Bienvenido!

Receta borrachuelos malagueños 1

Borrachuelos malagueños de Navidad

Receta borrachuelos malagueños 1

¿Ya tenéis hechos los dulces para las Fiestas de Navidad? Nosotros esta vez os proponemos unos borrachuelos malagueños para Navidad y Año Nuevo. ¿Conocéis estas deliciosas empanadillas tradicionales de la repostería andaluza?

Estas delicias andaluzas son unas empanadillas dulces rellenas de confitura de cabello de ángel, pero también podéis encontrarlas rellenas de dulce de batata, o sin relleno alguno. Se fríen y se rebozan en azúcar granulado, o en miel clarificada. Nosotros hemos hecho de los dos tipos.

Vais a encontrar muchas recetas con aceite de oliva o con manteca de cerdo, o incluso con una mezcla de ambas. Nosotros hemos optado por esta última, pero podéis prescindir de la manteca sustituyéndola por la misma cantidad de aceite de oliva.

Para servirlas se nos ocurrió formar un pequeño árbol de Navidad alternando unos borrachuelos con azúcar y otros con miel, y coronado con un topper azúl estrella, en un stand de Miss Etoile. Estamos seguros de que esta Navidad disfrutaréis de estas pequeñas delicias con sabor a vino, matalahúva y sésamo.

Borrachuelos malagueños

Ingredientes (para 50 unidades):

  • 200 g de aceite de oliva
  • 75 g de manteca de cerdo
  • 25 g de matalahúva (anís en grano)
  • 25 g de sésamo (ajonjolí)
  • Un kilo de harina
  • Ralladura de una naranja
  • 60 g de azúcar
  • 125 ml de vino Málaga
  • 125 ml de vino manzanilla
  • 125 ml de licor de anís dulce
  • Un par de pizcas de sal
  • Un kilo de confitura de cabello de ángel
  • Aceite de oliva para freír
  • Azúcar o miel clarificada para rebozar

Elaboración:

  • Calentamos en una cazuela aceite, la manteca, el anís en grano y el sésamo. Le podemos poner la piel de una naranja o de un limón (o ambas) para aromatizar. Retiramos del fuego, quitamos la piel de cítrico si la hemos usado y dejamos templar. Hemos de tener cuidado de que no se nos quemen las semillas.
  • Echamos la harina en un cuenco grande, la ralladura de naranja, el azúcar, los vinos, el licor de anís, las pizcas de sal y el aceite con matalahúva y sésamo.

Receta borrachuelos malagueños 3

  • Trabajamos con las manos hasta formar una bola y continuamos trabajándola con los puños de las manos hasta que la masa sea homogénea y al extenderla no se pegue a la mesa de trabajo. Si estuviera muy pegajosa podemos espolvorear la masa con un poco de harina, y si estuviera muy seca podemos untarnos las manos con aceite y trabajarla un poco. La dejamos reposar media hora cubierta con un paño.
  • Hacemos pequeñas bolas de 30 gramos de peso aproximadamente y las extendemos con las palmas de las mano en forma ovalada o circular, o con un rodillo. Dejamos orear durante 20 minutos más o menos.

Receta borrachuelos malagueños 4

  • Marcamos cada pieza con un tenedor para formar canales y les damos la vuelta.
  • Rellenamos con una cucharadita de confitura de cabello de ángel,  doblamos como si fuera una empanadilla y hacemos un repulgue, o sellamos con un tenedor.

Receta borrachuelos malagueños 5

  • Calentamos bastante aceite de oliva y freímos en tandas de no más de cinco o seis piezas para no bajar la temperatura del aceite.
  • Removemos constantemente con una espumadera para obtener una corteza de color uniforme.
  • Cuando los borrachuelos estén dorados los sacamos y los rebozamos inmediatamente en azúcar. Si los queremos enmelar los dejamos enfriar y al día siguiente los metemos en miel caliente durante unos cuantos segundos. Al final de la receta, en “consejos útiles”, podéis encontrar las indicaciones de cómo hacer la miel clarificada y cómo enmelar.

Receta borrachuelos malagueños 6

Estos deliciosos borrachuelos malagueños los podéis servir como un dulce de Navidad, como el primer desayuno del nuevo año, o sencillamente como un pequeño tentempié en las vacaciones de Navidad y Fin de Año de los más peques de casa, junto con un rico vaso de leche caliente.

Receta borrachuelos malagueños 2

Borrachuelos de Málaga sobre plato de postre, de GreenGate

Consejos útiles:

  • Para enmelar los borrachuelos malagueños bastará con que llevemos a ebullición 250 ml de miel con 65 ml de agua. Bajamos el fuego al mínimo y echamos los borrachuelos. Los dejamos en la miel unos cuantos segundos y los retiramos con una espumadera. Los dejamos escurrir y enfriar sobre una rejilla.
  • Podéis usar medio kilo de harina de repostería tamizado con medio kilo de harina candeal (recia) como se hace en muchas recetas tradicionales.
  • Es muy importante que los borrachuelos a enmelar estén fríos, de lo contrario se estropearía la textura de la masa y no tendríamos una absorción adecuada de la miel clarificada.
  • El aceite de oliva se puede sustituir por manteca de cerdo, le dará una textura hojaldrada a la masa.
  • El vino Málaga se puede sustituir por cualquier vino de moscatel y la manzanilla por cualquier vino blanco seco, pero nosotros hemos preferido mantenernos dentro de la región andaluza.
  • Podéis aromatizar el aceite de freír con la piel de una naranja o de un limón.
  • Con esta receta salen aproximadamente 50 borrachuelos malagueños. Tendréis suficientes como para comer y regalar unos cuantos.
  • También podéis dividir la masa a la mitad para tener 25 piezas, o incluso hacer solo un cuarto de los ingredientes para que tengáis 12 borrachuelos.
Print Friendly, PDF & Email
Raúl

Raúl

La cocina y la fotografía han sido, desde que era muy pequeño, dos de mis grandes pasiones. Disfrutaba en casa destapando las cazuelas en las que hervían los guisos y, apenas con seis años de edad, empecé a saborear la primera cámara que mis padres me regalaron por Navidades. Había que estudiar algo "respetable" y "serio", y mis primeros estudios se encaminaron a cursar la carrera de arquitectura. Ya con el título en la mano, y después de trabajar durante un tiempo en arquitectura -y con la familia contenta-, decidí aprender cocina y fotografía en profundidad. Aprendí de grandes maestros en ambos campos y todavía sigo haciéndolo. En la actualidad mezclo recetas, técnicas e historias de cocina con fotografía en El Oso con Botas.