Bienvenido!

Receta tarta de San Valentín

Tarta de San Valentín

Receta tarta de San Valentín

Celebramos con esta tarta de San Valentín el famoso Día de los Enamorados, que está a la vuelta de la esquina. ¿A qué es muy chula y muy coqueta? Pues fácil y rica también, y si no me creéis probad a hacerla en casa para endulzar a vuestra media naranja y nos contáis qué tal.

Tendréis que hacer dos bizcochos usando moldes como este, también elaborar una buttercream estilo americano y decorarla con unos corazones facilísimos de hacer y hechos con cobertura roja y cobertura rosa de la marca británica PME.

La idea original nos propone también usar chocolate blanco para la decoración de corazones y darles color con estos colorantes, vamos que si no tenéis los candy buttoms que os hemos recomendamos, también podéis usar esa otra opción.

Receta de tarta de San Valentín

Ingredientes:

Para los bizcochos:

Para la buttercream:

Para la decoración:

Elaboración:

Para los bizcochos:

Receta tarta de San Valentín

  • Echamos la mantequilla y el azúcar en el vaso de un robot de cocina, blanqueamos y vamos añadiendo las claras una a una. Recordad no echar la segunda clara hasta que no se haya incorporado la primera.
  • Dividimos la leche y el tamizado de harina en tres partes y los añadimos al batido, alternándolas en tres partes. Usad un batidor flexible con la velocidad al mínimo.

Receta tarta de San Valentín

  • Dividimos la masa entre los dos moldes y horneamos entre 40 y 50 minutos, o hasta que la punta de un termómetro para bizcochos se ponga roja.
  • Retiramos del horno, dejamos templar 15 minutos y desmoldamos. Dejamos enfriar sobre una rejilla antes de cortar cada bizcocho en dos capas con ayuda de una lira.

Receta tarta de San Valentín

Para el relleno:

  • Batimos la mantequilla en el robot de cocina y vamos incorporando el azúcar glas poco a poco a poco, con la velocidad al mínimo.
  • Añadimos la vainilla y la sal, y continuamos batiendo mientras vamos agregando la leche hasta tener la consistencia deseada. Reservamos o la guardamos en la nevera si no vamos a usarla inmediatamente.

Receta tarta de San Valentín

Para la decoración:

  • Ponemos dos hojas de papel de horno o de silicona en la mesa de trabajo, mojamos la yema de un dedo con cobertura roja o cobertura rosa y manchamos formando una gota sobre la hoja. Volvemos a mojar la yema del dedo con la misma cobertura  y terminamos de formar un corazón.
  • Continuamos haciendo corazones de diferentes tamaños y alternando las coberturas de color. Dejamos secar y despegamos con cuidado. Reservamos.

Receta tarta de San Valentín

Para montar la tarta:

  • Montamos la tarta en un stand giratorio formando cuatro capas de bizcocho y tres capas de buttercream de 140 g cada una.
  • Cubrimos los bordes y la superficie de la tarta con una capa delgada de buttercream para tapar poros y migas, y refrigeramos unos minutos, o hasta que la cobertura haya endurecido.

Receta tarta de San Valentín

  • Retiramos de la nevera y aplicamos otra capa de buttercream a los bordes y a la superficie con ayuda de esta espátula. No es necesario que aliséis la cobertura, pero sí podéis hacer suaves remolinos para darle textura.
  • Pegamos los corazones  alternando colores y tamaño, pasamos la tarta al stand y servimos inmediatamente o refrigeramos.

Receta tarta de San Valentín

Esta tarta de San Valentín es nuestra propuesta para este año, pero tenéis aquí un montón de recetas que no os van a defraudar ni a vosotros ni a ninguno de vuestros amores en ese día tan especial.

Receta tarta de San Valentín

Print Friendly, PDF & Email
Raúl

Raúl

La cocina y la fotografía han sido, desde que era muy pequeño, dos de mis grandes pasiones. Disfrutaba en casa destapando las cazuelas en las que hervían los guisos y, apenas con seis años de edad, empecé a saborear la primera cámara que mis padres me regalaron por Navidades. Había que estudiar algo "respetable" y "serio", y mis primeros estudios se encaminaron a cursar la carrera de arquitectura. Ya con el título en la mano, y después de trabajar durante un tiempo en arquitectura -y con la familia contenta-, decidí aprender cocina y fotografía en profundidad. Aprendí de grandes maestros en ambos campos y todavía sigo haciéndolo. En la actualidad mezclo recetas, técnicas e historias de cocina con fotografía en El Oso con Botas.