Bienvenido!

pastel de patatas viudas 2

Receta de pastel de patatas viudas

pastel de patatas viudas 2Hoy hacemos un pequeño viaje por Irán, pasando por las cocinas de nuestras abuelas, y de vuelta nos marcamos una receta de pastel de patatas viudas ideal para esta época del año. Las dos recetas que mezclamos son: un kuku-ye sib-zamini  y unas patatas viudas. Los kuku son pasteles o tortillas de origen persa muy parecidos a nuestra tortilla de patatas, a la frittata italiana y la tortilla aggah de los árabes.

Los kuku son un plato muy popular en la cocina de Irán. Su origen, al tratarse de una cocina milenaria, es casi imposible de datar. Antiguamente se hacían en una sartén con tapadera y se ponía carbón caliente arriba y abajo hasta cuajarlas. Hoy en día es bastante común hacerlas al horno, que es como lo haremos nosotros.

El kuku-ye sib-zamini es una tortilla hecha con patatas que se suele condimentar con azafrán, con curry en polvo o con canela. Hay muchos otros tipos de kuku entre los que sobresalen los kuku vegetarianos hechos con hierbas aromáticas (perejil, cilantro y eneldo), los kuku de judías blancas, de judías verdes o de guisantes, y los kuku de carne.

Las patatas viudas son una receta típica de las abuelas por lo que existe un sinfín de variaciones que van desde guisarlas en agua con cebolla, ajo y laurel hasta incluir azafrán, almendras, tomate o tocino de jamón en el sofrito. Hoy haremos las patatas con un sofrito de cebolla, tomate, ajo, pimentón y laurel, y cuando las tengamos listas haremos una tortilla al horno utilizando la técnica persa de los kuku.

Receta de pastel de patatas viudas

Ingredientes:

  • 800 g de patatas
  • 300 g de cebolla
  • 100 g de tomate
  • 7 g de dientes de ajo picados finamente
  • Una hoja de laurel
  • Una cucharada de pimentón
  • 8 huevos L
  • Una y media cucharadas de harina
  • Una cucharadita de levadura química
  • Sal y pimienta negra recién molida al gusto
  • 125 ml de aceite de oliva virgen
  • Almendras o pistachos tostados para decorar
  • Perejil picado para decorar

Elaboración:

  • Pasamos las patatas por un rallador de verduras y calentamos el horno a 180º C.
  • Pasamos también la cebolla y el tomate por un rallador, pero más fino.rallamos las patatas y los tomate
  • Calentamos un poco de aceite de oliva en una cazuela y rehogamos la cebolla, el tomate, el ajo picado y el laurel durante cinco o siete minutos con el fuego al mínimo.
  • Añadimos la patata, un poco de agua o caldo de verduras, y el pimentón.hacemos un sofrito
  • Revolvemos con una cuchara de madera, colocamos la tapadera sin que cierre completamente  y dejamos cocer al mínimo hasta que la patata esté hecha, y no tengamos jugos de cocción.
  • Retiramos el guiso del fuego y lo reservamos en un cuenco.cocemos la patata
  • En otro cuenco cascamos los huevos y los batimos con unas varillas.
  • Añadimos la harina, la levadura química y salpimentamos al gusto.batimos los huevos
  • Añadimos el guiso de patatas y revolvemos con una cuchara de madera o con una espátula de goma.
  • Echamos la mitad del aceite en un molde de 20 centímetros de diámetro y lo metemos al horno hasta que esté caliente. mezclamos patatas con huevos
  • Sacamos el molde con ayuda de unas manoplas o guantes de horno y echamos el batido de huevos y patata. Horneamos durante 30 minutos.
  • Retiramos el molde del horno y vertemos el aceite restante por encima. Continuamos horneando otros 20 minutos o hasta que el huevo esté cuajado y el pastel muy dorado.horneamos
  • Retiramos del horno y lo dejamos templar antes de desmoldar.
  • Desmoldamos y servimos en una fuente para tartas. Decoramos con almendras o pistachos tostados y un poco de perejil picado.desmoldamos y servimos

Ahora me diréis que esta receta de pastel de patatas viudas es una tortilla, pues sí, lo es, pero con la ventaja de que no tenemos que volcar la tortilla para que se haga por el otro lado, y no tendremos que utilizar una gran cantidad de aceite para hacer la patata. Desde luego no pensamos cambiar nuestra tortilla de patatas por nada del mundo, pero sí podemos cambiarla de vez en cuando por un kuku suave y esponjoso. ¿Por qué no?

pastel de patatas viudas 1

Algunos consejos útiles:

  • Las patatas, la cebolla y el ajo también los podemos cocer en aceite de oliva, tal y como hacemos con la tortilla de patata.
  • Recomendamos que el molde no sea desmontable ya que al calentar el aceite se saldría por el fondo.
  • Podemos sustituir la patata por berenjenas, zanahorias o calabaza. A mí me gusta mucho hacerla de lombarda o de repollo.
  • Unos 100 g de jamón curado en dados pequeños, o 200 g de carne picada con 50 g de bacón, le vendría fenomenal al sofrito.
  • Como ya os he comentado antes, este tipo de tortillas al horno son típicas de Irán y suelen condimentarlas con curry en polvo o con hebras de azafrán, así que podéis experimentar cambiando el pimentón por la especia que más os guste.
  • En Irán se suelen decorar con azúcar glas, sobre todo cuando están condimentadas con curry
  • Es un plato que podemos servir en la temporada de Cuaresma o en la mismísima Semana Santa.
Print Friendly, PDF & Email
Raúl

Raúl

La cocina y la fotografía han sido, desde que era muy pequeño, dos de mis grandes pasiones. Disfrutaba en casa destapando las cazuelas en las que hervían los guisos y, apenas con seis años de edad, empecé a saborear la primera cámara que mis padres me regalaron por Navidades. Había que estudiar algo "respetable" y "serio", y mis primeros estudios se encaminaron a cursar la carrera de arquitectura. Ya con el título en la mano, y después de trabajar durante un tiempo en arquitectura -y con la familia contenta-, decidí aprender cocina y fotografía en profundidad. Aprendí de grandes maestros en ambos campos y todavía sigo haciéndolo. En la actualidad mezclo recetas, técnicas e historias de cocina con fotografía en El Oso con Botas.