18
diciembre

Turrón de chocolate relleno de toffee crocante. Receta de Navidad

 

turron de chocolate relleno de toffee crocanteEn esta época el chocolate es uno de los anfitriones de honor en nuestra mesa, como ya hemos dicho en varias ocasiones. Los más pequeños de la casa (y los no tan pequeños) se vuelven locos al ver las mesas repletas de turrones, chocolates, mazapanes y un sinfín de deliciosas preparaciones de confitería elaboradas especialmente para la ocasión.

Como en nuestro blog ya tenemos un turrón de Jijona, un turrón de Alicante, un turrón de yema tostada y un turrón de chocolate con arroz inflado, esta vez nos pondremos en “modo chocolatier” y vamos a preparar una receta de turrón de chocolate relleno de toffee crocante para Navidad.

Usaremos un chocolate con leche, pero le añadiremos un poco de chocolate negro al 70% para aumentar el sabor a cacao. Podríamos hacerlo con un porcentaje de cacao menor, pero hemos preferido aumentar el porcentaje para contrarrestar el dulzor del relleno. También utilizaremos un molde de turrón de chocolate, un termómetro de cocina y para presentarlo una caja turrón lingote de oro.

El relleno de nuestro turrón anfitrión será un toffee (caramelo de origen inglés), que se puede hacer líquido o sólido, dependerá de la cantidad de azúcar, mantequilla y nata que añadamos. Nosotros haremos un toffee crocante a la hora de morder o cortar, pero a la vez suave por su alto contenido de azúcar invertido.

Turrón de chocolate relleno de toffee crocante

Ingredientes:

Para el relleno de toffee crocante:

  • 200 ml de nata espesa de crema fresca (crème fraîche)
  • 220 g de azúcar
  • 130 ml de azúcar invertido o miel
  • 30 g de mantequilla
  • Media cucharadita de aroma de vainilla
  • 5 g de sal
  • 10 nueces (opcional)

Para el chocolate:

Elaboración:

Para hacer el toffee crocante:

  • Mezclamos la nata, el azúcar y el azúcar invertido en una cazuela de doble fondo.
  • Calentamos la mezcla a fuego moderado sin dejar de remover con una cuchara de madera hasta que el azúcar se haya disuelto.mezclamos los ingredientes del toffee
  • Subimos el fuego para que la mezcla empiece a hervir y cocemos hasta que alcance 125º C en un termómetro de azúcar.
  • Retiramos del fuego inmediatamente, añadimos la mantequilla, el aroma de vainilla y la sal.añadimos la mantequilla
  • Echamos la mezcla en un molde de silicona para turrón para hacer una capa  de toffee. Debemos procurar que nuestra capa tenga como máximo un centímetro de altura. Le damos unos golpes contra la encimera para asentarlo y nivelamos.
  • Metemos las nueces en el toffee y dejamos que temple un poco sin que llegue a enfriar completamente.echamos en el molde
  • Retiramos la placa de toffee del molde cuando aún esté tibia y blanca.
  • Cortamos un centímetro longitudinal y otro transversal. Dejamos que enfríe completamente.desmoldamos el toffee

Para el turrón:

  • Fundimos 160 gramos de chocolate (podemos hacerlo al baño María o al microondas)
  • Atemperamos el chocolate tal y como nos explica Miriam en su publicación “Cómo atemperar chocolate“.atemperamos el chocolate
  • Rellenamos tan solo medio centímetro del fondo del molde de silicona que hemos usado antes. Dejamos templar hasta que el chocolate ya no esté tan líquido y aguante el peso del relleno sin que se hunda.
  • Colocamos el relleno en el centro del molde y sobre el chocolate.cubrimos el fondo de chocolate
  • Cubrimos con 160 gramos de chocolate atemperado y dejamos enfriar completamente.
  • Desmoldamos el turrón y lo envolvemos en un papel que nos guste, atado con una cinta de raso.cubrimos el toffee con chocolate

Este turrón de chocolate relleno de toffee crocante lo podemos guardar en una caja de turrón lingote de oro como las que vendemos en la tienda y decorarla con una cinta de raso. Será un regalo navideño perfecto para los peques de la familia o algún familiar o amigo cuya adicción sea el chocolate.

turron relleno de toffee crocante

Algunos consejos útiles:

  • El toffee lo podemos hacer incluso una semana antes de hacer el turrón.
  • También podemos añadirle alguna especia, algún aroma o los frutos secos que más nos gusten, y los incorporaremos al principio de la elaboración.
  • El chocolate puede ser de cobertura, chocolate con leche, chocolate negro o una mezcla para suavizarlo, el que más nos guste.
  • El templado es importante para obtener un buen acabado, brillo y una textura dura, pero puede hacerse sin este procedimiento. El resultado no será tan perfecto y cuando lo mordamos el chocolate será más blando, pero estará delicioso igual que el atemperado.
  • Nuestros turrones podrán guardarse a temperatura ambiente durante un período de 30 días, siempre y cuando lo hayamos atemperado. En caso de no haberlo hecho lo más recomendable será guardarlos en la nevera.
Print Friendly