Bienvenido!

focaccia oriental

Focaccia oriental

focaccia oriental

Focaccia oriental sobre rejilla

Esta focaccia oriental es una focaccia sencilla a la que le añadimos especias orientalizantes, sin más. Pero cuantísima gracia le dan, especialmente la cayena, que le da un picante muy agradable. Perfecta para acompañar cualquier plato del levante mediterráneo. Y si queréis la receta de la focaccia genuina, aquí la tenéis.

La focaccia es un pan plano natural del sur de Italia que tiene la ventaja de que siempre sale comestible. A todo el mundo le encanta esa consistencia ligera con grandes alvéolos en la miga. Y tiene un bonus track: no hace falta amasarlo como tal, solo hacerle pliegues.

La receta está tomada del libro Persiana (de Persia, no de las ventanas), de Sabrina Ghayour. Para prepararla conviene tener algún tipo de bandeja con reborde; yo he usado un molde para brazo de gitano como los que podéis encontrar en nuestra tienda, que va de maravilla.

Receta de focaccia oriental

Ingredientes:

  • 300 g de harina panadera
  • 300 g de harina de fuerza
  • 430 g de agua
  • 5 g de levadura seca de panadería (o 15 g de levadura fresca)
  • 10 g de sal
  • 20 g de aceite de oliva, más aceite adicional para pintar
  • Tres cdas. de comino en grano
  • Una cda. de coriandro (semillas de cilantro) majado
  • Tres cayenitas
  • Unos pellizcos de tomillo
  • Escamas de sal al gusto

Elaboración:

  • Este pan lo hacemos por el método directo, es decir, que mezclamos todos los ingredientes de una vez, sin prefermentos. En un bol mezclamos la harina panadera, la harina de fuerza, el agua, la levadura, la sal y el aceite, todo excepto las especias. Dejamos reposar 10 minutos.
  • La focaccia no se amasa como tal, sino que se desarrolla el gluten solamente plegando la masa repetidas veces sobre sí misma. Con la masa dentro del bol remetemos la rasqueta y levantamos un lado de la masa cada vez, estirándolo y plegándolo sobre la masa. Cuando lo hayamos hecho por lo menos 10 veces pasamos la masa a un recipiente con tapa.

focaccia oriental

  • Dejamos reposar de nuevo 10 minutos y preparamos las especias. Majamos el coriandro en un mortero.
  • Añadimos a la masa dos cucharadas del comino, el coriandro majado y las cayenas desmenuzadas con los dedos, y empezamos a plegarla en forma de papel de carta, en tres partes. Lo haremos alternativamente en una dirección y en la perpendicular.

focaccia oriental

  • Plegamos un par de veces seguidas y dejamos reposar la masa 10 minutos entre pliegues, tapando el recipiente. Lo haremos por lo menos otras tres veces. Al cabo de este tiempo la masa ya tiene que tener un buen desarrollo del gluten, que podemos comprobar estirándola como se ve en la foto inferior o haciendo la prueba de la membrana.

focaccia oriental

  • Pasamos la masa a la bandeja donde vayamos a cocer la focaccia. Con un pincel la untamos de aceite abundantemente. Ponemos la masa encima y la pintamos igualmente con bien de aceite.

focaccia oriental

  • Ahora viene lo divertido. Clavando los dedos en la masa vamos estirando para que vaya cubriendo toda la bandeja. Hay que hacerlo en varias veces, con descansos intermedios de la masa, porque esta se resiste al estirado. Hay que intentar clavar los dedos más o menos siempre en los mismos puntos, así quedan los característicos hoyos de la focaccia. A mí no me salió muy bien, me quedó con demasiados hoyuelos pequeños.

focaccia oriental

  • Así vamos estirando en varias veces con descansos intermedios para que se relaje la masa. Podemos volver a pintar con un poco de aceite, nunca es demasiado.
  • Por último, espolvoreamos la cucharada que nos resta de comino, el tomillo y las escamas de sal.

focaccia oriental

  • Metemos la focaccia en el horno precalentado a 230ºC (sin aire), mejor sobre la propia solera del horno, y la cocemos 10 minutos.  Al cabo de ese tiempo bajamos la temperatura a 190ºC (con aire) / 210ºC (sin aire) y continuamos la cocción otros 20 minutos o hasta que esté bien doradita. La focaccia debe quedar con una corteza crujiente, pero agradablemente esponjosa por dentro. La enfriamos sobre rejilla.

focaccia oriental

Focaccia oriental sobre paño grande de cocina de la firma GreenGate

Os aseguro que la mezcla de especias de esta focaccia oriental es adictiva. Os la comeréis sin sentir. Maravillosa para acompañar una ensalada o cualquier plato de mojar, como un buen hummus de garbanzos. Yo lo dejo caer.

Print Friendly, PDF & Email
Miriam

Miriam

Traductora de inglés a español y química durante 15 años en una vida anterior. Vivo en un pueblecito cerca de Madrid, Galapagar, y trabajo en casa; soy una gran afortunada. Tengo pareja y dos niños con poca sensibilidad gastronómica. De momento. Pero por lo que estoy aquí es por mi afición a la cocina en general y a la repostería en particular, que me viene de familia, de mi madre y de mi abuela paterna. Y esta afición me ha llevado, además de a tener un blog de cocina con el que me lo paso pera, El invitado de invierno, a impartir algún que otro curso de cocina en la escuela de Madrid La Cocina de Babette.