14
diciembre

Vídeo-receta: Tronco de Navidad

 

video_receta_tronco_navidad_1

Tronco de Navidad sobre paño grande de cocina y menaje de la firma GreenGate

En la vídeo receta de esta semana os voy a mostrar cómo hacer y decorar un tronco de Navidad. En muchos países el tronco de Navidad es un postre clásico de esta Fiesta, por eso os voy a mostrar una forma sencilla, pero muy resultona, de hacerlo.

Para el bizcocho utilizo una masa sin impulsores químicos. Por eso para lograr una textura esponjosa, monto las claras y las yemas por separado. Después, las integro con delicadeza para que las claras montadas no pierdan el aire. Así obtendremos un bizcocho flexible, ligero y esponjoso. Muy recomendable para cualquier brazo de gitano que hagáis.

Para el relleno, hago ganache chocolate blanco y turrón. Es una opción más sencilla que hacer crema pastelera. Esta ganache queda muy ligera y cremosa. Para darle sabor a turrón utilizo pasta concentrada. Una combinación deliciosa que os recomiendo 100%. Aunque si lo preferís podéis hacer otras cremas, como por ejemplo de chocolate, café o praliné.

Para la cobertura utilizo ganache de chocolate negro. Es muy práctico trabajar con la ganache para darle el aspecto final de tronco de navidad. Y ya veréis en el vídeo que es mucho más sencillo de lo que parece. Con un tenedor logramos un efecto de corteza muy bonito.

Para terminar la decoración del tronco y darle un poquito de color, hago unas hojitas de acebo con fondant. Y para darle un toque nevadito, basta con espolvorear un poquito de azúcar glas por encima. Espero que os guste la receta y la hagáis para estas navidades.

Tronco de Navidad

Ingredientes (para 14 raciones):

Para el bizcocho:

Para el relleno:

Para la cobertura:

Para la decoración:

Para el almíbar:

Elaboración:

  • Para hacer el bizcocho empezamos batiendo las claras de huevo. Las batimos a velocidad media durante 8 minutos o hasta que estén totalmente firmes. Este bizcocho no lleva impulsores como levadura o bicarbonato por eso necesitamos espumar bien las claras para conseguir un bizcocho esponjoso. Cuando estén a medio montar, añadimos la mitad del azúcar. Ahora que ya están montadas del todo, las tapamos y las reservamos a temperatura ambiente.
  • En un bol aparte batimos un poquito las yemas y añadimos el resto de azúcar. Seguimos batiendo durante 5 minutos hasta que blanqueen y se pongan cremosas. Es el turno del extracto de vainilla. Con media cucharadita será suficiente para darle un toque de sabor. Batimos para que se repartir bien la vainilla. Ahora trasladamos las yemas a un bol más grande para mezclar mejor el resto de ingredientes.
  • Vamos a integrar las claras que montamos anteriormente con las yemas. Lo hacemos suavemente y con movimientos envolventes para que la mezcla no pierda consistencia. Poco a poco vamos incorporando las claras y las yemas hasta obtener una crema ligera y espumada. Cuando ya tengamos todas las claras integradas con las yemas, con un colador tamizamos la harina. Integramos la harina con la ayuda de una espátula, haciendo movimientos envolventes. Una vez lista, pasaremos la mezcla a una bandeja de horno, pero antes cubrimos la bandeja con papel para hornear y nos aseguramos de ajustar bien el papel a los bordes de la bandeja. Con una cuchara repartimos toda la masa.
  • Cuando tengamos toda la masa en la bandeja, igualamos un poquito la superficie con la espátula y la llevamos al horno precalentado a 170 ºC.
  • Recién salido del horno lo dejamos reposar 10 minutos sobre una rejilla. Pasados los 10 minutos, ponemos otro papel por encima para dale la vuelta y lo desmoldamos. Con cuidado, quitamos el papel con el que hemos horneado el bizcocho. Enrollamos el bizcocho, ahora que aún no se ha enfriado por completo, así luego podremos formar nuestro brazo de gitano más fácilmente y sin que se rompa. Y ahora sí, lo dejamos bien apretado con el papel de horno hasta que enfríe por completo.
  • Para hacer la cobertura ponemos el chocolate en un bol y calentamos la nata en el microondas. Cuando esté a punto de hervir la vertemos por encima del chocolate y dejamos que repose un minuto, así será más sencillo mezclar la nata con el chocolate. Cuando el chocolate se haya derretido por completo en la nata, agregamos la mantequilla. Seguimos mezclando hasta que la mantequilla se derrita totalmente. Una vez lista, la tapamos a piel con papel film. Para que adquiera consistencia, la dejamos reposar a temperatura ambiente.
  • Para hacer el relleno ponemos el chocolate en un bol grande y calentamos la nata en el microondas. Cuando esté a punto de hervir la vertemos encima del chocolate blanco. Igual que antes, dejamos que repose un minuto para que luego sea más sencillo mezclar ambos ingredientes. Integramos la nata con el chocolate y cuando el chocolate se haya derretido por completo, añadimos la pasta pura de turrón. Si no conseguís esta pasta, podéis utilizar turrón de Jijona derretido en el microondas con un chorrito de nata. O sino, también podéis hacerla con las esencias que más os gusten. Una vez tengamos la pasta de turrón bien disuelta en la ganache, la tapamos a piel. La llevamos a la nevera un mínimo de 2 horas. Pasado este tiempo, habrá endurecido y ya podremos montar nuestra ganache. La batimos a velocidad alta durante 1 minuto para volverla más blanquita y esponjosa. Así que está ideal para utilizarla de relleno.

video_receta_tronco_navidad_2

Tronco de Navidad sobre paño grande de cocina y menaje de la firma GreenGate

  • Para montar el tronco, primero lo desenrollamos con cuidado y lo despegamos del papel de horno. Os recomiendo ponerle almíbar en el interior, así aparte de estar esponjoso también tendrá un punto extra de jugosidad. Con el relleno en una manga pastelera, vamos haciendo tiras de ganache para cubrir el bizcocho. De esta manera, nos aseguramos de poner una capa uniforme de crema. Acordaos de no rellenarlo del todo, dejad unos centímetros sin relleno al final del bizcocho para cerrar mejor el brazo de gitano. Para enrollarlo, nos ayudamos del papel de horno haciendo presión con los dedos. Debemos enrollarlo de manera firme para que el relleno quede compacto.
  • Para hacer el tronco más real, cortamos uno de los extremos para pegarlo en un lateral y el otro extremo lo cortamos en diagonal para luego ponerlo en la parte superior.
  • Sobre la base donde presentaremos nuestro tronco, ponemos dos trozos de papel de horno para no mancharla mientras decoramos. Ponemos el bizcocho encima y vemos dónde vamos a poner los trozos que hemos recortado. Cuando lo tengamos decidido, pegamos los trozos con la ganache de chocolate negro que hicimos antes, así quedarán bien fijados y no se caerán. Con la ganache de chocolate negro cubrimos todo el bizcocho, teniendo en cuenta de no cubrir los extremos del tronco. Cuando terminemos, con un palillo, hacemos algunos circulitos sobre la cobertura. Ahora, con un tenedor, marcamos líneas por todo el tronco. Es muy sencillo y lo mejor de todo es que no tiene que quedar perfecto. Los troncos de los árboles tienen muchas imperfecciones, así que cuantos más rústico, mejor. Una vez finalicemos, antes de que solidifique la ganache, retiramos el exceso de chocolate de la base, de esta manera, luego será más sencillo despegar el papel.
  • Para hacer las hojitas de la decoración estiramos un poquito de fondant verde y espolvoreamos azúcar glas. Voy a utilizar estos cortadores para hacer las hojitas. Así que recortamos el fondant y presionamos con el expulsor para marcar las nervaduras. Expulsamos la hoja sobre una almohadilla y la dejamos reposar para que endurezca un poco. Con el fondant rojo hacemos unas bolitas pequeñas. En este caso, sólo utilizamos las manos para moldear estos pequeños frutos de acebo.
  • Justo antes de servir nuestro tronco de Navidad, colocamos las hojitas que habíamos hecho y acomodamos en la unión de las hojas, tres bolitas rojas. Si ponéis la decoración de fondant antes, la humedad de la ganache, hará que el fondant se ablande por eso lo mejor es ponerlo justo antes de presentarlo.
  • Para darle un toque más navideño, espolvoreamos un poquito azúcar glas por encima para simular nieve. Y ya sólo nos queda quitar el papel de horno.
  • Si queréis regalarlo, lo podéis introducir en una cajita con temática navideña y ¡listo!
Print Friendly