Title Image

Tarta mousse con fruta sin horno


receta tarta mousse frutas

Tarta mousse con fruta sin horno

Esta tarta mousse de frutas nos evoca el verano, frutas jugosas y dulces frescos, ¿no os parece? Rellena de suave mousse, resulta perfecta para celebraciones veraniegas.

En esta linda tarta combinamos una base clásica de galleta con mantequilla con una deliciosa mousse de vainilla, procedente de esta web, con las frutas intercaladas, tomando la idea de la clásica tarta fraisier. El resultado es suave y fresco, y todo se hace sin horno. Hemos usado fresas y kiwis, que hacen un bonito contraste, pero puedes usar las frutas que te apetezca.

Para preparar la tarta hemos usado un cómodo molde para charlota de Lékué con laterales desmontables, que deja los lados de la tarta impecables; para que la cosa funcione bien en este caso, que la mousse es muy ligera y blandita, conviene congelar la tarta. Como yo no tenía espacio en mi congelador para congelarla, he preferido poner adicionalmente unas tiras de acetato en los laterales.

Receta de tarta mousse sin horno

Ingredientes (para molde de 18 cm):

Base de galleta

  • 150 g de galletas tipo Digestive o María
  • 75 g de mantequilla

Mousse de vainilla

  • 9 g de gelatina en polvo
  • 50-55 g de yemas (unas 2 yemas)
  • 70 g de azúcar
  • 170 g de leche entera
  • 30 g de nata líquida (mínimo 35% materia grasa)
  • 2 cdtas. de extracto de vainilla (o las semillas de una vaina)
  • 500 g de nata líquida

Cobertura de ganache de chocolate blanco

Frutas

  • 3-4 fresones grandes
  • 2 kiwis

Elaboración:

Base de galleta

  • Pesamos las galletas y la mantequilla en la báscula. Trituramos las galletas y derretimos la mantequilla en el microondas. Mezclamos hasta homogeneizar.
  • Forramos los laterales del molde desmontable elegido con unas tiras de acetato de la misma altura (como he dicho antes, solo si no puedes meter la tarta en el congelador) y vertemos la mezcla de galletas; distribuimos por la base y aplastamos con los dedos hasta dejar una capa de grosor homogéneo. Metemos el molde en la nevera para que solidifique esta base.

receta tarta mousse frutas

Mousse de vainilla

  • Pesamos todos los ingredientes en la báscula. Ponemos la gelatina en polvo en un bol con dos cucharadas de agua fría y dejamos que se hidrate. Vertemos la leche en un cazo y agregamos el extracto de vainilla con los 30 g de nata líquida. Llevamos a ebullición.
  • Separamos las yemas de los huevos, mezclamos estas con el azúcar y batimos con varillas hasta que blanqueen ligeramente. Vertemos la leche caliente y aromatizada sobre las yemas, removiendo sin parar para que no se cuajen las yemas, y devolvemos la mezcla al fuego. Calentamos a fuego bajo sin dejar de remover, hasta que espese y la crema cubra el dorso de una cuchara; se nota claramente: la crema sin cuajar siempre tiene algo de espuma por la superficie, que empieza desaparecer en cuanto comienza a espesar.

receta tarta mousse frutas

  • Retiramos del fuego y agregamos la gelatina hidratada, removiendo hasta que esta se disuelva por completo. Dejamos enfriar a temperatura ambiente; esto es importante, de lo contrario nos derretirá la nata montada que añadiremos después.
  • Mientras la crema se enfría, cortamos las frutas. Limpiamos los fresones y cortamos por la mitad. Pelamos los kiwis y cortamos rodajitas de unos 5 mm. Si queremos asegurarnos de que todas las frutas cortadas tengan parecida altura y sean homogéneas, podemos usar un cortapastas del mismo tamaño (yo usé uno de 5 cm), más o menos, que los fresones, para cortar las rodajas de kiwi, tal como se ve en la foto.

receta tarta mousse frutas

  • Cuando la crema esté fría, montamos los 500 g de nata líquida con varillas en un robot o con batidora, sin llegar a que esté demasiado dura. Vertemos encima de la nata la crema de vainilla y mezclamos con espátula, con movimientos suaves y envolventes, hasta obtener una mousse ligera y homogénea.
  • Vertemos sobre la base de galleta una fina capa de mousse de vainilla. Colocamos las frutas sobre la mousse pegadas al lateral del molde; tenderán a quedarse pegadas por la propia humedad que tienen.

receta tarta mousse frutas

  • Distribuimos un par de cucharones de la mousse y, con una espátula acodada, la arrastramos hacia las frutas para introducirla por los recovecos; esto es importante, de hecho a mí me quedaron algunos huecos sin rellenar. Se puede dosificar con manga también.
  • Seguimos vertiendo la crema en tandas, vigilando siempre que no se nos muevan las frutas y que no nos queden huecos sin llenar. Acabamos alisando con una espátula acodada y llevamos la tarta a la nevera para que la crema se ponga firme.

receta tarta mousse frutas

Cobertura de ganache de chocolate blanco

  • Prepararamos la ganache derritiendo el chocolate en el microondas y calentando la nata en un cazo hasta casi ebullición. Vertemos la nata sobre el chocolate y dejamos reposar dos minutos. Mezclamos con un batidor de varillas hasta que emulsione y tome cuerpo
  • Vertemos la ganache sobre la tarta fría, inclinando esta para que la ganache cubra toda la superficie. Devolvemos la tarta a la nevera para que la cobertura se ponga firme.

receta tarta mousse frutas

  • Al cabo de unas horas, sacamos la tarta de la nevera y retiramos las paredes del molde desmontable. Después retiramos las tiras de acetato con mucho cuidado; la ganache tiende a pegarse un poco, se puede pasar un cuchillo entre la tarta y la tira de acetato, solo por el borde superior de la tarta.
  • Si queremos podemos congelar la tarta en lugar de solamente refrigerarla; se facilita mucho el despegado del molde, pero necesitas tener un congelador en el que quepa, claro está.

receta tarta mousse frutas

No nos digáis que no queda preciosa y apetecible esta tarta mousse de frutas sin horno, servida sobre un precioso stand y con tazas, platos y cucharillas de nuestra tienda. No nos falta detalle.

Miriam

Miriam

Traductora de inglés a español y química durante 15 años en una vida anterior. Vivo en un pueblecito cerca de Madrid, Galapagar, y trabajo en casa; soy una gran afortunada. Tengo pareja y dos niños con poca sensibilidad gastronómica. De momento. Pero por lo que estoy aquí es por mi afición a la cocina en general y a la repostería en particular, que me viene de familia, de mi madre y de mi abuela paterna. Y esta afición me ha llevado, además de a tener un blog de cocina con el que me lo paso pera, El invitado de invierno, a impartir algún que otro curso de cocina en la escuela de Madrid La Cocina de Babette.

Slide ¿YA HAS ELEGIDO NUEVA RECETA? PÁSATE POR LA TIENDA, Y ENCUENTRA EL UTENSILIO PERFECTO. IR A LA TIENDA >