20
noviembre

Un Bûche de Nöel diferente: tronco helado de chocolate y castañas

 

tronco helado de chocolate y castañas

Unas fiestas de Navidad y Fin de Año sin chocolates, sin frutos secos y sin castañas no son fiestas, así que hoy vamos a preparar un bûche de Nöel diferente: tronco helado de chocolate y castañas que estamos seguro de que os va a gustar, sobre todo por los tiempo de preparación.

Un clásico de repostería en esta época es el famoso tronco de Navidad o bûche  de Nöel, generalmente hecho con bizcocho y relleno de una gran variedad de ganaches, mermeladas o cremas enriquecidas. También es una época en la que los mejores pasteleros y los mejores chocolatiers preparan sus hornos y sus cazuelas para elaborar mezclas, y decoraciones lujosas. Nosotros no nos quedaremos atrás, aunque con un poco más de sencillez y procurando proponer algo fácil de hacer en nuestras cocinas.

Para nuestro tronco haremos un helado de chocolate con castañas en almíbar (otro clásico de la temporada). Lo cubriremos con un merengue francés y lo doraremos al horno. Para decorarlo haremos unas setas de merengue espolvoreadas con cacao, después decoraremos con un surtido de hojas secas y pistachos pulverizados para darle color.

Es una receta pensada para los días ajetreados de Fin de Año así que, en caso de que no tengamos tiempo de elaborarla toda, siempre nos quedará la opción de comprar el helado de chocolate que más nos guste y montarlo como os vamos a sugerir en esta receta.

Tronco helado de chocolate y castañas:

Ingredientes:

Para el tronco helado de chocolate y castañas:

Para las setas de merengue y chocolate:

Para la cobertura de merengue:

  • 5 claras de huevos L
  • ¼ c.c. de cremor tártaro o un chorro de zumo de limón
  • 150 g de azúcar
  • 50 g de azúcar glas para tostar la cobertura
  • Un surtido de hojas secas lavadas y secas para decorar (opcional)
  • Castañas para decorar (opcional)
  • Pistachos enteros y troceados para decorar

Elaboración:

Para el tronco helado de chocolate y castañas:

  • Preparamos un molde semicircular con papel film y lo reservamos.
  • Calentamos la leche en una cazuela de fondo doble.forramos el molde
  • Batimos las yemas con el azúcar en un robot de cocina hasta que blanqueen y doble el volumen.
  • Se añade la leche poco a poco mientras seguimos batiendo.montamos las yemas y azúcar
  • Pasamos la preparación a una cazuela y calentamos a fuego muy suave.
  • Removemos constantemente con una cuchara de madera, así evitaremos que la crema llegue a hervir ya que se nos podría cortar.calentamos la crema
  • Cuando la crema esté lista la pasamos por un colador y añadimos el chocolate troceado, el aroma de vainilla y las castañas. Dejamos templar.
  • Montamos la crema fresca y mezclamos con la crema de chocolate de forma en envolvente con una espátula grande.pasamos por un colador
  • La vertemos en el molde y le damos un par de golpes contra la encimera para que suban las burbujas de aire que pudiera tener.
  • Cubrimos con papel film o con papel de aluminio y congelamos.rellenamos el molde y congelamos

Para las setas de merengue y chocolate:

  • Calentamos el horno entre 90 y 80º C. Hacemos un merengue suizo (también podemos usar un merengue francés) como nos lo explica Miriam.
  • Cuando ya tengamos hecho el merengue lo metemos en dos mangas pasteleras con boquillas lisas con diámetros diferentes.hacemos un merengue
  • Sobre un tapete de fiberglass o sobre papel de horno, hacemos varias pirámides (tronco de la seta) y varias cápsulas (sombrero de la seta).
  • Ponemos un poco de cacao en polvo en un colador pequeño y espolvoreamos, después soplamos con fuerza para que el cacao se extienda sobre todas las piezas. Algún tronco se torcerá pero ayudará a dar un efecto más real a las setas. Horneamos durante dos horas. Apagamos el horno, colocamos una paleta de madera entre el horno y la puerta, y dejamos que se enfríe todo completamente.formamos las setas
  • Cortamos las puntas de los troncos con ayuda de un cuchillo de sierra.
  • Cubrimos los sombreros de merengue con un poco de chocolate fundido y esperamos a que endurezca un poco, pero sin que seque completamente. montamos las setas
  • Pegamos los troncos y dejamos que el chocolate endurezca completamente.
  • Guardamos las setas en un recipiente hermético hasta el momento de usarlas. Pueden durar hasta un mes en perfecto estado.pegamos las setas

Para la cobertura de merengue y la decoración:

  • Hacemos un merengue ligero con las claras, el cremor tártaro y el azúcar.
  • Sacamos el molde del tronco del congelador y desmoldamos.hacemos un merengue
  • Cubrimos con el merengue con ayuda de una manga pastelera con una boquilla lisa.
  • Hacemos surcos simulando la corteza de un tronco con ayuda de un tenedor.cubrimos el tronco
  • Espolvoreamos con azúcar glasé y horneamos a 220º C.  hasta que esté dorado, y sin perderlo de vista. Si usamos un merengue suizo podemos usar un soplete de cocina para dorarlo.
  • Decoramos con las setas de merengue, las hojas secas y los pistachos triturados. Servimos nuestro tronco inmediatamente.doramos y decoramos el tronco

Ahora que ya tenemos Un Bûche de Nöel diferente: tronco helado de chocolate y castañas contamos con una receta más para estas navidades. Aunque la temporada pide algo más caliente os aseguro que vuestros comensales os lo agradecerán, sobre todo si son chocoadictos… ¡como yo!

tronco helado de chocolate y castañas

Algunos consejos útiles:

  • Podemos hacer el tronco dos semanas antes de consumirlo e, incluso, podemos cubrirlo con el merengue , volverlo a congelar y dos días después tostarlo, decorarlo, y servirlo.
  • El tipo de chocolates y su porcentaje de cacao dependerá de lo que más nos guste. A mí me encanta el chocolate negro, pero vosotros elegid el que más os guste. Puede ser incluso chocolate con leche, eso sí: recordad que le añadimos castañas en almíbar y que habría que equilibrar un poco la cantidad de azúcar.
  • Podemos sustituir las castañas en almíbar por naranjas o mandarinas confitadas troceadas, o prescindir de ellas.
  • Podemos cambiar el tronco de chocolate por el helado que más nos guste, tal y como hemos mencionado anteriormente.
  • Nuestra mejor recomendación es que lo hagáis todo con antelación, lo cubráis con merengue una mañana antes y lo volváis a congelar. Doradlo al horno media hora antes de servirlo y tendréis un tronco de Navidad espectacular.
  • Para lavar las hojas bastará con que las metamos en un cuenco con agua, las frotamos con un paño o un cepillo con mucho cuidado para no romperlas y las secamos con un paño humedecido con alcohol. Lo ideal sería recolectar hojas de diferentes formas y colores.
  • Si sabéis hacer hojas de chocolate, podéis probar a combinar distintas tonalidades, quedará una decoración otoñal muy vistosa. Nosotros nos hemos limitado a poner hojas secas para evitar hacer un post demasiado extenso.
Print Friendly