14
octubre

Cómo hacer almíbar para calar bizcochos

 

Cómo hacer almíbar para calar bizcochos

El almíbar que hoy vamos a aprender a hacer es el que se utiliza para calar los bizcochos de nuestras tartas, y así cuando las vayamos a comer no nos resulten secas. Con las cantidades que os indico en la receta tendremos suficiente para almibarar tres bizcochos para layer cake de 15 cm, si necesitáis más almíbar sólo tendréis que aumentar las cantidades de agua y azúcar en partes iguales (si son 200 ml de agua, serán 200 g de azúcar).

Podemos aromatizar el almíbar con los que más nos guste, licores, fruta, pastas de fruta, cacao en polvo, especias…Si queremos darle un toque del licor, una vez apartado del fuego le agregaremos un chorrito al gusto. Si la tarta que vamos a almibarar la van a comer niños y queremos que tenga el sabor del licor pero no el alcohol, añadiremos el chorrito de licor junto con el agua y el azúcar, así conseguiremos que se evapore el alcohol y puedan tomar el bizcocho con total tranquilidad.

Si lo que queremos es que nuestro almíbar tenga un toque cítrico podemos, por ejemplo, añadir una piel de limón o naranja (sin la parte blanca para que no amargue) al agua y al azúcar y llevarlo todo a ebullición. Seguiremos este mismo proceso si queremos aromatizarlo con especias o con una vaina de vainilla. Después solo tendremos que retirar las pieles o las especias y ya tenemos el almíbar listo.

Cómo hacer almíbar para calar bizcochos

Ingredientes

  • 100 ml de agua
  • 100 g de azúcar

Elaboración

    • Ponemos el agua y el azúcar en un cazo a fuego medio, y lo llevamos a ebullición un par de minutos, hasta que el azúcar se haya disuelto por completo.

Cómo hacer almíbar para calar bizcochos

Cómo hacer almíbar para calar bizcochos

Ahora que ya tenemos el almíbar preparado procedemos a empapar nuestros bizcochos. Para ello pinchamos el bizcocho con un palillo, y ayudándonos de un pincel de silicona, lo aplicamos cuando todavía esté tibio. Si hemos preparado almíbar de sobra podemos guardarlo en un tarro en el frigorífico durante un par de semanas sin problemas.

 

Print Friendly