2
febrero

Boquillas rusas: cómo hacer flores de buttercream

 

Boquillas rusas

Seguro que muchos os preguntáis a menudo si un producto cumple con lo que promete. O si es tan sencillo de utilizar cómo parece o dice el fabricante. Por eso, en esta ocasión, os quiero hablar de las boquillas rusas. Un producto que promete un bonito resultado de una manera rápida y fácil.

Kit de 6 boquillas rusas

Dicho esto, me propuse a probar estas nuevas boquillas por mí misma y hacer un vídeo decorando una tarta y unos cupcakes. El resultado lo podéis ver vosotros mismos. ¡La verdad es que yo he quedado encantada!

Cupcakes decorados con boquillas rusas

Para utilizar estas boquillas, necesitamos hacer una buttercream consistente, así que en el vídeo he incluido la receta para preparar buttercream y os muestro cómo colorearla. También os enseño cómo rellenar la manga pastelera con distintos colores, para conseguir una composición floral con toques realistas. Y para completar las composiciones de flores, no pueden faltar las hojas, ya que dan contraste a las flores y hacen que se vean más naturales.

Esta es una manera muy rápida de decorar con buttercream ya que podemos hacer flores de manera sencilla y conseguir unas decoraciones muy bonitas. Me encanta combinar colores para obtener diferentes composiciones florales, y lo mejor de todo es que en pocos minutos tenemos una tarta decorada. Si habéis probado otras técnicas para hacer flores con buttercream pétalo a pétalo, sabréis perfectamente que se puede tardar mucho más tiempo en decorar una tarta como esta.

Boquillas rusas, uso en tarta

Después de ver el tutorial en vídeo, seguro que os parece mucho más fácil conseguir decoraciones florales con buttercream. Espero que pongáis los consejos en práctica para hacer vuestros propios diseños.

 

Puedes comprar las boquillas rusas en la tienda, haciendo clic aquí

 

Receta de buttercream consistente para hacer flores con boquillas rusas

Ingredientes (para decorar una tarta):

Elaboración:

  • Para la buttercream empezamos poniendo la mantequilla en la batidora y con la pala KA, la batimos unos segundos a velocidad media. Cuando se haya ablandado un poquito, subimos la velocidad al máximo y la batimos durante 5 minutos. Es importante que la mantequilla esté a temperatura ambiente así será más fácil que se ponga blanquita y cremosa.
  • Con un colador de malla fina tamizamos todo el icing sugar. Batimos a velocidad bajita para que el icing sugar no salga volando. Cuando veamos que se ha absorbido un poco, subimos a máxima velocidad y batimos durante 5 minutos más. Para obtener una buena buttercream, necesitamos que quede consistente pero sin quedar demasiado densa. Por eso utilizo la misma cantidad de mantequilla que de icing sugar.
  • Ahora, vamos a darle sabor. Voy a utilizar extracto de vainilla para hacer una buttercream básica, pero recordad que existen un montón de esencias o extractos que podéis utilizar. Cuando el sabor esté bien repartido tendremos nuestra buttercream lista.
  • Para darle color voy a utilizar colorantes en pasta. Son muy intensos y con poca cantidad podremos colorear muy bien nuestra buttercream.
  • En un bol, ponemos la cantidad de buttercream que necesitemos y le agregamos unas gotitas de colorante. Removemos con una espátula hasta que tengamos un color homogéneo. Es mejor que le vayamos dando color poquito a poco. Así que si queréis un color más intenso, basta con añadir un poquito más de colorante y seguir removiendo. Cuando tengamos el color deseado, ya lo podemos reservar.
  • Os recomiendo utilizar colorantes en pasta y de buena calidad. Así nuestra buttercream no perderá consistencia y quedará perfecta. Además, también os durarán mucho porque con poca cantidad podemos darle un color intenso a la crema.

 

Print Friendly