Bienvenido!

receta tarta crepes dia madre

Tarta de crepes del Día de la Madre

receta tarta crepes dia madre

Tarta de crepes para mamá sobre stand de presentación

Esta tarta de crepes para el Día de la Madre es fácil y preciosísima; solamente hay que hacer las crepes con esmero para que tengan parecido tamaño, preparar una crema diplomática y montar la tarta, además, no necesitamos el horno para prepararla. ¡Vosotros podéis, que sí!

En nuestro artículo sobre cómo hacer crepes tienes todos los detalles que debes tener en cuenta para prepararlas bien, pero una de las cuestiones principales es disponer de una sartén antiadherente adecuada, que facilita muchísimo la tarea y permite hacer todas las crepes de parecido tamaño. La receta de las crepes procede de mi libro Sin azúcar ni mantequilla; aquí he usado solo la mitad de harina integral, en lugar del 100%.

Para el relleno de esta tarta hemos usado una de mis cremas de relleno favoritas, la crema diplomática, una magnífica simbiosis de crema pastelera y nata montada, aunque podéis poner un poco lo que os apetezca, desde lemon curd a buttercream pasando por nata montada sin más (mejor con estabilizante para que no se baje). Si usáis lemon curd tened en cuenta que es menos firme que un buttercream o la propia crema diplomática.

Tarta de crepes del Día de la Madre

Ingredientes (para una tarta de 22-23 cm):

Masa de crepes (para unos 20)

  • Seis huevos medianos
  • 500 ml de leche semidesnatada
  • Un pellizco de sal
  • Dos cdas. de aceite de oliva
  • 220-240 g de harina de repostería (o con la mitad de harina integral)
  • Un poco de mantequilla o aceite para la sartén

Crema diplomática

Elaboración:

Crepes

  • Pesamos todos los ingredientes en la báscula. Cascamos los huevos y los ponemos en un bol con la leche, la sal y el aceite de oliva. Agregamos 220 g de harina de repostería (o mitad repostería y mitad  harina integral) y mezclamos con batidora. Tapamos el bol y dejamos reposar una hora, porque la harina se va hidratando y la masa coge algo de cuerpo.
  • Una vez reposada, si vemos la masa muy líquida añadiremos una pizca más de harina, aunque es mejor probar haciendo una primera crepe antes de rectificar la masa.

receta tarta crepes dia madre

  • Ponemos a calentar una sartén antiadherente para crepes a fuego medio. Untamos con un poco de mantequilla y, cuando esté caliente, vertemos un buen cucharón de masa que extendemos inclinando la sartén o con un rastrillo para crepes, hasta ocupar toda la superficie.
  • Cocemos la primera crepe un par de minutos hasta que esté doradita por abajo y le damos la vuelta con una espátula para que acabe de hacerse 30 segundos por la cara opuesta. Según como haya quedado la primera crepe podemos corregir la consistencia de la mezcla, añadiendo más líquido o más harina.
  • Pasamos la crepe a un plato y tapamos con un paño. Continuamos preparando crepes hasta acabar la masa. Dejamos enfriar tapadas con el paño.

receta tarta crepes dia madre

Crema diplomática

  • Preparamos una crema pastelera, poniendo en un cazo la leche entera, el azúcar, los huevos, el extracto de vainilla y la harina de repostería. Mezclamos bien hasta eliminar los grumos de la harina (si queremos hacer la crema sin azúcar podemos usar este edulcorante).
  • Ponemos en un bol la gelatina con el agua fría para que se hidrate.
  • Calentamos la mezcla del cazo a fuego suave y sin dejar de remover con varillas para que no se formen grumos. Va muy bien controlar la temperatura con un termómetro; empieza a cuajar a partir de 65 ºC.

receta tarta crepes dia madre

  • Removemos enérgicamente cuando empiece a cuajar y hervimos un minuto; no hay miedo de que se corte porque el almidón de la harina lo evita. Calentamos la gelatina en el microondas unos segundos para que se licue, y la añadimos a la crema. Homogeneizamos. Tapamos con un plástico a piel y dejamos enfriar por completo.
  • Una vez fría la crema pastelera, ponemos la nata fría en un bol y la montamos en un robot o con varillas eléctricas, hasta que haga picos suaves, sin que llegue a estar dura; así se mezcla mejor.
  • Batimos la crema pastelera con una batidora de mano para fluidificarla un poco y homogeneizarla. Agregamos un cucharón de nata montada para hacerla aún más fluida, y mezclamos con espátula.

receta tarta crepes dia madre

  • Vertemos esta crema sobre la nata montada y mezclamos con movimientos suaves y envolventes, hasta homogeneizar.

Montaje de la tarta de crepes

  • Elegimos un bonito stand para presentar la tarta. Podemos colocar en la base un cartón para tartas si no queremos que la primera crepe se pegue demasiado al stand.
  • Colocamos la primera crepe y untamos una capa de crema diplomática con una espátula acodada. Colocamos la segunda crepe, que volvemos a untar; cada vez que coloquemos una crepe apretamos un poco con la mano o con una pala de pizza para distribuir bien la crema por toda la superficie.

receta tarta crepes dia madre

  • Seguimos así hasta terminar toda la crema; puede que sobre alguna crepe. Llevamos la tarta un rato a la nevera para que la crema se enfríe y coja firmeza.
  • No os aconsejo hacer la tarta mucho más alta de esto, porque a pesar de la gelatina que lleva la crema, el conjunto no es muy firme y las tartas altas tienen cierta tendencia a torcerse y tambalearse.
  • Para servir la tarta la adornamos con flores o podemos espolvorearla con azúcar glas, sin más.

receta tarta crepes dia madre

Tarta de crepes para mamá sobre plato de GreenGate

Me encanta esta tarta de crepes del Día de la Madre; las tartas de crepes son perfectas si no te apetece encender el horno, llevan poco azúcar en comparación con otros tipos de tartas y quedan superbonitas. Además, ¿a quién no le gusta una crepe con una crema deliciosa? Todo un acierto.

Print Friendly, PDF & Email
Miriam

Miriam

Traductora de inglés a español y química durante 15 años en una vida anterior. Vivo en un pueblecito cerca de Madrid, Galapagar, y trabajo en casa; soy una gran afortunada. Tengo pareja y dos niños con poca sensibilidad gastronómica. De momento. Pero por lo que estoy aquí es por mi afición a la cocina en general y a la repostería en particular, que me viene de familia, de mi madre y de mi abuela paterna. Y esta afición me ha llevado, además de a tener un blog de cocina con el que me lo paso pera, El invitado de invierno, a impartir algún que otro curso de cocina en la escuela de Madrid La Cocina de Babette.