Bienvenido!

receta cordiales cabello angel

Cordiales de cabello de ángel

receta cordiales cabello angel

Cordiales de cabello de ángel sobre rejilla

Los amigos de Murcia conocerán perfectamente estos cordiales de cabello de ángel: un paquetito de mazapán envolviendo un corazón de cabello de ángel, dulce típico de la Navidad murciana que cumple con la condición de llevar almendra a tutiplén típica de los dulces de origen andalusí.

Las recetas de cordiales son todas similares, unas con más azúcar, otras con menos, pero nos hemos basado en esta, cambiando la esencia de limón por ralladura y disminuyendo un poco la cantidad de azúcar. El cabello de ángel que hemos usado es en conserva, pero si os sentís muy hacendosos/as, aquí encontraréis una receta de cabello de ángel casero.

Una de las características de los cordiales es que se colocan sobre obleas para cocerlos; nosotras hemos utilizado obleas rectangulares para turrón que hemos cortado en forma de círculos con una troqueladora de nuestra tienda. Las obleas quedan remonísimas y perfectamente a medida. Vamos con los cordiales, que son facilísimos.

Receta de cordiales de cabello de ángel

Ingredientes (para unas 25 unidades):

Elaboración:

  • Si disponemos de una batidora de vaso potente, podemos triturar la almendra en casa; pesamos las almendras en la báscula y trituramos hasta que estén finas, pero que no lleguen a engrasarse.
  • En un bol mezclamos la almendra molida con el azúcar pesado, con unas varillas.

receta cordiales cabello angel

  • Rallamos la piel del limón con un rallador y añadimos a la mezcla.
  • Cascamos uno de los huevos en un bol y añadimos a la mezcla de azúcar y almendra, con la pala y el robot en marcha a baja velocidad si disponemos de robot. Si no, lo haremos a mano amasando poco a poco.

receta cordiales cabello angel

  • Comprobamos la consistencia cuando esté incorporado el huevo; la masa es un poco pegajosilla, pero debe quedar sólida y ser posible amasar bolitas entre las manos sin gran dificultad. Si se nota demasiado seca (al aplanar una bolita no deben agrietarse los bordes), batimos el segundo huevo y vamos añadiendo poco a poco para no pasarnos, hasta que tenga una consistencia adecuada. Quizá no sea necesario añadirlo entero.
  • Usamos la troqueladora para hacer círculos de oblea que colocamos sobre una bandeja de horno forrada con papel de hornear (aunque este no es imprescindible).

receta cordiales cabello angel

  • Envolvemos la masa en plástico y la dejamos reposar una hora para que la almendra y el azúcar se hidraten, en la nevera por el huevo crudo.
  • Al cabo de ese tiempo, sacamos la masa y nos disponemos a formar los cordiales. Tomamos bolitas del tamaño de una nuez o de unos 35 g y las ahuecamos en la mano como se ven en la foto.
  • Rellenamos el hueco con una cucharadita de cabello de ángel y lo asentamos dentro con la propia cuchara. Cerramos los bordes con los dedos apretando para sellar.

receta cordiales cabello angel

  • Vamos colocando los cordiales formados encima de las obleas.
  • Cocemos los cordiales en el horno previamente calentado a 200ºC con calor arriba y abajo, unos 20 minutos, vigilando para que no se nos quemen por encima. Sacamos a enfriar sobre el papel a una rejilla. Cuando estén fríos podemos espolvorear con azúcar glas.

receta cordiales cabello angel

¿Qué os parecen estos cordiales de cabello de ángel para ir calentando motores para la Navidad? Si el cabello de ángel es de calidad el resultado es jugoso y adictivo… cuidadín, porque no podréis parar. Conservadlos cuidadosamente si los hacéis con antelación, porque como todo dulce con mazapán, se reseca con facilidad.

Print Friendly, PDF & Email
Miriam

Miriam

Traductora de inglés a español y química durante 15 años en una vida anterior. Vivo en un pueblecito cerca de Madrid, Galapagar, y trabajo en casa; soy una gran afortunada. Tengo pareja y dos niños con poca sensibilidad gastronómica. De momento. Pero por lo que estoy aquí es por mi afición a la cocina en general y a la repostería en particular, que me viene de familia, de mi madre y de mi abuela paterna. Y esta afición me ha llevado, además de a tener un blog de cocina con el que me lo paso pera, El invitado de invierno, a impartir algún que otro curso de cocina en la escuela de Madrid La Cocina de Babette.