Bienvenido!

Receta de bagels f

Receta de bagels paso a paso

Receta de bagels f

¿Os gustan los bagels o beigels?, porque suponemos que a estas alturas ya sabéis que son unos panecillos salados en forma de donut. Si aún no los conocéis ya va siendo hora, y aquí estamos nosotros dispuestos a enseñároslos.

Una vez más hemos usado una receta de Peter Reinhart, eso sí, la hemos adaptado para poder usar los estupendos moldes para bagels de Lékué que ayudan mucho a la hora de darles forma. Es una receta que lleva harina de gran fuerza, melaza negra y un fermento del día anterior (poolish).

Para decorar estos panecillos, probablemente de origen polaco-judío, hemos usado semillas de amapola, semillas de hinojo y sésamo, pero eso lo dejamos a vuestro gusto. De todas maneras, más abajo encontraréis algunas sugerencias.

Receta de bagels

Ingredientes (para 6 bagels grandes o 12 pequeñas):

Para el poolish:

Para los bagels:

Elaboración:

Para el poolish:

  • Echamos la harina con la levadura y el agua en un cuenco. Mezclamos bien hasta tener una masa homogénea, pero líquida.
  • Tapamos con papel film, dejamos fermentar cinco horas a temperatura ambiente y guardamos en la nevera durante al menos ocho horas.

Receta de bagels 4

Para los bagels:

  • Sacamos el poolish de la nevera y pesamos la cantidad que necesitamos. Dejamos templar una hora aproximadamente.
  • En un tazón echamos el agua, la melaza negra y la sal, y mezclamos hasta que se haya diluido todo.

Receta de bagels 5

  • En un cuenco grande mezclamos la harina con la levadura, el poolish, y el agua de melaza y sal. Lo amasamos hasta que se unan todos los ingredientes. Se puede hacer en un robot de cocina a velocidad media, pero es una masa bastante dura y necesitará una máquina con potencia.
  • Trabajamos hasta obtener una masa homogénea, lisa y que al hacer una pelotita y extenderla se pueda formar una membrana translucida sin que se rompa (prueba de la membrana). Llegados a este punto ya se pueden formar los bagels o guardar la masa en la nevera y dejarla reposar durante toda la noche. De esta forma la calidad y el sabor se incrementará y al día siguiente podremos continuar con el siguiente paso.

Receta de bagels 6

  • Dejamos reposar la masa 20 minutos en un cuenco cubierto con un paño.
  • Dividimos la masa en piezas de 70 gramos aproximadamente, las boleamos, las cubrimos con un paño o con un papel film, y las dejamos reposar cinco minutos.

Receta de bagels 7

  • Hacemos un hueco en cada bola metiéndole un dedo en el centro y con la otra mano giramos la masa para irla estirando e ir dándole forma de anillo.
  • Introducimos un anillo de masa en cada molde para bagels y dejamos fermentar hasta que hayan crecido casi tres cuartos de su volumen original; entre una hora y media, y dos horas.

Receta de bagels 8

  • Calentamos el horno a 250º C. y ponemos a hervir una cazuela grande y alta con agua. Bajamos el fuego y dejamos que hierva muy suavemente.
  • Metemos los bagels con sus respectivos moldes en el agua durante 30 segundos, los sacamos y dejamos que escurran todo el exceso de agua.

Receta de bagels 9

  • Los rociamos con semillas de amapola, hinojo y sésamo al gusto y los horneamos inmediatamente durante 10 o 13 minutos.
  • Los sacamos del horno y los dejamos reposar hasta que estén templados.

Receta de bagels 10

Ahora solo nos queda disfrutar de estos ricos bagels. Y para ello nosotros hemos servido un poco de queso crema y salmón ahumado… ¡Y para mi gusto que no falte un cuenco con alcaparras! Así cada uno se rellenará los bagels a su gusto.

Receta de bagels 2

Bagels sobre plato de GreenGate

Algunos consejos útiles:

  • Tomad en cuenta que tanto el poolish como la masa final deben reposar para que el resultado sea mejor. Haceos un programa de tiempos para saber cuándo empezar a prepararlos.
  • Si decidimos guardar la masa en la nevera para mejorar su sabor lo recomendable es que la saquemos media hora antes para que se atempere antes de comenzar a formarla.
  • El agua para hervir los bagels debe cubrir completamente a los panecillos una vez fermentados. Sumergido el molde y soltadlo para que el solo suba a la superficie.
  • Para decorar podéis usar semillas de sésamo, de nigella, pipas de girasol, semillas de hinojo, cebolla frita, ajos fritos o sal gorda. Nosotros hemos mezclado sésamo negro y blanco, pero sois libres de elegir la decoración a vuestro gusto.
  • Los expertos recomiendan usar harina de gran fuerza para favorecer la textura chiclosa que deben tener estos deliciosos panes.
  • La melaza negra se puede sustituir por miel en las mismas proporciones.
  • Recordad que el tiempo de fermentación variará dependiendo de la temperatura ambiente.
Print Friendly
Raúl

Raúl

La cocina y la fotografía han sido, desde que era muy pequeño, dos de mis grandes pasiones. Disfrutaba en casa destapando las cazuelas en las que hervían los guisos y, apenas con seis años de edad, empecé a saborear la primera cámara que mis padres me regalaron por Navidades. Había que estudiar algo "respetable" y "serio", y mis primeros estudios se encaminaron a cursar la carrera de arquitectura. Ya con el título en la mano, y después de trabajar durante un tiempo en arquitectura -y con la familia contenta-, decidí aprender cocina y fotografía en profundidad. Aprendí de grandes maestros en ambos campos y todavía sigo haciéndolo. En la actualidad mezclo recetas, técnicas e historias de cocina con fotografía en El Oso con Botas.

No hay comentarios

Envía un comentario