Bienvenido!

Cómo hacer una peonia con papel de oblea

imagen-17

El papel de oblea, también conocido como papel de arroz o wafer paper, ha venido para quedarse. Es la última tendencia en el mundo del cake design y poco a poco va conquistando los corazones de todos los apasionados de la decoración de tartas y abriéndose camino en un área que sigue sorprendiendo por sus infinitas posibilidades.

Es un material muy versátil, de acabado elegante y larga caducidad, y además, tiene innumerables ventajas como su precio reducido cuando lo comparamos con otros materiales. El papel de oblea no necesita largos tiempos de secado en la elaboración de flores y se pueden conseguir bonitas decoraciones en muy poco tiempo. ¿Preparados para aprender a trabajar con este material?

Materiales:

Empezamos por imprimir la plantilla  que tenéis debajo, dimensionando al tamaño que queramos.

imagen 2c

Los números en el interior de los pétalos se refieren al número de piezas necesarias. Haremos un mezcla de colores gradual por lo que cortaremos los 3 pétalos pequeños y los 5 intermedios de rosa más oscuro (hemos usado el papel de oblea nº 7), 6 pétalos grandes de un rosa intermedio (hemos usado el papel de oblea nº 6), otros 6 pétalos grandes de rosa muy claro (hemos usado el papel de oblea nº 5) y, al final, los 6 pétalos grandes restantes de papel de oblea blanco. Además el centro se cortará de amarillo (papel de oblea nº 17).

imagen 3

Cortamos todos los pétalos y el centro de la flor utilizando la plantilla previamente imprimida. Para ello, vamos a aprovechar la transparencia del papel para repasar la forma del pétalo con un lápiz. Cortamos el cuadrado que lo rodea y así vamos cortando otros iguales, tantos como necesitemos.

imagen 4

Ponemos por encima de los demás el cuadrado donde hemos dibujado el pétalo y cortamos todos de una vez. Para piezas que no contengan detalles muy minuciosos como son estos pétalos, podemos cortar hasta 6 de una sola vez.

imagen 5

Una vez cortados todos los pétalos, les damos un corte por la línea blanca que la atraviesa. Además, daremos varios cortes verticales al cuadrado del centro hasta la línea marcada en la plantilla.

imagen 6

Por último, utilizando un lápiz no tóxico dibujamos dos hojas en una hoja de papel de oblea verde (hemos usado la oblea nº 21), que sean más largas que los pétalos grandes de la flor. Una vez dibujadas, las cortamos con las tijeras y les damos unos pequeños cortes a su alrededor.

imagen 7

Amasamos el fondant, hacemos una bolita y la aplastamos hasta que tenga cerca de 5 cm de diámetro.

imagen 8

Utilizando un pincel, colocamos un poco de pegamento comestible en la bolita de fondant. A continuación, colocamos las hojas verdes previamente cortadas, de forma que queden bien pegadas.

imagen 9

Para poder dar movimiento a los pétalos de la flor, les vamos a aplicar piping gel en el reverso rugoso del papel (el lado que presenta una textura similar a la del pétalo, como veis en la figura a continuación). Para ello utilizamos un pincel plano, aplicamos un poco en la zona de arriba del pétalo, empezando por los pétalos blancos.

imagen 10

Cogemos uno de los pétalos, le damos la vuelta quedando con el reverso que tiene el piping gel para abajo, y le aplicamos pegamento comestible en la base. Pegamos las dos puntas cruzándolas un poco. Cuanto más en el interior de la flor pongamos un pétalo, más tendremos que cruzar estas dos puntas de la base.

imagen 11

Colocamos pegamento en la base del pétalo y lo situamos en el círculo de fondant, lo más exterior posible y le damos movimiento con los dedos en las puntas donde hemos puesto el piping gel.

imagen 12

Colocamos toda la capa exterior siguiendo el mismo procedimiento. Cada capa de pétalos grandes contiene 6 pétalos. Una vez terminado, colocamos las dos siguientes capas de pétalos empezando a crear el gradiente hacia el interior. Colocamos los pétalos de la segunda capa intercalándolos siempre con los de la capa anterior. Acuérdate de que hay que cerrar más los pétalos interiores, para que la flor empiece a cerrar también.

imagen 13

Una vez colocados todos los pétalos grandes, le ponemos la capa de 5 pétalos intermedios y de 3 pétalos pequeños, cerrando los pétalos más todavía.

imagen 14

Para terminar la peonia nos falta el centro. Para ello colocamos pegamento comestible en la base del cuadrado amarillo donde no hemos cortado. Enrollamos bien el papel hasta conseguir una especie de cepillo.

imagen 15

Colocamos un poco de pegamento en la base del centro y lo pegamos en el interior de la flor.

imagen 16

Terminamos dándole un toque más brillante y sedoso aplicándole spray lustre y ya está lista para decorar tus tartas.

imagen 1

Puedes hacer esta misma flor utilizando diferentes colores para los pétalos o utilizando solamente uno. Además, podrás utilizar esta misma técnica para hacer otro tipo de flores que acompañen a la peonía en la decoración de tus tartas. ¡Échale imaginación y disfruta!

 

Si te gustan estas flores, recuerda:

  • En nuestra tienda tenemos todos los utensilios para que puedas realizarlas, incluidas las obleas para flores, en 23 colores diferentes, que puedes ver haciendo clic aquí.
  • Si quieres aprender a realizar muchas más flores, la autora de este post, Sandra Amaral, de My Sweet Art, imparte maravillosos talleres presenciales y online. Puedes visitar su escuela haciendo clic aquí.

 

Print Friendly, PDF & Email
Sandra

Sandra Amaral

Química de profesión, he empezado a compaginar el amor por los matrices y el amor por los moldes y el fondant. Desde hace algún tiempo, mi pequeña adición por la repostería creativa ha dejado de ser un hobby y hoy puedo decir que es parte de mi carrera profesional. Me he formado con importantes cake Designers nacionales e internaciones y, en este momento, imparto cursos en España y Portugal. Recientemente, he creado una plataforma de cursos online de repostería, donde desde tu casa puedes aprender conmigo a hacer increíbles tartas y galletas.