Bienvenido!

Brazo de castañas, chocolate y naranja

Brazo de castañas, chocolate y naranja

Pasar una mañana en familia perdida en el bosque de Pinolere buscando castañas es un placer que no conocía. Es más, hace tan solo cinco años no sabía que las castañas cuelgan de un árbol envueltas en una cápsula espinosa, que caen al suelo cuando están maduras, que pinchan mucho si las coges sin guantes y que tienes que ponerlas al sol unos días para que se sequen un poco y se pelen bien. Y es que la primera vez que vi un castaño fue cuando vine a vivir a Canarias.

Descubrir un castaño que aún no ha encontrado nadie es como ganar el cupón de la ONCE (el del viernes no, que no estamos tan tontos). Y es que, después de recorrer mucho bosque e ir encontrando una castaña cada 100 metros, cuando encuentras un castaño perdido que tiene el suelo lleno de castañas que son solo para ti, te invade una alegría difícil de describir. Cuando llevas dos cestas llenas, sabes que ya no serán suficientes todas las recetas del mundo para usarlas, pero igualmente te cuesta mucho parar. A pesar de mi euforia recolectora, la comitiva que me acompañó cogió más castañas que yo: el paisaje era tan hermoso que no podía soltar la cámara de fotos.

Con esta receta participo en el I Concurso de Comida Silvestre promovido por Ajonjolí, del blog La flor del calabacín.

BRAZO DE CASTAÑAS, CHOCOLATE Y NARANJA

INGREDIENTES

Para la plancha de bizcocho:

  • 4 huevos
  • 120 g de azúcar
  • 120 g de harina
  • El zumo de 1 naranja

Para el relleno:

  • 350 g de puré de castañas (podéis aumentar esta cantidad, según queráis que predomine más o menos el sabor de las castañas)
  • 200 g de chocolate negro Nestlé Postres
  • 200 g de nata fresca espesa
  • 100 g de naranja confitada

Para decorar:

ELABORACIÓN

Para la plancha de bizcocho:

  • Se blanquean los huevos con el azúcar, batiendo con varillas durante 12-15 minutos (En Thermomix, con mariposa, 6 minutos, 37º, velocidad 3 y 1/2, y otros 6 minutos a la misma velocidad pero sin temperatura).
  • Se añade la harina, tamizada, y se mezcla suavemente. (En Thermomix, 6 segundos en velocidad 3).
  • Se vierte sobre una bandeja de horno cubierta con una lámina de silicona y se hornea a 180º durante 6-8 minutos.
  • Se saca del horno e, inmediatamente, se vuelca la plancha sobre un paño fino húmedo, se retira el silpat, que habrá quedado arriba, y se enrolla la plancha de bizcocho junto con el paño. Se deja enfriar así. De esta manera, no se romperá al enrollarlo después.
  • Se retira el paño y, con ayuda de un pincel, se cala la plancha con el zumo de naranja.

Para el relleno:

  • Se derrite el chocolate, se añade el puré de castañas y la nata, y se bate hasta que quede una mezcla homogénea.
  • Se corta la naranja confitada en trocitos muy pequeños y se mezcla con la masa anterior.
  • Se deja enfriar la masa del todo y se extiende sobre la plancha de bizcocho, se enrolla y se le recortan las puntas.

Para decorar:

  • Con ayuda de un colador, se espolvorea cacao puro en polvo sobre el centro del brazo y se disponen sobre él algunos anises estrellados y astillas de canela en rama.
  • Si queréis, también podéis pinchar algunos trozos más de naranja confitada sobre el corte del brazo, para que quede más bonito.

¡Y voilà!

Print Friendly, PDF & Email
María

Maria Lunarillos

Jiennensa de nacimiento pero tinerfeña de adopción (y corazón), me gusta encender el horno cuando viene lluvia, embadurnarme de harina mientras las gotas de agua golpean en la ventana y dejar que el olor a bizcocho y a tierra mojada impregnen juntos la casa. Soy compleja pero aspiro a ser simple, minimalista por dentro y por fuera. Y busco hacer lo mismo con mi cocina, para quedarme con lo más puro, lo más simple y lo más hermoso, porque la grandeza se esconde en los detalles más pequeños.