Bienvenido!

Tartaletas de piña colada 1

Tartaletas de coco y piña colada

Tartaletas de piña colada 1

Tartaletas de coco y piña colada sobre platos de la firma GreenGate

Empiezo el mes con unas tartaletas de coco y piña colada muy fáciles de hacer. Esta vez no podréis decir que llevan mucho trabajo porque lo más complicado es hacer una crema de coco y un merengue, el resto es coser y cantar. Ya veréis que merienda nos vamos a montar con nuestros platos y paños de GreenGate y unas lilas recién cortadas.

Lo primero que necesitaremos será unos moldes de tartaletas con fondo movil y luego preparar la crema de coco que, en pocas palabras, viene siendo una crema pastelera hecha con leche de coco y coco rallado. La base de nuestras tartaletas será de galletas María, pero vosotros podréis usar la base que más os guste, al final de la publicación, en el apartado “Algunos Consejos Útiles” os doy algunas ideas.

También vamos a rellenar las tartaletas con mermelada de piña (casera o comprada) batida con zumo de lima y ron, pero lo que va terminar de darle el sabor original será un merengue hecho con el icing sugar sabor piña colada que tenemos en nuestra tienda.

Tartaletas de coco y piña colada

Ingredientes:

Para la base de galletas:

  • 400 g de galletas María
  • 80 g de azúcar
  • Un par de pizcas de sal
  • 100 – 150 g de mantequilla fundida aproximadamente

Para la crema de coco y piña:

  • 2 yemas
  • 60 g de azúcar
  • Una pizca de sal
  • 40 g de maicena
  • 400 ml de leche de coco caliente
  • 30 g de mantequilla en pomada
  • 40 g de coco rallado
  • 25 g de icing sugar sabor piña colada
  • 300 g de mermelada de piña
  • Zumo de media lima
  • Una pizca de sal
  • Una o dos cucharada de ron blanco

Para el merengue tostado:

Elaboración:

Para la base de galletas:

  • Calentamos el horno a 180º C, pulverizamos las galletas con ayuda de un batidor de mano y mezclamos con el azúcar, la mantequilla fundida y la sal.
  • Cubrimos el fondo y los bordes de seis moldes de tartaletas con fondo movil y formamos bien el centro con ayuda de una cuchara.

hacemos las bases de galleta

  • Colocamos papel de horno sobre cada tartaleta y llenamos con bolas de cerámica o legumbres secas.
  • Horneamos durante ocho minutos aproximadamente, retiramos el papel de horno y las bolas (o legumbres), y continuamos horneando durante tres minutos más.  Retiramos del horno y dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.

horneamos

Para la crema de coco y piña:

  • Batimos en un cuenco las yemas con el azúcar, la sal y la maicena.
  • Vertemos un chorretón de la leche de coco caliente y batimos enérgicamente con unas varillas para diluir el batido. Terminamos de echar el resto de la leche de coco.

hacemos la crema de coco

  • Pasamos por un colador y cocemos a fuego medio hasta que haya cuajado la crema.
  • Retiramos del fuego y añadimos la mantequilla y el coco rallado mientras continuamos mezclando hasta que se haya fundido la mantequilla.

colamos y cocemos

  • Pasamos la crema a un cuenco, frotamos con un poco de mantequilla para que no se nos forme costra y tapamos con papel film. Dejamos enfriar completamente.
  • Mezclamos en un cuenco la mermelada de piña, el zumo de lima, la pizca de sal y el ron. Cubrimos con papel film y reservamos.

preparamos la mermelada

Para hacer el merengue tostado:

  • Batimos las claras en robot de cocina con una pizca de sal y vamos añadiendo el icing sugar de piña colada poco a poco hasta montar.
  • Cuanto tengamos el merengue hecho le añadimos un chorretón de zumo de limón y guardamos en una manga pastelera con boquilla rizada.

hacemos el merengue

Para montar las tartaletas:

  • Batimos la crema de coco con los 25 g de icing sugar que nos faltaba por añadir a la receta y pasamos la crema a una manga pastelera con una boquilla lisa.
  • Escudillamos el fondo de cada tartaleta con crema de coco.

rellenamos con crema de coco

  • Cubrimos la crema con un par de cucharaditas de mermelada de piña.
  • Escudillamos el merengue sobre el relleno.

cubrimos con mermelada

  • Metemos al horno con el gratinador (grill) a tope para que se tueste el merengue, siempre teniendo el cuidado para no pasarnos con el tostado.
  • Retiramos las tartaletas del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla. Las guardamos en la nevera hasta la hora de servir.
  • Las desmoldamos poniendo un vaso pequeño abajo y con cuidado bajamos el aro. Decoramos con un poco de coco rallado espolvoreado por encima.

doramos el merengue

Podéis servir estas ricas tartaletas de coco y piña colada frías o templadas acompañadas de unos cuartos de lima para que cada uno se rocíe un poco sobre las tartaletas; la acidez aromática de la lima les dará un toque muy refrescante.

tartaletas piña colada 2

Algunos consejos útiles:

  • Hoy en día no es difícil encontrar leche de coco en el mercado, pero en el caso de que no la encontréis podéis hacerla en casa. Bastará con poner dos tazas de coco rallado en 625 ml de agua caliente o de leche (yo prefiero usar agua). Dejamos que se enfríe completamente y pasamos todo por un procesador de alimentos, a la velocidad más alta que se pueda. Pasamos el licuado por un colador de tela o por una muselina, y guardamos el coco para hacer una segunda leche de coco, pero más líquida (ideal para hacer postres orientales más ligeros).
  • Si no os importa liaros la manta a la cabeza podéis hacer vosotros la mermelada de piña. Bastará con pesar una piña limpia y cortada en pequeños dados y añadirle la mitad de su peso en azúcar. La dejáis toda una noche en reposo y al día siguiente le añadís el zumo de un limón, y una pizca de sal. Lleváis a ebullición y cocéis a fuego lento hasta que alcance aproximadamente 105º C.
  • Os recomendamos echar la mantequilla fundida poco a poco a las galletas pulverizadas hasta obtener una pasta. Necesitaréis más o menos gramos de mantequilla según el tipo de galletas que uséis.
  • La base de las tartaletas la podéis hacer de hojaldre, de pasta azucarada o incluso de, al menos, seis hojas de pasta filo pinceladas con mantequilla clarificada.
  • Si vais a servirlas templadas tened cuidado a la hora de desmoldarlas y emplatarlas, la base de galleta estará más suave y se podría romper fácilmente.
  • El tostado del merengue se puede hacer también con soplete, aunque yo prefiero hacerlo al modo tradicional (con el grill) porque es mucho más uniforme y le da un tostado más suave, y delicado.
  • El ron que se usa para hacer la piña colada es blanco, pero si no tenéis podéis usar ron añejo, un poco más común en nuestras cocinas. Cuidado con la cantidad que uséis, en este caso, ya que su sabor podría predominar demasiado.
Print Friendly
Raúl

Raúl

La cocina y la fotografía han sido, desde que era muy pequeño, dos de mis grandes pasiones. Disfrutaba en casa destapando las cazuelas en las que hervían los guisos y, apenas con seis años de edad, empecé a saborear la primera cámara que mis padres me regalaron por Navidades. Había que estudiar algo "respetable" y "serio", y mis primeros estudios se encaminaron a cursar la carrera de arquitectura. Ya con el título en la mano, y después de trabajar durante un tiempo en arquitectura -y con la familia contenta-, decidí aprender cocina y fotografía en profundidad. Aprendí de grandes maestros en ambos campos y todavía sigo haciéndolo. En la actualidad mezclo recetas, técnicas e historias de cocina con fotografía en El Oso con Botas.

3 Comentarios
  • Laura

    1 junio, 2016 at 11:35 Responder

    Tienen una pinta estupenda! La receta para cuántas unidades es, 6?
    Gracias!

    • Raúl

      Raúl

      2 junio, 2016 at 11:48 Responder

      Hola Laura, gracias por dejarnos tu comentario. Sí, la receta es para seis tartaletas de 10 centímetros de diámetro.

      • Laura

        2 junio, 2016 at 12:45 Responder

        Muchas gracias! Esta hay que hacerla ya!!

Envía un comentario