26
noviembre

Decoración navideña con glasa real

 

Decoración navideña con glasa real

Hace unas semanas os explicaba cómo podíais hacer decoraciones con chocolate para vuestros cupcakes, tartas o postres.  En aquella ocasión, como estábamos en vísperas de Halloween, os expliqué cómo realizar telas de araña. Hoy voy a explicaros cómo hacer una decoración navideña con glasa real

La técnica sería la misma, escogemos un motivo, lo dibujamos y sobre él delineamos con la glasa, luego ya sólo queda esperar a que se seque. Lo que vamos a realizar hoy es sólo un ejemplo, ya sabéis que todo depende de vuestra imaginación y de vuestras habilidades, si sois buenos dibujantes, que no es mi caso,  podéis crear un patrón y seguir la misma técnica.  

Me imagino que no hace falta decir que también podéis teñir la glasa real ¿verdad? Lo que sí tengo que advertir, es que estas decoraciones son muy frágiles, lo digo por experiencia, que más de una se me ha quedado en las manos, así que, manipularlas con mucho cuidado ¿vale?

Decoración navideña con glasa real

¿Qué vamos a necesitar para realizar este tipo de decoración? Cortadores de galletas, que nos servirán de guía para hacer el dibujo, un lápiz, un papel, fundas de plástico, de esas que venden en las librerías y que sirven para guardar los documentos, una manga pastelera y una boquilla del número 4.  ¡Ah! y por supuesto, la glasa real, cuya receta encontraréis en el post que hizo mi compañera Miriam sobre cómo hacer glasa para decorar galletas con albúmina.

Empezamos dibujando el motivo que hayamos escogido sobre una hoja de papel blanca. Una vez realizados todos los dibujos la colocamos dentro de la funda de plástico y la engrasamos con un poco de mantequilla, (esto nos ayudará a despegar el motivo una vez seco).  Ponemos la glasa real dentro de la manga y comenzamos a seguir el dibujo trazado.

Decoración navideña con glasa real

Rellenamos por completo el interior de nuestra figura si lo deseamos, o lo dejamos como en este caso semicubierto. Una vez terminado, lo dejamos secar  al aire completamente. El tiempo de secado dependerá de la humedad ambiental, así que tened paciencia.

Otra opción de decoración es que una vez seca la pieza, le hagamos adornos en otra capa superior. Puede ser en el mismo tono, o en otros colores, así de esta forma creamos figuras con volumen preciosas. Para utilizarlas no tenéis más que despegar las figuritas con mucho cuidado del plásticol, si tenemos una espátula incluso mejor, y adornar nuestros postres.

Ya veis que este tipo de decoración navideña con glasa real no tiene ningún misterio. El único consejo que os doy es que la glasa ha de estar espesa y es importante que dejéis secar bien los adornos, y sobre todo, cuando despeguéis los motivos del plástico, tenéis que hacerlo con sumo cuidado, como os comenté anteriormente, son extremadamente frágiles.

Print Friendly