Bienvenido!

como-conservar-las-galletas-300

Trucos y consejos para hacer y conservar galletas

Trucos y consejos para hacer y conservar galletas caseras

Si queréis conseguir unas galletas perfectas es importante que tengáis en cuenta estos consejos y trucos para que la masa de las galletas quede perfecta y obtengamos un resultado más que notable con nuestras galletas. Os explicamos además cómo conservar las galletas para que se mantengan frescas durante el máximo tiempo posible.

Cuando se trata de galletas tradicionales, el aspecto no es tan importante como cuando hablamos de galletas para decorar. Cuando decoramos galletas con glasa real o con fondant, buscamos que las galletas sean lo más planas posibles, sin burbujas y sin relieves; y esto no se consigue de cualquier forma, debemos tener en cuenta una serie de premisas que os detallaré a continuación.

Un factor a tener en cuenta a la hora de hacer nuestras galletas es, como todo en la cocina, una buena material prima. Tanto los ingredientes como el material deben ser siempre de calidad. No por ello significa que deban ser más caros, no debemos confundir calidad con precio, pero sí debemos escoger siempre los ingredientes frescos. En cuanto al material, vale la pena invertir en algunos productos hechos específicamente para hacer galletas. Os explicaré cuáles son los trucos y consejos para que os queden siempre perfectas.

Cómo hacer galletas

  • ¿Cómo sé que la masa de las galletas ya está amasada? Si amasáis con las manos sabréis que la masa está lista cuando deja de pegarse a los dedos. Si amasáis con un robot de cocina sabréis que vuestra masa está lista cuando se empieza a despegar de los lados del bol y empieza a formar una bola alrededor del batidor.

  • La mejor forma de estirar la masa es sobre un tapete de fiberglass o en su defento sobre papel de hornear. Pondremos además otro papel de hornear encima de la masa para evitar que se pegue al rodillo.

  • Para que la masa quede uniforme y del mismo grosor en toda su superficie, deberemos utilizar un rodillo de medidas o bien un rodillo normal combinado con unos listones o tablillas niveladores

estirar la masa con rodillo de niveles

      • Si la masa de las galletas está demasiado caliente (esto suele ocurrir en verano en épocas de calor o si somos personas con las manos muy calientes) nos costará más estirarla, es recomendable guardarla durante media hora en la nevera antes de estirarla.

      • Para cortar las galletas con la forma que queréis, es mucho mejor hacerlo sobre la masa estirada y muy fría, es decir, cuando la estiremos la colocaremos sobre una bandeja para galletas que quepa en nuestro estante de la nevera con el mismo tapete de fiberglass durante al menos dos horas. 

      • Para que  la forma sea perfecta meteremos los cortadores en harina antes de cortar la masa. Esto evitará que se nos queden restos de masa pegada al cortador.

      • Si queremos pasar las galletas cortadas a la bandeja de horno, siempre con el tapete de fiberglass o con papel de hornear, podemos utilizar una espátula para galletas: nos facilitará el trabajo y evitará que se deformen.

      • En el momento de meter las galletas en el horno, la bandeja de hornear debe estar a temperatura ambiente y el horno precalentado según indique la receta, con calor arriba y abajo, nunca con ventilador, así evitaremos que la masa coja aire y aparezcan burbujas.

      • Debemos dejar el espacio suficiente entre galleta y galleta en el momento de meterlas en el horno, debemos pensar que siempre se expandirán un poquito al hornear.

Cómo conservar las galletas

      • Las galletas se conservan durante un par de meses aunque su sabor y textura cambia a partir de la segunda semana, es por esta razón que se recomienda siempre consumirlas tras dos semanas de haberlas horneado.

      • Podéis conservar las galletas con papel de hornear entre galleta y galleta en un recipiente hermético o en latas para galletas.

      • Antes de guardar las galletas éstas deben haberse enfriado por completo. Lo haremos siempre sobre una rejilla enfriadora, si por el contrario las guardásemos estando todavía calientes, quedarían húmedas y blandas y no podríamos decorarlas a posteriori, además de estropearse su textura.

      • Si queréis, también se pueden congelar las galletas ya horneadas, se conservan perfectamente durante tres meses en el congelador dentro de un recipiente hermético. Para descongelaras sólo tenéis que dejarlas a temperatura ambiente, en media hora estarán descongeladas. Si tenéis prisa podéis introducirlas en el horno durante 10 minutos a 160ºC.

Trucos y consejos para hacer y conservar galletas caseras

Y como siempre, además de estos trucos y consejos para hacer y conservar galletas caseras, la práctica es un factor fundamental. Cada horno es un mundo, hay algunos que calientan más por la parte de arriba, otros por abajo, otros por un lado. Debemos conocer a fondo nuestro material y el clima en el que vivimos, hay muchas recetas que no se trabajan igual en el norte del país que en el sur o en la costa, la humedad juega un factor importantísimo en el amasado y en la conservación de nuestras galletas.

Print Friendly
Tags:
Carolina

Carolina

Desde que era una niña una de mis pasiones ha sido la repostería, colecciono libros de postres desde que tengo uso de razón. A los 18 años decidí estudiar Dirección Hotelera especializándome en postres y desde entonces he ido formándome continuamente hasta convertir mi hobby en mi profesión. Todo ello unido a otra de mis pasiones, la fotografía me han llevado a compartir mis creaciones con todo el mundo a través de mi blog: La cocina de Carolina.

39 Comentarios
  • Marisa

    22 diciembre, 2013 at 18:10 Responder

    Miles de gracias María, te sigo hace mucho y puedo decir que eres un encanto. Te deseo una feliz Navidad y te mando un abrazo fuerte.

  • yomisma

    22 diciembre, 2013 at 14:53 Responder

    ¡¡¡Mil gracias por este post!!! Felices fiestas!

  • Ana

    22 diciembre, 2013 at 10:35 Responder

    Muchas gracias por los consejos. Ahora mismo tengo en la nevera un par de bandejas de masa para enfriar y aplicaré alguno de los que habéis dado, porque siempre había algún pequeño “accidente”.
    Me encanta vuestro blog. ¡Lo leo y lo releo todos los días!

1 2 3 9

Envía un comentario