Bienvenido!

Receta mousse de mascarpone, melocotón y nectarina

Mousse de mascarpone, melocotón y nectarina

Receta mousse de mascarpone, melocotón y nectarina

Mousse de mascarpone, melocotón y nectarina en tarros Weck

Estos tarros con mousse de mascarpone, melocotón y nectarina que os traemos son ideales para el verano. Refrescantes, deliciosos y muy vistosos a la hora de servir, sobre todo si elegís tarros Weck como los que hemos usado nosotros.

Esta revista inglesa nos propone escaldar melocotones y nectarinas con vainilla, piel de naranja, canela en rama y un poco de Grand Marnier, pero vosotros podéis usar albaricoques con fresquillas o paraguayas, que es la época, y están de vicio mezclados con queso mascarpone… ¡Si hay niños podéis prescindir del licor!

Os recomiendo que echéis un vistazo a todos los tarros que tenemos, seguro que encontráis uno que os guste para usar en esta receta. Servidos en combinación con estos platoscucharas y las servilletas de GreenGate harán de tu mesa de verano una verdadera envidia.

Receta de mousse de mascarpone y melocotón

Ingredientes (para 4 tarros):

Para los melocotones y nectarinas en almíbar:

  • 250 g de melocotones
  • 250 g de nectarinas
  • 200 g de azúcar
  • 2 cdas. de zumo de limón
  • Una vaina de vainilla partida por la mitad
  • Una rama de canela
  • La piel de una naranja
  • Un litro de agua
  • Una o dos cdas. de Grand Marnier

Para la mousse de mascarpone:

  • 100 g de azúcar
  • 2 yemas de huevo
  • 230 g de queso mascarpone
  • 2 claras de huevo montadas
  • 170 g de bizcochos de huevo (savoiardi)

Elaboración:

Para los melocotones y nectarinas en almíbar:

  • Hacemos un día antes una cruz a los melocotones y a las nectarinas con un cuchillo para escaldarlas.
  • Calentamos el agua, el azúcar, el zumo de limón, la vaina de vainilla, la canela en rama y la piel de naranja en una cazuela, y cuando hierva echamos los melocotones y las nectarinas. Dejamos que hierva a fuego moderado durante 12 minutos.

Receta mousse de mascarpone, melocotón y nectarina

  • Retiramos la fruta del almíbar con una espumadera, pasamos por agua fría y retiramos la piel tirando de los cortes que habíamos hecho.
  • Retiramos las semillas, cortamos la pulpa en gajos y la echamos en el almíbar junto con el Grand Marnier, que podéis sustituirlo por el licor que más os guste. Dejamos que enfríe y guardamos en la nevera hasta que vayamos a montar los tarros. Os sobrará bastante almíbar, no lo tiréis, podéis usarlo para calar bizcochos.

Receta mousse de mascarpone, melocotón y nectarina

Para la mousse de mascarpone:

  • Blanqueamos el azúcar con las yemas de huevo en un robot de cocina y añadimos de forma envolvente el queso mascarpone con ayuda de una espátula.
  • Añadimos las claras montadas a punto de nieve, siempre de forma envolvente.

Receta mousse de mascarpone, melocotón y nectarina

Para montar los tarros:

  • Llenamos el fondo de los cuatro tarros con la mitad con la mousse de mascarpone y cubrimos con bizcochos de huevo remojados en el almíbar de cocer la fruta.
  • Repartimos en los tarros la otra mitad de la mousse, cubrimos con los gajos de melocotón y nectarina, y refrigeramos al menos durante un par de horas.
  • Cuando los vayamos a servir los rociamos con un poco del almíbar y decoramos con bizcochos triturados y avellana crunch.

Receta mousse de mascarpone, melocotón y nectarina

Estos tarros con mousse de mascarpone, melocotón y nectarina no pasarán desapercibidos este verano, os lo aseguramos. Son un placer para el paladar que no pueden faltar en casa…Vais a repetir sin reparo.

Receta mousse de mascarpone, melocotón y nectarina

Mousse de mascarpone, melocotón y nectarina en plato de GreenGate

Print Friendly, PDF & Email
Raúl

Raúl

La cocina y la fotografía han sido, desde que era muy pequeño, dos de mis grandes pasiones. Disfrutaba en casa destapando las cazuelas en las que hervían los guisos y, apenas con seis años de edad, empecé a saborear la primera cámara que mis padres me regalaron por Navidades. Había que estudiar algo "respetable" y "serio", y mis primeros estudios se encaminaron a cursar la carrera de arquitectura. Ya con el título en la mano, y después de trabajar durante un tiempo en arquitectura -y con la familia contenta-, decidí aprender cocina y fotografía en profundidad. Aprendí de grandes maestros en ambos campos y todavía sigo haciéndolo. En la actualidad mezclo recetas, técnicas e historias de cocina con fotografía en El Oso con Botas.