Bienvenido!

Rosquillas

Cómo hacer rosquillas fritas

Rosquillas

Las rosquillas no es un dulce que haga mucho en casa, no porque no nos gusten, al contrario, nos las comemos como si de pipas se tratara, lo que pasa es que no tenemos por costumbre hacer muchas frituras en casa, ahora, el día que decidimos hacerlas, ¡disfrutamos de lo lindo!

Este dulce es muy fácil de hacer y podéis hacerlo de dos formas diferentes. Una es como os voy a mostrar yo hoy, con rosquillera, y la otra es con una masa más densa donde la forma de la rosquilla la hacemos directamente con las manos, cogiendo porciones de masa, haciendo una bolita y formando con los dedos el agujerito típico y característico de este dulce tan tradicional.

¿Qué manera es la mejor? No os sabría decir, aunque a mí, personalmente, me gustan más las hechas en rosquillera, me da la sensación de que son más ligeras. Ojo, no es que sean menos calóricas ¿eh? sino que la masa, al ser más líquida, la rosquilla queda como más liviana… Pero esto es como todo, a lo mejor a mí me gusta más sutil y a vosotros os gusta más contundente, os lo dejo a vuestra elección.

Rosquillas

Ingredientes:

  • 2 huevos
  • 125 ml de aceite de oliva suave o de girasol
  • 125 ml de leche
  • 250 g de azúcar
  • 500 g de harina floja tamizada
  • 1/2 sobre de impulsor químico o levadura Royal
  • La ralladura de un limón
  • Un chorrito de anís
  • Aceite de girasol para freír
  • Azúcar glas o normal para rebozar

Elaboración:

    • Batimos los huevos y a continuación añadimos los ingredientes líquidos: la leche, el aceite y el anís. Continuamos batiendo hasta conseguir que quede todo integrado.
    • A continuación agregamos los ingredientes secos, mezclamos todo y dejamos reposar la mezcla unos 30 minutos.

Rosquillas

    • Ponemos a calentar el aceite en una freidora y cuando esté bien caliente vamos presionando el émbolo de la rosquillera para que vayan saliendo las rosquillas. Dejamos que se doren y le damos la vuelta.

Rosquillas

    • Según las vayamos sacando del aceite, las vamos colocando sobre un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de grasa y las rebozamos con en el azúcar cuando aún están calientes.

Rosquillas

Rosquillas

Como veis es muy fácil hacer rosquillas. Para mí, lo único más engorroso es el momento de la fritura, no podéis hacer muchas a la vez porque crecen y se pegarían entre ellas, además tenéis que estar atentos de que no se os quemen y de la temperatura del aceite. Es fácil que se os doren rápidamente y que por dentro sigan crudas, pero tranquilos, ya le iréis cogiendo el truquillo a medida que las vayáis haciendo.

Print Friendly
Olga

Olga

Mi amor por la cocina es bastante reciente, pero mi amor por la fotografía viene de lejos. Ello me llevó a crear mi blog Nina’s Kitchen, un nexo de unión entre mis dos grandes pasiones. Hace unos años abandoné la profesión de toda una vida, para dedicarme a aquello que realmente me satisfacía: ¡fotografiar! En la actualidad me dedico profesionalmente a la fotografía infantil y gastronómica.

14 Comentarios
  • Margarida

    5 marzo, 2014 at 19:19 Responder

    Pero que perfectas quedan con la rosquillera! Si las hacemos manuales, tendremos que poner más harina?
    Besos

    • Olga

      Olga

      5 marzo, 2014 at 22:10 Responder

      Para hacerlas manuales debes usar otra receta.

  • May

    5 marzo, 2014 at 14:45 Responder

    Me encantan y viéndolas tan perfectas hechas con la rosquillera, me voy a plantear el comprarla, lo malo es que yo como las rosquillas como has dicho, como pipas… Besos!!!

  • Chonín

    5 marzo, 2014 at 11:56 Responder

    Hola, me encanta la receta, pero como puedo formar las rosquillas si no tengo “rosquillera”? Con manga pastelera?
    Gracias y enhorabuena por tu web, me encanta 😉

Envía un comentario