Bienvenido!

Receta layer cake de Navidad

Layer cake de Navidad

Receta layer cake de Navidad

He aquí un layer cake de Navidad que sabemos que os va a encantar. Es ideal para estas Fiestas, que están casi a la vuelta de la esquina. Además, no es complicada de hacer y lo mejor es que los más peques de la casa os pueden ayudar a decorar esta tarta de Navidad.

El bizcocho os encantará, es una masa hecha con harina de repostería, claras de huevo, vainilla, levadura química, leche y gotas de chocolate. Para hornearlo hemos usado este molde, porque siempre da excelentes resultados y es una maravilla a la hora de desmoldar. Eso sí, tened en cuenta que vais a necesitar una lira para cortarlo.

El relleno y la cobertura es una especie de buttercream rápida, es decir, a prueba de inútiles: mantequilla batida con azúcar glas y aromatizada con vainilla. ¿Más fácil, imposible verdad? Pero lo mejor de la tarta es la decoración invernal hecha con nonpareils blancos, chips de coco y abetos hechos con coberturas de colores.

Toma buena nota de la cobertura de colores azul claro, verde oscuro y verde claro que tenéis que tener para los abetos. Además, para darle un toque más festivo, también necesitareis estos sprinkles: copos de nieve, perlas blancas y cristales de azúcar… ¡Ah, ¿que preferís otros sprinkles? Entrad aquí y elegid los que más os gusten.

Receta de layer cake de Navidad

Ingredientes:

Para el bizcocho:

Para la cobertura de vainilla:

Para la decoración:

Elaboración:

Para el bizcocho:

Receta layer cake de Navidad

  • Blanqueamos la mantequilla con el azúcar en un robot de cocina y vamos echando las claras una a una, añadiendo la siguiente cuando la anterior se haya incorporado completamente al batido.
  • Añadimos la leche en tres partes alternando con la harina y usando un batidor flexible, con la velocidad al mínimo. Cuando tengamos una masa homogénea añadimos las gotas de chocolate troceadas.

Receta layer cake de Navidad

  • Vertemos la masa en el molde y horneamos entre 40 y 50 minutos, o hasta que la punta de un termómetro para bizcochos se ponga roja.
  • Retiramos del horno, dejamos templar 15 minutos y desmoldamos. Dejamos enfriar sobre una rejilla antes de cortar el bizcocho en dos capas con ayuda de una lira.
  • Horneamos un segundo bizcocho, con las mismas cantidades, para que al final tengamos un layer cake de cuatro capas.

Receta layer cake de Navidad

Para la cobertura de vainilla y los abetos:

Receta layer cake de Navidad

  • Ponemos las brochetas sobre papel de horno o sobre una hoja antiadherente, y dibujamos abetos haciendo zigzag e intercalando los colores. Decoramos inmediatamente con los sprinkles copos de nieve, perlas blancas y cristales de azúcar. Dejamos endurecer o metemos en la nevera durante 15 minutos.
  • Para montar el layer cake ponemos una capa de bizcocho en un stand giratorio y rellenamos con 140 g de cobertura de vainilla, cubrimos con otra capa de bizcocho y rellenamos de igual manera. Terminamos de rellenar las otras dos capas de bizcocho de igual forma.
  • Cubrimos los bordes de la tarta con cobertura y dejamos la superficie sin cubrir. Refrigeramos durante media hora.

Receta layer cake de Navidad

  • Esparcimos de manera uniforme los nonpareils blancos sobre una bandeja de horno.
  • Con mucho cuidado hacemos rodar los bordes cogiendo la tarta de la superficie y la base con las manos.

Receta layer cake de Navidad

  • Ponemos la tarta en un stand, aplicamos cobertura en la superficie y cubrimos con las chips de coco.
  • Terminamos de decorar insertando los abetos, alternando colores y alturas para simular un bosque.

Receta layer cake de Navidad

La mejor manera de lucir este layer cake de Navidad es poniéndolo en un stand blanco decorado con cinta de raso y servirlo en estos platos. ¡A nosotros nos pirra este layer cake! Y a vosotros, ¿qué os ha parecido esta tarta de Country Living para las Fiestas de Navidad y Año Nuevo?

Receta layer cake de Navidad

Print Friendly, PDF & Email
Raúl

Raúl

La cocina y la fotografía han sido, desde que era muy pequeño, dos de mis grandes pasiones. Disfrutaba en casa destapando las cazuelas en las que hervían los guisos y, apenas con seis años de edad, empecé a saborear la primera cámara que mis padres me regalaron por Navidades. Había que estudiar algo "respetable" y "serio", y mis primeros estudios se encaminaron a cursar la carrera de arquitectura. Ya con el título en la mano, y después de trabajar durante un tiempo en arquitectura -y con la familia contenta-, decidí aprender cocina y fotografía en profundidad. Aprendí de grandes maestros en ambos campos y todavía sigo haciéndolo. En la actualidad mezclo recetas, técnicas e historias de cocina con fotografía en El Oso con Botas.