1
febrero

Tarta de café irlandés

 

Receta de tarta de café irlandés 2

Tarta de café irlandés en platos de GreenGate

Hoy hemos preparado una rica tarta de café irlandés: es fácil de hacer y el resultado vale la pena. Basta con tener café soluble, gelatina, chocolate, nata, harina, azúcar y huevos, y vais a poder hacer esta rica receta sin mayores complicaciones.

Para elaborar esta receta hemos hecho un bizcocho tradicional, montando los huevos con el azúcar y aromatizándolo con café. No necesitaréis levadura química, y lo hemos rellenado con una crema de chocolate y whiskey, también aromatizada con café soluble.

Para hornear el bizcocho hemos usado el molde Master Class de 15 cm de diámetro  y para servirlo lo hemos puesto en el stand de cerámica verde con platos de GreenGate, y cucharas de Miss Étoile.

Tarta de café irlandés

Ingredientes:

Para el bizcocho de café:

Para el almíbar de calar:

  • 125 ml de whiskey
  • 125 ml de agua
  • 4 cucharadas de azúcar
  • Una cucharada de café soluble
  • 110 g de azúcar moreno

Para el relleno:

  • Una hoja de gelatina
  • 15 g de agua
  • 15 g de whiskey
  • 20 g de azúcar
  • 2 cucharadas de café soluble
  • 90 g de chocolate negro fundido
  • 200 g de nata para montar
  • Una cucharada de azúcar

Para la cobertura:

  • 200 g de nata
  • 2 cucharadas de azúcar

Elaboración:

  • Calentamos el horno a 180º C. y untamos con mantequilla un molde de 15 cm de diámetro, y lo espolvoreamos con harina. Reservamos en la nevera.
  • Batimos los huevos con el azúcar y el café soluble en un robot de cocina hasta montar (punto de cinta o listón).

preparamos el molde

  • Echamos la harina y mezclamos de forma envolvente con una espátula.
  • Vertemos la masa sobre el molde y horneamos hasta que la punta de un termómetro para bizcochos se ponga roja (de 20 a 30 minutos). Retiramos del horno y dejamos reposar 15 minutos.

Hacemos la masa

  • Desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.
  • Para hacer el relleno ponemos la gelatina en remojo. Aparte, echamos el agua, el whiskey, el azúcar y el café en un cazo, y calentamos.

Horneamos

  • Mezclamos con el chocolate fundido y la gelatina escurrida.
  • Montamos la nata con la cucharada de azúcar y le añadimos la mezcla de chocolate con gelatina de forma envolvente. Reservamos.

Preparamos el relleno

  • Para hacer el almíbar de calar mezclamos el agua, el whiskey y las cuatro cucharadas de azúcar en un vaso, y calentamos al microondas durante dos minutos a máxima potencia.
  • Preparamos la cobertura montando la nata con el azúcar y reservamos en la nevera.

Preparamos el almíbar y la cobertura

  • Partimos el bizcocho en tres capas con ayuda de una lira, reservamos 125 ml del almíbar de calar y con el resto mojamos las capas de bizcocho y rellenamos.
  • Calentamos los 125 ml de almíbar que habíamos reservado y le añadimos los 110 g de azúcar moreno. Dejamos hervir un par de minutos, retiramos del fuego y dejamos enfriar.

Rellenamos

  • Cubrimos la tarta con la nata montada con ayuda de una espátula.
  • Hacemos una espiral en la superficie con el almíbar y con ayuda de un cuchillo hacemos líneas radiales para romper la espiral. Refrigeramos durante al menos dos horas.

Cubrimos y decoramos la tarta

Estamos seguros que nuestros seguidores más cafeteros y golosos van a disfrutar mucho esta receta de tarta de café irlandés que podréis servir en cualquiera de nuestros platos y tazones de GreenGate.

Receta de tarta de café irlandés 1

Tarta de café irlandés sobre stand de cerámica, de Miss Étoile

Algunos consejos útiles:

  • Si no os gusta el whiskey lo podéis sustituir por ron añejo o por amaretto, seguro que con este último se convierte en una tarta de vicio.
  • La receta, con algunos cambios, la hemos hecho en base a la receta de Manuel Apir, de varomeando.com
  • Para mezclar el chocolate con la nata os recomendamos que primero mezcléis de forma en envolvente un cuarto de la nata montada con el chocolate y, a continuación, con el resto de la nata.
  • Si la mezcla de chocolate se pone muy dura podéis calentarlo en el microondas a media potencia, pero solo unos segundos, los necesarios para fundirlo un poco.
Print Friendly