15
julio

Receta fácil de paté de atún y mejillones

 

pate de atún 1Seguimos con nuestras recetas rápidas, ricas y refrescantes, y esta vez dejamos a un lado la repostería para pasar a la cocina elaborando una receta fácil de paté de atún y mejillones. Esta receta está pensada para todos en casa: desde los más peques hasta los mayores, pero sobre todo para aquellos que quieren controlar el colesterol malo sin renunciar a los placeres del buen comer.

Los patés gozan de mala fama cuando hablamos de lípidos, su contenido graso suele ser muy alto y generalmente los encargados de darle suavidad y textura son la manteca de cerdo o la mantequilla. Nosotros hemos sustituido toda esa grasa por un alto contenido de colesterol, ¡pero del bueno! usando frutos secos y semillas que aumentarán los valores nutritivos de nuestra receta.

Además de pensar en las grasas, también nos hemos preocupado en hacer una receta fácil que podáis elaborar en verano sin tener que estar mucho tiempo en la cocina y que, además, tengáis un paté sabroso para untar en unas tostas, acompañarlas con una ensalada o sencillamente cubrirla con hojas verdes o frutas. Tenéis que probarlo porque estamos seguros de que la vais a disfrutar tanto como nosotros.

Paté de atún y mejillones

Ingredientes:

Para cocer el atún y los mejillones:

  • 125 g de atún cocido
  • Un diente de ajo para cocer el atún
  • Una hoja de laurel para cocer el atún
  • 50 g de mejillones limpios y sin concha
  • 100 ml de vino blanco para cocer los mejillones
  • Un diente de ajo para cocer los mejillones
  • Una rama de perejil para cocer los mejillones

Para el paté de atún y mejillones:

  • 30 g de nueces
  • 10 g de almendras crudas
  • 8 g de semillas de lino
  • 10 g de semillas de calabaza
  • 10 g de semillas de girasol
  • 50 g de pimiento rojo asado troceado
  • 30 g de cebolleta troceada
  • La punta de un diente de ajo
  • 10 g de azúcar de panela o azúcar moreno
  • El zumo de un limón
  • Sal y pimienta negra al gusto
  • 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Caldo de cocer el atún y los mejillones

Elaboración:

  • Ponemos el atún en un cazo, cubrimos con un poco de agua y cocemos, no más de 15 minutos.
  • Tapamos la cazuela y dejamos enfriar a temperatura ambiente.cocemos el atún
  • Ponemos los mejillones con un diente de ajo machacado, el vino y la rama de perejil en una cazuela.
  • Tapamos la cazuela y cocemos a fuego muy alto hasta que se hayan abierto los mejillones. Retiramos del fuego y dejamos enfriar a temperatura ambiente.cocemos los mejillones
  • Retiramos los mejillones de las conchas y colamos el caldo.
  • En el vaso de una batidora de mano o de un procesador de alimentos ponemos el atún, los mejillones, las frutas secas, las semillas, el pimiento rojo, la cebolleta, el azúcar, el zumo de limón y el aceite de oliva.preparamos todos los ingredientes
  • Trituramos todo hasta formar una pasta.
  • Mezclamos los caldos de atún y de mejillones, y se lo echamos al paté poco a poco hasta obtener la textura que deseamos.trituramos
  • Salpimentamos al gusto y guardamos nuestro paté en un tarro de cristal en la nevera para que repose al menos durante ocho horas.
  • Sacamos nuestro paté de la nevera 15 minutos antes de servir y lo acompañamos con tostas de pan, un surtido de verduras crudas y hojas verdes, o rodajas muy finas de manzana.guardamos en la nevera

¿No sabíais que hacer de cena estas noches calurosas de verano? Os proponemos esta receta fácil de paté de atún y mejillones para comenzar, y estamos seguros de que tendréis una noche refrescante y poco pesada… ¡No os olvidéis de poner a enfriare una buena botella de vino blanco para acompañar esta rica receta!

paté de atún 2

Algunos consejos útiles:

  • Para hacer este paté también podemos usar atún y mejillones envasados al natural, y el agua que traen usarla para aligerar la densidad del paté.
  • Podemos añadir un poco de los caldos al paté para ayudar a la batidora a triturar mejor nuestra preparación.
  • Nuestra guarnición nos encanta, pero seguro que vosotros podréis encontrar muchas otras formas de disfrutar este paté y estaremos encantados de que nos las contéis.
  • Las semillas son opcionales, enriquecen las propiedades de la receta, pero podéis prescindir de ellas, no así de las nueces y las almendras que le aportarán suavidad y grasa a nuestro paté.
Print Friendly