Bienvenido!

Vídeo-receta: Charlotte cake con frutos del bosque

charlotte_cake_1

En la vídeo receta de esta semana os muestro cómo hacer una Charlotte cake o tarta Charlota. Es una tarta que combina mousse, frutas y bizcochos a la perfección. Es una tarta sencilla que no requiere horneado, por eso siempre os quedará perfecta.

La Charlote cake se caracteriza por cubrir un molde con bizcotelas o soletillas y rellenarlo con una crema o mousse. En este caso, he utilizado frutas del bosque confitadas, pero también se puede hacer con mermeladas naturales.

Otra característica que me gusta mucho, es acompañarla con fruta natural. He utilizado fresas, moras y grosellas para acompañar el sabor de la mousse de frutos del bosque. Esta combinación hace de esta tarta muy equilibrada para servir como postre.

Para la decoración sólo necesitamos una cinta de colores para darle un acabado muy bonito. La tarta tiene un aspecto muy rústico, con las frutas, las bizcotelas y la cinta. Es perfecta para sorprender tanto por su sabor como por su belleza.

Charlotte cake con frutos del bosque

Ingredientes (para 12 raciones):

Para la charlotte cake

  • 400 ml de nata (>35% M.G.)
  • 300 g de fruta del bosque confitada
  • 5 hojas de gelatina
  • 80 g de azúcar
  • 50 ml de leche
  • 40 bizcotelas o soletillas

Para humedecer las bizcotelas:

  • 200 ml de leche

Para decorar:

  • 250 g de fresas
  • 125 g de moras
  • 100 g de grosellas
  • 25 g de moras deshidratadas
  • 25 g de frambuesas deshidratadas
  • Hojas de menta
  • Azúcar glas
  • Cinta para el lazo final

Elaboración:

  • Para hacer esta tarta, os recomiendo utilizar un molde desmontable de 18 centímetros de diámetro. Lo ideal es que tenga una altura de 8 centímetros cómo mínimo para poder sujetar mejor las bizcotelas. Con este molde, podremos desmoldar la tarta sin problemas y dejarla directamente el plato de cerámica.
  • En primer lugar, preparamos las bizcotelas. Las cortamos un poquito para dejar un extremo plano y que puedan aguantarse de pie en el molde. Para cubrir el molde que utilizo en esta tarta, necesitamos recortar 23 bizcotelas. Así que, seguimos cortando hasta obtenerlas todas.
  • Para hacer la mousse voy a utilizar fruta del bosque confitada. Es muy cómodo utilizar este formato, pero también podéis confitar vosotros mismos la fruta o utilizar mermeladas naturales. Vertemos el contenido del primer bote y para que la mousse no nos quede líquida, escurrimos el contenido del segundo bote, para únicamente agregar la fruta.
  • Ahora, con una batidora de mano, trituramos la fruta confitada para hacer un puré. De esta manera, tendremos la fruta repartida en la mousse de manera uniforme. Una vez triturada, la reservamos para más adelante.
  • En otro bol, ponemos agua bien fría y vamos introduciendo una a una las láminas de gelatina, asegurándonos de que queden totalmente cubiertas por el agua. Las dejaremos reposar así durante 10 minutos. Y mientras, vamos a montar la nata.
  • Vertemos la nata bien fría en la batidora y como veis, también he dejado en la nevera el bol y el globo para que estén muy fríos. Con el globo batimos a velocidad alta durante 2 minutos. Pasados los 2 minutos, añadimos el azúcar en forma de lluvia y dejamos que se bata 1 minuto más. Como veis, hemos obtenido una nata firme en muy poquito tiempo.
  • Ahora, calentamos la leche en el microondas. Una vez caliente, escurrimos cada una de las láminas de gelatina y las introducimos en la leche. En unos segundos las láminas quedarán completamente disueltas en la leche caliente. Agregamos una cucharada del puré que habíamos reservado en la leche para enfriarla un poquito. De esta manera evitamos el contraste de temperaturas al mezclar los ingredientes. Una vez disuelta la fruta, vertemos la leche en el resto del puré y con una cuchara removemos bien para que se integren todos los ingredientes.
  • Antes de mezclar la nata con el puré, igualaremos un poco las temperaturas. Así que añadimos una buena cucharada de nata en el puré. Mezclamos bien hasta integrarla por completo, así seguro que no se cortará la mousse cuando la mezclemos. Cuando esté bien integrada, vertemos todo el contenido sobre la nata y con una lengua repostera, lo incorporamos haciendo movimientos envolventes. Una vez integrada la dejamos a un lado mientras preparamos el molde.

charlotte_cake_2

  • Para montar la tarta empezamos mojando el lado más liso de las bizcotelas y las colocamos alrededor del molde, teniendo en cuenta que el lado que hemos mojado debe ir en la parte interior de la tarta. Así, dejamos el lado rugoso y rústico hacía fuera. Poco a poco vamos cubriendo con las bizcotelas todo el molde. Si se os dificulta un poco mantenerlas de pie, podéis poner bizcotelas totalmente empapadas en leche, en la base de la tarta. Así, aguantáis un poquito las bizcotelas de los bordes. Cuando terminemos de cubrir todo el molde, rellenamos la base.
  • Recordad que las bizcotelas de la base deben estar totalmente empapadas en la leche. Y las de los bordes sólo deben ir empapadas por el lado interior de la tarta. Una vez cubierta la base, ponemos la mitad de la mousse de frutos del bosque por encima. También podéis hacer la mousse de otro sabor o utilizar crema pastelera. Una vez puesta, con la misma cuchara, la aplanamos un poquito y la ajustamos a los bordes.
  • Ahora, volvemos a poner otra capa de bizcotelas completamente empapadas en leche. Aprovechad trocitos pequeños para cubrir todos los huecos posibles. Así, cuando cortemos la tarta, tendremos una capa homogénea de bizcotelas. Cuando terminemos, añadimos el resto de la mousse por encima y aplanamos nuevamente la superficie.
  • Hecho esto, la llevamos a la nevera durante un mínimo de 6 horas.
  • Para decorar la parte superior de nuestra Charlotte voy a utilizar: fresas, moras y grosellas naturales. También voy a ponerle un poquito de frambuesa y mora deshidratada para darle un toque diferente.
  • Pasado el tiempo de enfriado, vemos que la mousse ha endurecido, así que está perfecta para empezar a poner una capa de fresas. Para ello, previamente las habremos lavado y cortado por la mitad. Cuando terminemos, añadimos el resto de fresas por encima. Ponemos unas cuantas moras. Ponemos también unas ramitas de grosellas.
  • Como os dije antes, voy a utilizar fruta deshidratada para darle un toque extra de acidez muy rico. Con las manos, desmigajamos un poquito las moras y las frambuesas para repartirlas por encima. Para darle un toque verde, decoramos con unas hojitas de menta.
  • Preparamos un colador con azúcar glas y espolvoreamos un poquito por encima.
  • Ya sólo nos queda desmoldar la tarta con cuidado para verla en todo su esplendor. Limpiamos un poquito los bordes del plato. Le daremos el toque final haciendo un lazo con una cinta. Hacemos el lazo y recortamos las puntas. Podéis doblar la cinta por la mitad y cortar en diagonal las puntas para darle esta terminación.
  • ¡Nuestra charlotte cake con frutos del bosque ya está lista!
Print Friendly, PDF & Email
Pamela

Pamela

Todo empezó un San Valentín que decidí sorprender a mi marido con un pastel casero. Desde entonces, esta afición se ha convertido en mi estilo de vida. Fui adentrándome en el mundo de la repostería, probando nuevas técnicas y creando mis propias recetas. Me apasiona transmitir sensaciones, es por eso que junto a mi marido empezamos nuestro proyecto. Fuimos juntos a la universidad, ambos somos ingenieros y nos encanta la tecnología. Por eso decidimos crear Quiero Cupcakes BCN, un canal en YouTube donde expresar nuestra pasión por la repostería en forma de vídeo-recetas al alcance de todo el mundo.