Bienvenido!

bundt cake de té matcha 1

Receta de bundt cake de té Matcha

bundt cake de té matcha 1

Hoy, como ya habéis leído en el título de nuestra entrada, preparamos otro bundt cake, pero esta vez nos vamos hasta oriente: a por un poco de ese famoso té verde que está siempre molido, que tiene un color intenso y que se conoce popularmente como té Matcha.

Esta vez haremos una receta de bundt cake de té Matcha con toffee de lima que estamos seguros de que os va a gustar mucho por la mezcla de sabores herbáceos del té y del cítrico de la lima, la textura cremosa y láctea del toffee, y sobre todo por ese color verde intenso que tendrá en su interior.

La base del bizcocho es lo que yo llamo un típico bizcocho de abuelas y que para muchos es el clásico bizcocho europeo. Es muy esponjoso y suave, montado a puro aire, y que no necesita levadura química, bicarbonatos de sodio, natas agrias, yogures ni buttercreams.

Para acompañarlo vamos a preparar una salsa de toffee que no llegaremos a caramelizar del todo para que no adquiera el típico color marrón del toffee, además le vamos a añadir ralladura de lima para aromatizarla. No perdamos más tiempo y vamos a por la receta de este delicioso bundt cake.

Budt cake de té Matcha

Ingredientes:

Para el almíbar simple de lima:

  • 250 g de azúcar
  • 250 g de agua
  • Una pizca de sal
  • 2 cucharadas de zumo de lima
  • La piel de una lima

Para el antiadherente:

  • 3 cucharadas de mantequilla
  • Una cucharada de harina

Para el bundt cake de té Matcha:

Para el toffee de lima:

  • 125 g de azúcar
  • 80 ml de agua
  • 50 g de mantequilla
  • 200 g de crema fresca (crème fraîche)
  • 5 g de sal gorda
  • Ralladura de 3 limas

 Elaboración:

Para el almíbar y el bundt cake de té Matcha:

  • Hacemos un día antes el almíbar simple de lima poniendo en un cazo el azúcar, el agua, la pizca de sal y la piel de lima.
  • Llevamos a ebullición y retiramos del fuego cuando el azúcar se haya diluido completamente. Tapamos, dejamos enfriar a temperatura ambiente y reservamos.preparamos el almíbar
  • Al día siguiente calentamos el horno a 170º C. Mezclamos la mantequilla y la harina del antiadherente, y pincelamos el interior de nuestro molde Heritage de Nordic Ware.
  • Tamizamos la harina junto con el té Matcha, con ayuda de un cribador, al menos dos o tres veces. Yo soy un poco exagerado con este tema y suelo tamizarlo siempre cinco veces.preparamos el molde de bundt cake
  • Batimos los huevos en un robot de cocina y añadimos la pizca de sal y el azúcar. Continuamos batiendo hasta alcanzar el punto de cinta o listón.
  • Añadimos de golpe la harina, pero con cuidado, y mezclamos en forma envolvente con una espátula de goma ancha.montamos los huevos y azúcar
  • Incorporamos la mantequilla fundida y continuamos mezclando de forma envolvente.
  • Llenamos el molde hasta tres cuartos de su altura, le damos un par de golpes contra la encimera para eliminar las burbujas de aire que pudiera haber en el interior, y lo metemos al horno. Horneamos de 25 a 30 minutos o hasta que salga limpia una brocheta después de introducirla en el bizcocho. añadimos la mantequilla
  • Retiramos el bundt cake del horno y lo dejamos templar de 10 a 15 minutos antes de desmoldarlo y ponerlo sobre una rejilla a enfriar.
  • Cuando esté a temperatura ambiente lo pasamos a un stand para tartas.horneamos el bundt cake

Para el toffee de lima :

  • Ponemos el azúcar y el agua en un cazo (mejor si es de doble fondo).
  • Calentamos hasta que un termómetro de azúcar marque 150º C. Debemos procurar que no se nos queme.hacemos el toffee de lima
  • Añadimos la mantequilla y la crema fresca, y dejamos cocer cinco minutos a fuego muy suave.
  • Retiramos el cazo, añadimos la ralladura lima junto con la sal gorda y mezclamos. Reservamos en un cuenco o en un salsero.añadimos la mantequilla y la crema fresca

Para servir el bundt cake de té matcha y el toffee de lima:

  • Pincelamos el bundt cake con almíbar de lima.
  • Rociamos un poco de toffee sobre el bundt cake, decoramos con flores comestibles (yo he usado malvas secas) o con juliana de lima, o con ambas. El resto del toffee y el almíbar de lima los servimos en salseras para que cada cual se sirva a su gusto.pincelamos con almíbar

No dudamos de que muy pronto os vais a poner a hornear esta receta de bundt cake de té Matcha con toffee de lima. Si lo hacéis, estaremos encantados de que compartáis con nosotros vuestra experiencia, eso sí, tomad buena nota de nuestra recomendación sobre el té matcha que os hacemos en “algunos consejos útiles” para obtener este chulísimo color verde.

bundt cake de té matcha 2

Algunos consejos útiles:

  • El té Matcha que hemos usado lo podéis encontrar en nuestra tienda. Es un té que incluye en su composición un poco del alga verde conocida como clorela (chlorella) que le aporta un color verde más intenso y que no cambia una vez horneado el bizcocho, cosa que suele suceder con muchos otros té Matcha cuando se les aplica calor. Este producto no se puede tomar directamente ha de ser cocinado previamente.
  • Podéis untar el molde con mantequilla y espolvorearlo con harina, como tradicionalmente se ha hecho. El antiadherente que os propongo se dora (o quema) menos que el tradicional por lo que me gusta mucho usarlo en bizcochos. Tampoco deja la típica costra o cascarilla en la superficie que suele aparecer con la técnica tradicional.
  • Si no os apetece añadirle el toffee de lima, lo podéis espolvorear con azúcar glas, pero el almíbar le da un toque muy rico y no lo eliminaría de la receta.
  • Cuando echéis la crema fresca y la mantequilla se apelotonará el caramelo, pero no os preocupéis: removedlo inmediatamente con cuidado para que se vaya diluyendo.
Print Friendly, PDF & Email
Raúl

Raúl

La cocina y la fotografía han sido, desde que era muy pequeño, dos de mis grandes pasiones. Disfrutaba en casa destapando las cazuelas en las que hervían los guisos y, apenas con seis años de edad, empecé a saborear la primera cámara que mis padres me regalaron por Navidades. Había que estudiar algo "respetable" y "serio", y mis primeros estudios se encaminaron a cursar la carrera de arquitectura. Ya con el título en la mano, y después de trabajar durante un tiempo en arquitectura -y con la familia contenta-, decidí aprender cocina y fotografía en profundidad. Aprendí de grandes maestros en ambos campos y todavía sigo haciéndolo. En la actualidad mezclo recetas, técnicas e historias de cocina con fotografía en El Oso con Botas.