7
abril

Cómo hacer un ruffle cake paso a paso

 

Cómo hacer un ruffle cake paso a paso

Si no eres muy fan del fondant, o no se te da bien, no sufras, hay más alternativas para decorar tus tartas de la manera más bonita y espectacular, completamente libres de fondant. Hoy os traigo un tutorial para que decoréis vuestra tarta solamente con buttercream, gracias a la ayuda de una de mis boquillas favoritas, la formadora de pétalos, y en concreto con la número 104 de Wilton.

Es una de las boquillas a las que más miedo se le tiene, pero, sin lugar a dudas, os digo que es una de las más versátiles y con los resultados más bonitos que puedas encontrar. En definitiva, una buenísima compra. Te presento una de las formas más sencillas de utilizarla, perfecta para iniciarte en su uso. No te pierdas este tutorial del famoso ruffle cake.

Lo primero que debes conocer es cómo es la boquilla formadora de pétalos. Este tipo de boquillas, que puedes ver en la fotografía de abajo, puedes encontrarla de muchas marcas y tamaños. La más conocida es la 104 de Wilton, pero de esta misma marca tienes la 125, que es más grande, o la boquilla 102 que es más pequeña. Todas son iguales, solo distan en su tamaño. La que vamos a usar es la 104, la más habitual y la que te recomiendo para empezar. Puedes observar que tiene forma de gota de agua, con una parte más gruesa y otra más fina.

Cómo hacer un ruffle cake paso a paso

Lo primero que debes hacer es cubrir el bizcocho con una primera capa de buttercream, como puedes ver en la imagen. Es importantísimo que cumplas este paso, pues de lo contrario, las “columnas” del ruffle no tendrán donde agarrarse y pegarse, por decirlo de alguna manera. Cuando tengas esta primera capa lista, mete la tarta en la nevera. En el momento en que esté fría y dura, es cuando podemos empezar a trabajar.

Coloca la boquilla en paralelo a la tarta, con la parte gruesa mirando hacia ella, y la fina hacia el exterior. Empieza siempre de abajo hacia arriba, con movimientos en zig zag de derecha a izquierda, y sin dejar de apretar la manga hasta que llegues al final.

Cómo hacer un ruffle cake paso a paso

Yo uso mucho este tipo de boquilla, por lo que la tengo muy dominada, así como he hecho muchas veces esta tarta, por eso me atrevo a hacerla a ojo, pero si tú no tienes práctica y quieres asegurarte de que te salga perfecta, te diré un pequeño truco que te vendrá muy bien: con la ayuda de una regla, haz líneas paralelas formando secciones, con el ancho que más te guste y procurando que sea el mismo en todas. Te servirán de guía, de tal forma que todas tus columnas del ruffle quedarán rectas e iguales.

Cómo hacer un ruffle cake paso a paso

Una vez hayamos terminado todo el lateral de nuestra tarta, llega el momento de decorar la parte superior. Vemos cómo lo vamos a hacer. Como puedes ver en la imagen, de nuevo el lado grueso de la boquilla debe quedar mirando hacia la tarta, mientras que la fina hacia fuera. Lo que vamos hacer son pliegues, con el largo que a ti más te guste, pero empezando siempre desde el borde hacia el interior. Al principio la boquilla debe quedar muy acostada, pero a medida que te adentres hacia la parte central, verás que de forma natural irás levantándola hasta que quede casi perpendicular a la tarta.

Cómo hacer un ruffle cake paso a paso

Y este es el resultado final de nuestra preciosa tarta ruffle y que te aseguro igualmente sorprenderá a todo quien la vea por su evidente trabajo y belleza.

Cómo hacer un ruffle cake paso a paso

Algunos trucos y consejos:

  • Puedes utilizar la cobertura que más te guste, pero te recomiendo que evites los ganaches y optes mejor por usar buttercream. Por otro lado, procura no usar aquellas cremas de mantequilla que tiendan a quedar más líquidas. Necesitas un buttercream contundente, y quizás, para conseguirlo, debas añadir más azúcar glas a la receta.
  • Te recomiendo que decores tu tarta directamente en el stand o base en la que la presentes, pues una vez terminada, no debes moverla, ya que es muy fácil que se deforme y estropee.
  • A medida que hagas tu tarta, el calor natural de tu mano, “derretirá” el buttercream del final de la manga pastelera. Cuando veas que el buttercream empieza a estar más líquido, para de decorar y mete la manga pastelera en la nevera durante unos minutos. El tiempo justo para que tu buttercream se enfríe un poco y vuelva a ganar consistencia. Otro truco, con respecto a este problema, es mojar tus manos de vez en cuando con agua muy fría, para bajar su temperatura.
  • Para decorar la parte superior de tu tarta es muy recomendable que la coloques en una base giratoria, para trabajar con un resultado mejor y más rápido.
Print Friendly