Bienvenido!

tarta-fondant-bordes-perfectos

Vídeo-receta: Tarta de fondant con bordes perfectos

tarta-fondant-bordes-perfectos

Tarta de fondant con bordes perfectos sobre stand de cerámica pequeño rosa

En el vídeo de esta semana os muestro las herramientas y técnicas necesarias cubrir una tarta con fondant. Entre las herramientas que utilizo, también os muestro un juego de alisadores flexibles para conseguir un resultado increíble. Son súper prácticos y realmente marcan la diferencia en el acabado final.

Hay algunos trucos a tener en cuenta cuando cubrimos una tarta de fondant, pero lo más importante es utilizar un fondant flexible y resistente. También utilizo un sistema de aplicación de fondant que hace que sea mucho más sencillo. Estos tapetes nos permiten estirar el fondant sin necesidad de tocarlo o dejarlo al aire libre durante el proceso. Así, evitamos que se seque y ayudaremos a que no se rompa al ponerlo sobre la tarta.

Mi consejo es que no tengáis miedo al fondant, ya que con un poquito de práctica se pueden conseguir tartas muy bonitas y súper especiales para eventos y celebraciones. Espero que el tutorial os sirva de ayuda y veáis diferentes herramientas muy útiles, si queréis iniciaros o perfeccionar la técnica con fondant.

Tarta de fondant con bordes perfectos

Ingredientes:

Elaboración:

  • Para empezar, os recomiendo ver el vídeo anterior donde os explicaba más detalladamente cómo rellenar y cubrir una tarta con ganache y dejarla con los bordes perfectos. Para mí, la ganache es la mejor base antes de forrar una tarta con fondant.
  • En climas fríos y secos también podríamos utilizar buttercream, pero la verdad es que las coberturas de buttercream se derriten con facilidad. En cambio, la ganache se podría decir que es una cobertura todo terreno y apta para cualquier clima. Por eso os aconsejo que antes de cubrir una tarta con fondant, lo mejor es utilizar ganache ya sea de chocolate blanco, con leche o negro.
  • Dicho esto, y con la tarta ya preparada con ganache, empezamos amasando fondant. Debemos trabajar bien el fondant para que se caliente con el calor de nuestras manos. Es importante que el fondant quede elástico y maleable para que no nos salgan las temidas grietas a la hora de forrar la tarta. Si el fondant no está flexible, lo más probable es que se rompa. Por eso es muy importante trabajarlo bien antes de estirarlo. Recordad que también podéis teñirlo con colorantes comestibles para conseguir el color que queráis.
  • Una herramienta muy útil, son estos tapetes antiadherentes. En uno de los tapetes hay una tabla que nos indica, según las dimensiones de la tarta, el tamaño de la superficie de fondant que necesitamos estirar para cubrirla y la cantidad de fondant que debemos utilizar. También tiene unas líneas marcadas para que nos ajustemos perfectamente al tamaño deseado. Este sistema de aplicación de fondant también viene con otro tapete antiadherente que debemos colocar sobre el fondant. Así podremos estirarlo evitando que el fondant quede al aire libre y protegiéndolo para que no se reseque.
  • Para estirarlo utilizo un rodillo grande y unos aros que nos ayudarán a dejar el fondant con un grosor uniforme. En este caso, os recomiendo un grosor de 4 milímetros. Poco a poco estiramos el fondant entre los dos tapetes. Siempre intentando que al estirarlo quede lo más redondito posible. También podríamos estirar el fondant sin los tapetes, pero en ese caso necesitaríamos poner azúcar glas para que el fondant no se pegue al rodillo. La desventaja es que el azúcar glas reseca el fondant, haciendo que pierda elasticidad. Con la consecuencia que cuando forremos la tarta, corremos el riesgo de que se agriete o se rompa con más facilidad.
  • Una vez estirado, ponemos la tarta preparada con ganache sobre un plato giratorio. Quitamos el tapete superior y con el otro tapete trasladamos el fondant directamente sobre la tarta. Lo acomodamos para que quede bien centrado. Una vez esté listo, retiramos el tapete del fondant. Ahora que ya tenemos el fondant sobre la tarta ponemos azúcar glas y alisamos la parte superior.
  • Para los laterales, lo mejor es utilizar las manos. Así con el propio calor de nuestras manos hacemos que el fondant vaya tomando la forma de la tarta. No olvidéis ir poniendo azúcar glas sobre el fondant para que no se nos pegue a las manos.
  • Debemos hacer movimientos de un lado hacia otro. Así no tensamos el borde del fondant y evitaremos que se rompa. Este proceso requiere un poco de paciencia, pero si lo hacéis suavemente y poquito a poco, el resultado final será muchísimo mejor que si lo hacéis con prisas.
  • También debemos hacer todo lo posible para evitar que queden arrugas en el fondant. Un truquito es levantar un poquito el fondant y volverlo a posicionar.

tarta-fondant-bordes-perfectos-2

Tarta de fondant con bordes perfectos acompañada de menaje de la firma GreenGate

  • Cuando tengamos la mitad superior de la tarta bien lisa y fijada, os recomiendo trasladar la tarta a una superficie más elevada, así dejamos que el fondant caiga y será más sencillo dejar los laterales lisos y sin arrugas.
  • Los discos naranjas que veis, también nos resultan muy útiles ya que son antideslizantes y evitan que la tarta se resbale. Poco a poco conseguiremos una tarta con las paredes totalmente lisas.
  • Hecho esto, con un bisturí o un cuchillo bien afilado cortamos el sobrante inferior. Intentad ajustaros lo máximo posible a la base de la tarta, pero no os preocupéis si algo sale mal, ya que normalmente a las tartas de fondant se les pone una cinta, una tira o algún elemento para tapar el borde inferior. Así siempre se verán perfectas.
  • Trasladamos la tarta al plato giratorio. Le ponemos más azúcar glas y alisamos los laterales con una paleta alisadora. Así conseguiremos que el fondant quede con una superficie totalmente lisa y sin grietas.
  • Como veis, el borde ha quedado un poquito redondeado. Para conseguir que los bordes queden rectos, utilizaré este set de alisadores flexibles. Ponemos el alisador redondeado en la parte superior y el otro, lo colocaremos en los laterales de la tarta. Ya veréis que es muy sencillo y el resultado final quedará perfecto, ya que convertiremos este borde redondeado en un borde más recto. Poquito a poco vamos frotando los bordes de la tarta. En pocos segundos veréis los resultados.
  • Cuando terminemos, ya podemos ver el resultado final en los bordes. Con una brocha quitamos el exceso de azúcar glas que ha quedado en la tarta. Y no os preocupéis por el resto de azúcar. Ya que el fondant poco a poco lo absorberá y no se notará nada.
  • Para la decoración final de la tarta, he puesto cinta de raso en la base y una flor hecha con wafer paper.
Print Friendly
Pamela

Pamela

Todo empezó un San Valentín que decidí sorprender a mi marido con un pastel casero. Desde entonces, esta afición se ha convertido en mi estilo de vida. Fui adentrándome en el mundo de la repostería, probando nuevas técnicas y creando mis propias recetas. Me apasiona transmitir sensaciones, es por eso que junto a mi marido empezamos nuestro proyecto. Fuimos juntos a la universidad, ambos somos ingenieros y nos encanta la tecnología. Por eso decidimos crear Quiero Cupcakes BCN, un canal en YouTube donde expresar nuestra pasión por la repostería en forma de vídeo-recetas al alcance de todo el mundo.

4 Comentarios
  • Catalina Ruiz

    25 julio, 2017 at 20:17 Responder

    Con la receta de bizcocho de limón y relleno de dulce de leche ya es suficiente dulce, hay alguna manera de tener bordes perfectos sin añadir el dulce de la cubierta de chocolate blanco?

    Gracias

    • María Lunarillos

      10 agosto, 2017 at 15:51 Responder

      Hola Catalina:

      Puedes cambiar el relleno si quieres por otro que te resulte menos dulce.

      ¡Un saludo!

  • Nene

    18 agosto, 2016 at 12:57 Responder

    Hola que fondant usas se ve muy flexible, gracias

Envía un comentario