Bienvenido!

Receta tarta helada de turrón

Tarta helada de turrón

Receta tarta helada de turrón

Tarta helada de turrón sobre stand blanco

No podía faltar una tarta helada de turrón para las Fiestas de Navidad, y nos hemos puesto a ello. Es una receta fácil y lo mejor de todo es que vais a poder hacerla con antelación, algo que nos viene como anillo al dedo en estas festividades, siempre tan ajetreadas.

Primero tendréis que estar seguros de tener un molde alto  y papel de acetato para facilitar el desmoldado. Los demás ingredientes, salvo el turrón, la vainilla o el azúcar glas, los tenéis siempre en vuestras alacenas. Seguro.

Nos hemos basado en una receta publicada en Petitchef, pero hemos cambiado un poco las proporciones, la elaboración y la decoración. Vais a necesitar para decorar la tarta una boquilla Saint Honoré y nuestros preciosos toppers y sprinkles dorados… ¡Todo muy festivo y de lujo!

Os recomendamos servir la tarta en nuestro stand blanco y usar estos platos de GreenGate. Estamos seguros de que vais a tener una deliciosa y espectacular velada ya sea para celebrar la Navidad.

Receta de tarta helada de turrón

Ingredientes:

Para la base de galleta:

  • 200 g de galletas María trituradas
  • 100 g de mantequilla fundida

Para la crema de turrón:

  • 5 yemas de huevo
  • 375 g de turrón de Jijona troceado
  • 500 g de nata
  • 35 g de azúcar
  • ½ cda. de extracto de vainilla
  • 5 claras
  • Una pizca de sal
  • 35 g de azúcar glas

Para decorar:

Elaboración:

  • Preparamos un molde desmontable alto, de 18 cm de alto, con papel de horno en el fondo y una hoja de acetato en los bordes.
  • Para hacer la base mezclamos las galletas con la mantequilla fundida, cubrimos el fondo del molde con la mezcla y nivelamos. Presionamos un poco usando una taza medidora pequeña o una cuchara grande. Refrigeramos.

Receta tarta helada de turrón

  • Batimos un poco las yemas con el turrón muy troceado. Hay que tener cuidado porque si se bate demasiado podríamos extraerle el aceite al turrón.
  • Añadimos la nata, las dos cucharadas de azúcar y el extracto de vainilla, y batimos en un robot de cocina hasta que casi se haya montado la crema de turrón. No es necesario montarlo completamente ya que más adelante seguiremos batiendo la preparación y se nos podría cortar la nata.

Receta tarta helada de turrón

  • Batimos las claras con la pizca de sal y el azúcar glas hasta formar un merengue.
  • Añadimos una cuarta parte del merengue a la crema de turrón y mezclamos de forma envolvente. Incorporamos el resto de merengue y mezclamos de la misma manera.

Receta tarta helada de turrón

  • Vertemos la mezcla en el molde y le damos un par de golpes contra la mesa de trabajo para que asiente el batido. Nivelamos la superficie, cubrimos con papel film o con papel de aluminio y congelamos por lo menos 12 horas.
  • Para la decoración montamos la nata con el azúcar, la ponemos dentro de una manga pastelera con una boquilla Saint Honoré y refrigeramos.

Receta tarta helada de turrón

  • Sacamos la tarta del congelador, la desmoldamos, retiramos con cuidado el acetato y la pasamos al stand con ayuda de un elevador.
  • Finalmente, escudillamos la nata montada en la superficie de la tarta, decoramos con los toppers y los sprinkles dorados. Servimos inmediatamente, o la volvemos a meter en el congelador.

Receta tarta helada de turrón

Desde luego que esta tarta helada de turrón lo tiene todo. Deliciosa, fácil, con sabores muy nuestros y muy, pero que muy festiva. No os lo penséis y hacedla, es una tarta espectacular para Navidad.

Receta tarta helada de turrón

Tarta helada de turrón sobre platos de GreenGate

Print Friendly, PDF & Email
Raúl

Raúl

La cocina y la fotografía han sido, desde que era muy pequeño, dos de mis grandes pasiones. Disfrutaba en casa destapando las cazuelas en las que hervían los guisos y, apenas con seis años de edad, empecé a saborear la primera cámara que mis padres me regalaron por Navidades. Había que estudiar algo "respetable" y "serio", y mis primeros estudios se encaminaron a cursar la carrera de arquitectura. Ya con el título en la mano, y después de trabajar durante un tiempo en arquitectura -y con la familia contenta-, decidí aprender cocina y fotografía en profundidad. Aprendí de grandes maestros en ambos campos y todavía sigo haciéndolo. En la actualidad mezclo recetas, técnicas e historias de cocina con fotografía en El Oso con Botas.