idea original de Entre Harinas, le hemos hecho algunos cambios en los ingredientes y en la elaboración, siguiendo esta receta de Coca de San Juan del blog. Básicamente es una masa enriquecida hecha con harina de fuerza, huevos y mantequilla, y aromatizada con licores y agua de azahar.

El relleno es una ganache hecha con chocolate negro al 70% de cacao, y la misma proporción de nata. Además, para la decoración, hemos usado rodajas de naranja confitada, piñones y azúcar, pero sé que sois muy creativos y podéis elegir vuestra propia decoración, seguro que os queda monísima de la muerte.

Receta de coca de San Juan rellena de chocolate

Ingredientes:

Para la masa:

  • 250 g de harina de fuerza
  • 60 ml de leche tibia
  • 30 g de levadura fresca
  • 5 g de sal
  • 40 g de azúcar
  • 1 1/2 huevos batidos
  • 50 g de mantequilla en pomada
  • 15 g de ron
  • 10 g de Grand Marnier
  • Agua de azahar al gusto
  • Huevo batido para dar brillo
  • Rodajas de naranja confitada y piñones para decorar

Para el relleno:

Elaboración:

  • Desleímos la levadura en la leche, mezclamos la harina con el azúcar y la sal en un robot de cocina, y añadimos la leche con la levadura, el agua de azahar, los licores, el huevo batido y la sal.
  • Trabajamos a velocidad media hasta que se hayan integrado todos los ingredientes y añadimos poco a poco la mantequilla en pomada.

Receta coca de San Juan rellena de chocola

  • Continuamos trabajando la masa a velocidad media hasta que se desarrolle el gluten o hasta que la masa se levante.
  • Guardamos la masa en un cuenco untado con un poco de aceite y cubierto con un paño, y la dejamos fermentar hasta que duplique su volumen. Podemos guardarla en la nevera toda la noche y al día siguiente sacarla una hora antes de extenderla, así tendrá más sabor.

Receta coca de San Juan rellena de chocola

  • Hacemos el relleno poniendo en un cuenco el chocolate troceado con la nata caliente, dejamos reposar 10 minutos y mezclamos muy bien. Dejamos templar un poco.
  • Pasamos la masa a la mesa de trabajo, dejamos reposar 10 minutos y dividimos en dos mitades con ayuda de una rasqueta.

Receta coca de San Juan rellena de chocola

  • Extendemos una de las mitades dándole forma de coca ovalada, la ponemos sobre una bandeja de horno cubierta con una lámina antiadherente. La untamos con 140 g de ganache procurando dejar los bordes sin relleno para sellar la coca.
  • Extendemos la otra mitad de la masa con la misma forma que le dimos a la primera, cubrimos la ganache y sellamos con los dedos los bordes. Pincelamos con huevo batido y dejamos fermentar hasta que casi duplique su volumen.

Receta coca de San Juan rellena de chocola

  • Calentamos el horno a 190º C. y cuando la coca haya fermentado volvemos a pincelarla y la rociamos con los piñones, mejor si los remojamos previamente para que no se quemen como se hace con todos los frutos secos que se hornean. Después se espolvorea todo con azúcar.
  • Horneamos durante 10 o 15 minutos o hasta que esté dorada. Retiramos del horno, la dejamos templar 15 minutos, la pasamos a una rejilla y la decoramos con rodajas de naranja confitada.
  • Una vez fría, escudillamos unas gotas rizadas con el resto de ganache usando esta boquilla.

Receta coca de San Juan rellena de chocola

¿A que os habéis quedado muertos con esta coca de San Juan rellena de chocolate? Pues ya podéis ir buscando el mejor chocolate para tenerlo en casa y hacer esta deliciosa receta para disfrutarla entre hoguera y hoguera en la noche de San Juan.

Receta coca de San Juan rellena de chocola

Coca de San Juan rellena de chocolate sobre plato de GreenGate

Print Friendly, PDF & Email
Raúl

Raúl

La cocina y la fotografía han sido, desde que era muy pequeño, dos de mis grandes pasiones. Disfrutaba en casa destapando las cazuelas en las que hervían los guisos y, apenas con seis años de edad, empecé a saborear la primera cámara que mis padres me regalaron por Navidades. Había que estudiar algo "respetable" y "serio", y mis primeros estudios se encaminaron a cursar la carrera de arquitectura. Ya con el título en la mano, y después de trabajar durante un tiempo en arquitectura -y con la familia contenta-, decidí aprender cocina y fotografía en profundidad. Aprendí de grandes maestros en ambos campos y todavía sigo haciéndolo. En la actualidad mezclo recetas, técnicas e historias de cocina con fotografía en El Oso con Botas.