Title Image

Tarta de yogur con fruta


receta tarta yogur fruta

Tarta de yogur con fruta


Esta tarta de yogur con fruta es de esas tartas sin horno con las que quedas como una señora o un señor con un esfuerzo bastante escasito. Solo necesitas buenos ingredientes (sí, cuanto mejor sea el yogur, pues mejor el sabor), unos excelentes utensilios que te faciliten la tarea y mucho cariño.
La receta es de Iñaki de Jaleo en la cocina; como veis en la lista de ingredientes, la composición de la tarta es bastante sencilla: una mousse de yogur coronada con frutilla fresca que hay que pintar con algo de brillito para que no se nos reseque y para que quede más bonita.
Para hacer esta tarta mousse de yogur con frutas hemos usado un practiquísimo molde de charlota de Lékué, con paredes desmontables de silicona y con una bonita base blanca de porcelana, perfecta para servir la tarta directamente. Imbatible para tartas de primavera-verano.

Receta de tarta de yogur con fruta

Ingredientes (para tarta de 18 cm):

Base

  • 160 g de galletas tipo Digestive
  • 50 g de mantequilla derretida

Relleno de yogur

  • 600 g de yogur griego natural sin endulzar
  • 75 g de azúcar
  • 15 g de gelatina neutra en polvo (unas 10 hojas)
  • 50 ml de agua fría
  • Ralladura de un limón
  • Zumo de un limón
  • 300 ml de nata para montar fría (35% de grasa)

Cobertura

Elaboración:

Base de galleta

  • Derretimos la mantequilla en un bol. Trituramos las galletas y mezclamos bien ambas cosas.
  • Tapizamos con esta mezcla un molde desmontable antiadherente, igualando bien la altura. Metemos el molde en la nevera para que se solidifique.

receta tarta yogur fruta
Relleno de yogur

  • Ponemos en un bol el yogur, pesado en la báscula, y agregamos la ralladura del limón, el zumo y el azúcar. Mezclamos con espátula o batidora de varillas.
  • Pesamos en un bol pequeño el agua fría y agregamos la gelatina para hidratarla. Al cabo de unos minutos, cuando la gelatina haya absorbido el líquido, la pasamos por el microondas unos segundos hasta que se disuelva.

receta tarta yogur fruta

  • Añadimos la gelatina disuelta a hilo a la mezcla de yogur, sin dejar de batir para que no se formen grumos.
  • Ponemos la nata fría en un bol y la semimontamos con un robot o la batidora de varillas, hasta que las varillas empiecen a hacer surcos en la nata, pero sin que llegue a estar dura; así es mucho más fácil de mezclar y el resultado de la mousse (que al fin y al cabo es lo que estamos haciendo) es más suave y uniforme.

receta tarta yogur fruta

  • Vertemos la mezcla de yogur sobre la nata y acabamos de batir ambas cosas juntas hasta homogeneizar.
  • Sacamos el molde con la base de galleta de la nevera y vertemos la mousse de yogur, distribuyéndola con una espátula para evitar que queden bolsas de aire e igualando la superficie con una rasqueta (mi yogur era extremadamente espeso, no me lo toméis en cuenta).
  • Devolvemos el molde a la nevera unas horas para que la mousse se ponga firme y después podemos congelar la tarta (se desmolda mejor).

receta tarta yogur fruta
Acabado

  • Cuando esté bien firme la tarta procedemos a cubrirla con la fruta pelada y cortada en gajos finitos con cuidado, haciendo un bonito dibujo como se ve en las fotos.
  • Preparamos un brillo para tartas hidratando la gelatina en polvo en el agua fría unos minutos. Cuando esté hidratada, pasamos el bol por el microondas para que se disuelva y agregamos una cucharadita de miel para darle sabor y dulzor. Pintamos la fruta con un pincel de silicona, dejamos unos minutos en la nevera para que se solidifique, retiramos las paredes del molde y lista para disfrutar.

receta tarta yogur fruta

Esta tarta de yogur con fruta fresca resulta muy agradable y suave; tened en cuenta que no es muy dulce, el sabor del yogur es perfectamente aparente y tiene el punto salado que le dan las galletas Digestive, por lo que si os gustan las tartas dulces podéis aumentar algo la cantidad de azúcar sin problema.

Print Friendly, PDF & Email
Miriam

Miriam

Traductora de inglés a español y química durante 15 años en una vida anterior. Vivo en un pueblecito cerca de Madrid, Galapagar, y trabajo en casa; soy una gran afortunada. Tengo pareja y dos niños con poca sensibilidad gastronómica. De momento. Pero por lo que estoy aquí es por mi afición a la cocina en general y a la repostería en particular, que me viene de familia, de mi madre y de mi abuela paterna. Y esta afición me ha llevado, además de a tener un blog de cocina con el que me lo paso pera, El invitado de invierno, a impartir algún que otro curso de cocina en la escuela de Madrid La Cocina de Babette.