Bienvenido!

clafoutis de chocolate 1

Clafoutis de chocolate

clafoutis de chocolate 1

Clafoutis de chocolate en fuente redonda mini para horno

En casa nos encanta la repostería francesa tradicional, pero también nos gustan sus versiones más contemporáneas, y por eso esta vez nos hemos atrevido a preparar esta receta de clafoutis de chocolate.

La receta base consiste en un batido de leche, huevos, azúcar, harina y mantequilla a la que se le añaden cerezas, siempre con semillas porque aportan sabor al clafoutis. Ginette Mathiot, una de las grandes autoras de libros sobre cocina francesa, recomienda mezclar leche y crema fresca, y nosotros así lo hemos hecho.

Como todavía es muy pronto para encontrar cerezas en el mercado hemos optado por ponerle moras y frambuesas, y al batido le añadiremos cacao en polvo y pepitas de chocolate. Cuando lo vayamos a servir lo decoraremos con un salteado de moras y frambuesas aromatizado con un poco kirsch, miel y un chorrito de zumo de lima.

Es un postre fácil y casero que se suele hacer en un solo molde, pero nosotros usaremos nuestras fuentes de horno redondas Mint dot de GreenGate para servirlo a modo de postres individuales. Si os interesa hacer la receta original de este postre podéis ver la receta de clafoutis de cerezas en nuestro blog.

Clafoutis de chocolate

Ingredientes:

Para el clafoutis de chocolate:

Para el salteado de frutas:

  • Una cucharada de mantequilla
  • 50 g moras y fresas
  • Una cucharada de azúcar demerara o moreno
  • 2 cucharadas de kirsch (opcional)
  • 60 ml de zumo de naranja
  • Una cucharada de miel
  • Media lima

Elaboración:

  • Calentamos el horno a 200º C. y untamos diez fuentes redondas mini de GreenGate con mantequilla, y las espolvoreamos con azúcar.
  • Tamizamos la harina con la pizca de sal y el cacao en polvo. Reservamos.

preparamos las fuentes

  • Mezclamos con unas varillas la leche con la crema fresca.
  • Batimos en un robot de cocina los huevos, el azúcar, la mantequilla fundida y un poco de la leche con crema fresca.

hacemos el batido

  • Incorporamos la harina de cacao mientras continuamos batiendo.
  • Terminamos de echar el resto de la leche con crema fresca.

añadimos el cacao

  • Dividimos las moras, las frambuesas y el chocolate entre las diez fuentes.
  • Vertemos el batido en las fuentes individuales y horneamos durante 30 minutos, o hasta que los clafoutis estén dorados.

ponemos la fruta y el chocolate

  • Retiramos del horno y dejamos templar o enfriar completamente sobre una rejilla.
  • Para hacer el salteado de frutas ponemos la mantequilla en una sartén y cuando esté fundida añadimos el azúcar, el licor y la fruta. Salteamos un par de minutos a fuego muy alto.

dejamos enfriar

  • Añadimos el zumo de naranja, la miel y un chorretón de zumo de lima, y salteamos rápidamente.
  • Pasamos el salteado a un cuenco y reservamos.

preparamos el salteado

  • Espolvoreamos cada fuente con un poco de azúcar avainillado o con azúcar glas.
  • Decoramos cada clafoutis con un poco de las frutas salteadas, un poco sus jugos y una rodajita de lima, y servimos inmediatamente.

decoramos

Con esta receta de clafoutis de chocolate podéis hacer muchas cosas, entre ellas, por ejemplo, unos pequeños moldes de tartaletas forrados con pasta quebrada y rellenos con el clafoutis. Seguro que encontráis muchas otras formas de usarla… ¡Ya nos contaréis!

Clafoutis de chocolate 2

Clafoutis de chocolate sobre menaje de GreenGate

Algunos consejos útiles:

  • Con esta receta podéis hacer 10 clafoutis individuales usando las fuentes redondas que hemos usado.
  • No es necesario que llenemos las fuentes hasta arriba, bastará con poner más o menos 75 g del batido en cada una.
  • Si no es época de moras y frambuesas no os preocupéis, podéis sustituirlas por fruta de temporada: uvas, albaricoques, fresas, frambuesas, gajos de manzana, peras salteadas, etc.
  • Si no queréis engordar tanto el batido podéis sustituir la crema fresca por leche desnatada.
  • Podéis prescindir de las pepitas de chocolate con leche o sustituirlas por chocolate blanco.
  • Hay versiones de clafoutis más densas y para ello bastará con añadirle dos huevos más al batido, pero a nosotros nos gusta que tenga una textura más ligera.
  • Podéis prescindir del licor de cerezas (kirsch) si vais a tener a niños en la mesa.
Print Friendly
Raúl

Raúl

La cocina y la fotografía han sido, desde que era muy pequeño, dos de mis grandes pasiones. Disfrutaba en casa destapando las cazuelas en las que hervían los guisos y, apenas con seis años de edad, empecé a saborear la primera cámara que mis padres me regalaron por Navidades. Había que estudiar algo "respetable" y "serio", y mis primeros estudios se encaminaron a cursar la carrera de arquitectura. Ya con el título en la mano, y después de trabajar durante un tiempo en arquitectura -y con la familia contenta-, decidí aprender cocina y fotografía en profundidad. Aprendí de grandes maestros en ambos campos y todavía sigo haciéndolo. En la actualidad mezclo recetas, técnicas e historias de cocina con fotografía en El Oso con Botas.

No hay comentarios

Envía un comentario