Bienvenido!

receta sables leopardo

Galletas sablés leopardo

receta sables leopardo

Galletas sablés leopardo junto a menaje de GreenGate

Si tenéis una merienda en la que queráis dejar ojipláticos a los comensales os traemos la galleta definitiva: los sablés leopardo. Es sorprendente lo que podemos crear con masa de galleta en tres colores y un poco de ingenio.

La receta de estas galletas tan divertidas procede de este blog francés y, aunque parecen muy complicadas, encuentro que no lo son tanto. Eso sí, hay que respetar las cantidades y las medidas que os indicamos, pero si prestáis atención no tendréis problemas.

Para hacer estas galletas tenéis todos los utensilios necesarios para que os salgan perfectas en la tienda, desde las rasquetas para formar las distintas masas al papel de hornear y las bandejas de galletas para el horno.

Galletas sablés leopardo

Ingredientes:

Elaboración:

  • Esta masa es muy fácil de hacer, puesto que no requiere ni siquiera montar la mantequilla. Batimos un poco la mantequilla con varillas o en un robot para que se ablande.
  • Agregamos el azúcar y el huevo, y batimos para homogeneizar, rebañando las paredes del bol con una espátula.
  • Añadimos la almendra molida y la harina de repostería pasada por un tamiz. Mezclamos hasta obtener una bola homogénea que apenas debe pegarse a los dedos.

receta sables leopardo

  • Pesamos la bola en la báscula y separamos 260 g. Envolvemos esta porción en plástico y reservamos.
  • Dividimos la masa restante en dos partes iguales. A la primera porción le agregamos una cucharadita no muy colmada de cacao en polvo para hacer la masa color marrón clarito y homogeneizamos. Envolvemos en plástico y reservamos.

receta sables leopardo

  • A la porción restante de masa le añadimos una cucharada de cacao en polvo para hacer la masa marrón oscuro y homogeneizamos igualmente.
  • Dividimos la masa marrón claro en seis porciones de igual peso. Hacemos lo mismo con la masa marrón oscuro.

receta sables leopardo

  • Estiramos las bolitas de masa marrón claro en seis rollitos de unos 22 cm. Reservamos.
  • Estiramos cada porción de la masa marrón oscuro sobre un pedazo de plástico de cocina, hasta una longitud también de 22 cm y un ancho de unos 5-6 cm, lo que sea necesario para envolver los rollitos de masa marrón claro sin apenas solaparse. Podemos usar un rodillo mini para amasar.

receta sables leopardo

  • Vamos estirando la masa oscura como se ve en las fotos y envolviendo con ella los rollitos de masa clara, apretando y rodándolos con cuidado para que ambas masas se peguen; nos ayudaremos con el plástico, como si hiciéramos rollitos de sushi. Los reservamos tapados porque tienden a resecarse.

receta sables leopardo

  • Extendemos la masa sin cacao para formar un rectángulo de unos 22 cm de ancho y un grosor de 2 mm. La cortamos a lo ancho en seis porciones con una rasqueta para envolver a los seis cilindros de masa bicolor que hemos formado antes.

receta sables leopardo

  • Vamos colocando los cilindros de masa de cacao encima de la masa blanca y envolviéndolos con ella, hasta tenerlos todos listos.
  • Los colocamos unos encima de otros como se ve en la foto anterior, de forma que quede uno en el centro y los otros cinco alrededor.

receta sables leopardo

  • Aplastamos suavemente con la mano a todo lo largo para que los cilindros se peguen entre sí y rodamos el conjunto para que quede todo pegado y redondeado por fuera. Si vemos que los rollitos no se pegan del todo por los extremos, los podemos mojar un poco con agua.
  • Envolvemos el rulo con plástico de cocina y lo colocamos sobre dos medios tubos de cartón como los del papel de cocina para mantener el rulo redondeado por debajo. Metemos el rulo en la nevera por lo menos tres horas para que la masa se ponga bien firme.

receta sables leopardo

receta sables leopardo

Seguro que Tarzán en la selva mataría por tomar una leche con galletas como estas… con estos lindísimos sablés leopardo que hacen juego con su taparrabos. ¿Os lo imagináis?

Print Friendly
Miriam

Miriam

Traductora de inglés a español y química durante 15 años en una vida anterior. Vivo en un pueblecito cerca de Madrid, Galapagar, y trabajo en casa; soy una gran afortunada. Tengo pareja y dos niños con poca sensibilidad gastronómica. De momento. Pero por lo que estoy aquí es por mi afición a la cocina en general y a la repostería en particular, que me viene de familia, de mi madre y de mi abuela paterna. Y esta afición me ha llevado, además de a tener un blog de cocina con el que me lo paso pera, El invitado de invierno, a impartir algún que otro curso de cocina en la escuela de Madrid La Cocina de Babette.

2 Comentarios
  • Salpie

    25 enero, 2017 at 0:02 Responder

    Gracias por compartir esta tecnica, es la misma idea de “millefiori” pero nunca he pensado practicar con galletas

  • Silvia Martín Sánchez

    24 enero, 2017 at 16:50 Responder

    Me parecen una preciosidad. He hecho cosas parecidas pero no exactamente así. El fin de semana lo intentaremos. Gracias.

Envía un comentario