Bienvenido!

receta semifrio frambuesa limoncello

Semifrío de frambuesa y limoncello

receta semifrio frambuesa limoncello

Este semifrío de frambuesa y limoncello aúna dos de los sabores más frescos del verano: el limón y la frambuesa, mira tú. Y además sabemos que cualquier postre con frambuesa nos va a lucir bonitísimo siempre. Un postre ideal para fiestas y convites.

Para los despistados que no sepan lo que es un semifrío, es un dulce que suele llevar nata montada, merengue o sabayón y que luego se congela. El resultado es un postre helado, pero que, al llevar mucho aire incorporado por el montado, no produce tanta sensación de frío en boca como un helado tradicional, de ahí su nombre.

Esta receta, que hemos tomado de BBC Good Food, es facilísima y se monta en un momento. Podemos  preparar el semifrío con antelación y tenerlo congelado bien envuelto para hacer la salsa y la decoración a última hora. Hemos usado uno de los bonitísimos y originales moldes profesionales que tenemos en la tienda, que permiten desmoldar de maravilla estos dulces.

Semifrío de frambuesa y limoncello

Ingredientes (para unas 8 raciones):

Semifrío

  • 120 g de frambuesas, frescas o congeladas
  • 80 g de azúcar
  • 250 ml de nata líquida (mínimo 35% de grasa)
  • Cuatro cdas. de licor limoncello *
  • 300 ml de crème fraîche **

* Si no queremos poner alcohol podemos sustituir el limoncello por la misma cantidad de zumo de limón y la ralladura de un limón. Aunque el limoncello tiene el efecto de ablandar y suavizar ligeramente el postre.

** No se puede sustituir la crème fraîche por otro lácteo, pero hoy día se encuentra ya en muchos supermercados. Y aquí tenéis cómo hacerla en casa.

Salsa de frambuesas

  • 225 g de frambuesas, frescas o congeladas
  • Dos cdas. de azúcar
  • Dos cdas. de limoncello (o zumo de limón)
  • Frambuesas adicionales para decorar

Elaboración:

Semifrío

  • Pesamos las frambuesas en una báscula y agregamos la mitad del azúcar (40 g). Chafamos las frambuesas con un tenedor y reservamos.
  • Ponemos la crème fraîche en un bol y la batimos ligeramente con un tenedor para que se fludifique. Reservamos.

receta semifrio frambuesa limoncello

  • Ponemos la nata líquida, bien fría, en un bol y montamos con un robot o unas varillas eléctricas. Cuando empiece a montar agregamos el limoncello (o el zumo y la ralladura del limón) y el azúcar, hasta que la nata haga picos suaves, no hay que montarla dura.

receta semifrio frambuesa limoncello

  • Añadimos la crème fraîche a la nata y mezclamos con una espátula y movimientos suaves y envolventes.
  • Agregamos las frambuesas machacadas y mezclamos solo muy ligeramente, sin homogeneizar.

receta semifrio frambuesa limoncello

  • Vertemos la mezcla del semifrío en el molde de plástico. Lo golpeamos ligeramente sobre la encimera para eliminar burbujas o pasamos una brocheta por toda la masa para que se asiente todo bien. Alisamos la superficie con una espátula y metemos el semifrío en el congelador por lo menos seis horas.

receta semifrio frambuesa limoncello

Salsa de frambuesas

  • Ponemos en un cazo las frambuesas con el azúcar y el limoncello, y llevamos a ebullición. Cocemos un par de minutos, al tiempo que deshacemos las frambuesas con una cuchara de madera.
  • Pasamos la salsa por un pasapurés para quitar las pepitas, recogiéndola en un bol, y dejamos enfriar.

Acabado

  • Cuando la salsa esté fría sacamos el semifrío del congelador. Pasamos muy brevemente por agua caliente, lo invertimos sobre una fuente y, presionando el fondo lo desmoldamos.
  • Adornamos con las frambuesas frescas y vertemos la salsa por encima.

receta semifrio frambuesa limoncello

Semifrío de frambuesa y limoncello en plato de postre, de GreenGate

Este semifrío de frambuesas y limoncello es el postre helado ideal cuando no tienes ganas de complicarte mucho en la cocina, cosa que suele suceder cuando el calorcillo aprieta. La salsa con su colorido le da el toque final para que dejes boquiabiertos a tus invitados. Que sí, que sé que lo quieres…

Print Friendly, PDF & Email
Miriam

Miriam

Traductora de inglés a español y química durante 15 años en una vida anterior. Vivo en un pueblecito cerca de Madrid, Galapagar, y trabajo en casa; soy una gran afortunada. Tengo pareja y dos niños con poca sensibilidad gastronómica. De momento. Pero por lo que estoy aquí es por mi afición a la cocina en general y a la repostería en particular, que me viene de familia, de mi madre y de mi abuela paterna. Y esta afición me ha llevado, además de a tener un blog de cocina con el que me lo paso pera, El invitado de invierno, a impartir algún que otro curso de cocina en la escuela de Madrid La Cocina de Babette.