Bienvenido!

Vídeo-receta: Nude cake de piña y coco

video-receta-tarta-pina-coco-3b

Nude cake de piña y coco sobre stand para tartas amarillo, de Ib Laursen

En este vídeo os mostraré cómo hacer una nude cake de piña y coco muy sencilla, pero con un resultado final precioso. Además de ser bonita por su decoración de flores naturales, es toda una delicia. Su bizcocho de piña y coco tiene un sabor exótico, muy sutil y que nos deja una frescura buenísima en el paladar.

En su interior nos espera una buttercream de coco acompañada de mermelada de piña colada. En el vídeo os muestro un truco muy útil para rellenar tartas con mermeladas u otros ingredientes sin que se salgan de su interior. ¡Es muy práctico! Y además así damos mucha jugosidad a su interior con un sabor intenso a piña gracias a la mermelada.

La decoración de esta tarta es muy fácil de hacer ya que no hay que dejar la tarta perfectamente cubierta. A mi parecer queda mucho más bonita si se ven partes del bizcocho; creo que así queda con un toque rústico muy chulo. Un estilo que le va perfecto por las flores naturales que adornan la parte superior y el topper que hemos colocado. Las flores le dan una viveza y un color que me encantan para tartas de boda o comuniones. Así que ya veréis lo fácil que es hacer una tarta como esta.

Nude cake de piña y coco decorada con flores naturales

Ingredientes (para unas 16 raciones):

Para el bizcocho:

Para el almíbar:

Para la buttercream de coco:

Para el relleno:

Para decorar:

Elaboración:

  • Para hacer el bizcocho empezamos batiendo los huevos a velocidad alta durante 5 minutos. Pasados los 5 minutos, añadimos el azúcar en forma de lluvia y dejamos que se integre durante un minuto más. Ahora llega el turno de agregar el aceite de oliva suave. Agregamos también la leche de coco y la piña triturada. Cuando veamos que todo se ha mezclado correctamente, con la ayuda de un colador, tamizamos la harina de trigo y la levadura química. Damos unos golpecitos al colador y en un momento lo tendremos todo tamizado. Añadimos la pizca de sal y batimos a la velocidad más bajita que nos permita la batidora. Cuando no veamos restos de harina en la masa, la tendremos lista para hornear.
  • Para esta tarta utilizaré 4 moldes de 15 centímetros de diámetro desmontables. Y antes de utilizarlos les pongo spray antiadherente para que después los bizcochos se desmolden fácilmente. Hecho esto, los trasladamos a una bandeja y repartimos la masa por igual en todos los moldes. Para ello, os recomiendo utilizar un cucharón o un racionador de helados. Una vez listos, los llevamos al horno precalentado a 180ºC con calor arriba y abajo y sin ventilador. En mi caso estuvieron listos en 30 minutos, pero recordad que el tiempo de horneado puede variar según el horno. Por eso, lo mejor es pincharlos con un palillo y verificar que realmente están hechos por dentro antes de sacarlo del horno.
  • Recién salidos del horno, los dejamos sobre una rejilla durante 10 minutos para que se enfríen un poquito. Pasado este tiempo ya los podemos desmoldar fácilmente gracias a que los moldes son desmontables y a que les hemos puesto el spray antiadherente. Y ahora sí, los dejamos sobre la rejilla para que enfríen por completo.
  • Una vez fríos, les recortamos la parte superior con una lira o cuchillo para dejarlos nivelados y del mismo tamaño, de esta manera la tarta nos quedará bien recta. Cuando tengamos todos los bizcochos listos, ya podemos hacer la buttercream.
  • Para hacer la buttercream ponemos la mantequilla a temperatura ambiente en la batidora y la batimos a velocidad alta durante 5 minutos para que se airee y se ponga más blanquita. Una vez lista, con un colador tamizamos el icing sugar. Para incorporar el azúcar, vamos subiendo la velocidad de la batidora poco a poco para evitar que el icing sugar salga volando. Y ahora sí, dejamos que se bata durante 5 minutos más a velocidad alta. Pasado este tiempo vamos a darle sabor a la buttercream con pasta de coco. Dejamos que se integre bien con el resto de ingredientes y ya la tenemos lista para montar la tarta.
  • Para montar la tarta, sobre una base para tartas ponemos unos puntitos de crema. Así fijamos el primer bizcocho a la base. Le agregamos un poquito de almíbar para que la tarta se mantenga jugosa por más tiempo. Ahora, ponemos una capa fina de crema en la superficie del bizcocho, y con una manga pastelera, hacemos un bordecito por todo el perímetro. En su interior voy a poner una mermelada de piña colada, y gracias a este bordecito no se saldrá y tendremos un sabor muy rico en el interior de la tarta. Cuando terminemos, repetimos el mismo proceso con el siguiente bizcocho.
  • Como veis, en este caso he hecho 4 bizcochos, por eso debemos hacer 3 rellenos. También podéis hacer la misma tarta con 3 bizcochos, pero con 4 capas de bizcocho, la tarta saldrá un poquito más alta y creo que quedará muy bonita con la decoración de flores.

video-receta-tarta-pina-coco-2

  • Una vez terminemos el tercer relleno, ponemos el último bizcocho boca abajo y lo almibaramos por la parte superior. Ahora vamos a poner un poquito de crema para hacer la cobertura. En esta ocasión vamos a darle un acabado muy utilizado en tartas de boda con flores naturales. No vamos a cubrir la tarta por completo, simplemente vamos a poner una capa muy finita de buttercream. Es como la capa recoge migas que siempre ponemos previamente a la cobertura final de las tartas. Este acabado me encanta porque requiere menos buttercream que otras tartas. Además, me parece más sencillo y es súper rápido de hacer. Cubrimos un poco la tarta y alisamos la cobertura. Ya veréis que en un momentito la tendréis lista. Nos llevamos la tarta a la nevera durante 15 minutos para que endurezca un poco la crema antes de poner la decoración final.
  • Una vez refrigerada, voy a decorar la parte superior con flores naturales. Debéis utilizar flores que estén libres de productos químicos o tóxicos, así que es superimportante que os aseguréis de que las flores que estáis utilizando sean aptas para decorar productos comestibles. Si queréis, podéis decorar la tarta formando una media luna, queda muy bonita, pero en este caso vamos a poner un topper con pajaritos enamorados.
  • Una vez puesto, rellenamos el resto de tarta con más flores hasta que se vea la parte superior bien frondosa. Terminamos poniendo hojas de la propia planta en los bordes para darle más contraste a la decoración y naturalidad a las flores.
  • ¡Y ya tenemos esta preciosa nude cake de piña y coco terminada! La verdad es que me encanta como se ven las flores naturales en la decoración de tartas, pero recordad que estas flores son decorativas y deben retirarse al partir la tarta.
Print Friendly, PDF & Email
Pamela

Pamela

Todo empezó un San Valentín que decidí sorprender a mi marido con un pastel casero. Desde entonces, esta afición se ha convertido en mi estilo de vida. Fui adentrándome en el mundo de la repostería, probando nuevas técnicas y creando mis propias recetas. Me apasiona transmitir sensaciones, es por eso que junto a mi marido empezamos nuestro proyecto. Fuimos juntos a la universidad, ambos somos ingenieros y nos encanta la tecnología. Por eso decidimos crear Quiero Cupcakes BCN, un canal en YouTube donde expresar nuestra pasión por la repostería en forma de vídeo-recetas al alcance de todo el mundo.