3
febrero

Pie de frutas rojas. Receta para San Valentín

 

pie de frutas rojas 1

Pie de frutas en molde corazón ondulado para tarta

Seguimos en modo “14 de febrero” y esta vez vamos a preparar una receta de pie de frutas rojas para San Valentín usando nuestro molde Corazón de Emile Henry. Una tarta de frutas rojas que estamos seguros de que os va a gustar mucho, no solo por su presentación, sino también por su sabor.

Para la base y la cobertura vamos a preparar una pasta azucarada conocida también como “masa azucarada” o “pâte sucrée” enriquecida con almendras en polvo y mantequilla. El sabor es exquisito y tiene una textura muy delicada gracias a la almendra y al alto porcentaje de mantequilla, pero es un poco más difícil de trabajar y de mantener la forma, nada que no podáis dominar de forma rápida.

Usaremos fresas frescas, frambuesas y moras, pero también se pueden utilizar arándanos o grosellas. Y, para hacer la cobertura, vamos a forrar casi toda la superficie con corazones de pasta azucarada hechos con nuestros cortadores de corazón. Cuando ya esté fría y a punto para servir la espolvorearemos con un poco de azúcar glas.

Pie de frutas rojas

Ingredientes:

Para la pasta azucarada (pâte sucrée):

Para el pie de frutas rojas:

  • 650 g de frutas rojas frescas (fresas, moras, frambuesas, etc.)
  • 175 g de azúcar
  • 35 g de maicena
  • Un par de pizcas de nuez moscada
  • Un par de pizcas de canela en polvo
  • Una o dos cucharadas de crème fraîche
  • Una pizca de sal
  • Ralladura de uno o dos limones

Elaboración:

Para la pasta azucarada:

  • Mezclamos en un cuenco grande la harina con el azúcar, la pizca de sal y la almendra en polvo.
  • Añadimos la mantequilla en pequeñas nueces frotándola con la harina entre los dedos.

hacemos masa azucarada

  • Cuando tengamos la mantequilla completamente incorporada añadimos poco a poco el huevo batido mezclado con el vinagre hasta poder juntar la masa y formar una bola. No es necesario que echemos todo el huevo, solo lo necesario para juntar y hacer la bola de masa.
  • Tapamos el cuenco con papel film y lo guardamos en la nevera durante al menos dos horas, mejor si es toda la noche.

añadimos los huevos

Para el pie de frutas rojas:

  • Encendemos el horno a 180º C. y extendemos con un rodillo la mitad de la pasta azucarada.
  • Cubrimos el fondo y unas tres cuartas partes de los bordes del molde corazón de Emile Henry para hacer la base. Metemos en la nevera 20 minutos.

forramos el molde

  • Sacamos el molde de la nevera, cubrimos con papel de horno y ponemos pesos, o legumbres secas, para evitar que la masa suba o que los bordes se caigan cuando hagamos el prehorneado. Horneamos 10 minutos o hasta que veamos que la superficie de la masa esté seca. Retiramos del horno, quitamos los pesos y dejamos enfriar.
  • En un cuenco grande mezclamos las frutas rojas con el azúcar, la maicena, las especias, la pizca de sal, la ralladura y el zumo de limón, y la crème fraîche.

prehorneamos

  • Rellenamos la base prehorneada con las frutas rojas.
  • Extendemos la otra mitad de pasta azucarada sobre la encimera previamente espolvoreada con harina y cortamos corazones de diferentes tamaños usando los cortadores de corazón.

rellenamos

  • Cubrimos gran parte del relleno con los corazones empezando con los más grandes, por los bordes, y disminuyendo el tamaño de los corazón conforme vayamos llegando al centro de la tarta. Dejamos sin tapar el hueco central. Metemos en la nevera 20 minutos.
  • Pincelamos con huevo batido y horneamos hasta que la superficie esté dorada, y el centro haya empezado a hervir.
  • Retiramos del horno, colocamos sobre una rejilla y cuando esté frío lo espolvoreamos con un poco de azúcar glas, y lo servimos.

horneamos

Ahora solo falta preparar un rico café y degustar nuestro pie de frutas rojas el día de San Valentín. Ni siquiera será necesario desmoldarlo ya que el molde es tan bonito que merece la pena llevarlo a la mesa.

pie de frutas rojas 2

Pie de frutas sobre plato de postre de la firma GreenGate

Algunos consejos útiles:

  • Si os apetece bajarle el porcentaje de mantequilla a la pasta azucarada podéis hacerlo sin problema: bastará con añadirle solo 150 g.
  • Esta masa azucarada es un poco más difícil de trabajar que la normal, pero si os da problemas a la hora de extenderla se puede poner sobre el molde y con las manos irla extendiendo. La podéis sustituir por pasta quebrada (masa quebrada), será más fácil de manipularla y los corazones se deformarán menos, pero el sabor y la textura no serán iguales.
  • La almendra en polvo también es opcional y si se prescinde de ella no pasa nada, la pasta azucarada no la echará en falta.
  • El vinagre sirve para darle más elasticidad y fuerza a las masas actuando directamente sobre el gluten. Ayudará a poder extender mejor la masa y formarla, pero se puede prescindir de él.
  • Las fresas, las moras y las frambuesas las podéis sustituir por la otra que os guste más y lo mismo ocurre con las especias. El cardamomo y la ralladura de naranja también le vendrían muy bien a estas frutas, o incluso pequeños trozos de chocolate negro o con leche.
Print Friendly