Bienvenido!

bundt cake de naranja

Bundt cake de naranja y semillas de amapola

bundt cake de naranja

Este bundt cake de naranja y semillas de amapola tiene una combinación de sabores maravillosa. ¿Que no conocéis las semillas de amapola? No, no son alucinógenas, que os conozco, pero tienen un rico sabor anuezado y le dan un toque crujientillo muy agradable a las masas. Atreveos con ellas.

Este Bundt cake lo hemos hecho en un divertido molde de Nordic Ware que puede servir para hacer un bizcocho con sabor a bollos de canela o para hacer cualquier otra cosa que se nos ocurra, como este bizcocho de naranja. En definitiva, que un buen molde antiadherente como este lo mismo vale para un roto que para un descosido.

Antes de se me olvide quiero hacer hincapié en que para hacer cualquier bizcocho todos los ingredientes deben estar a temperatura ambiente, desde la mantequilla a los huevos. Si los huevos están demasiado fríos, por ejemplo, no solo no esponjarían tanto si hubiera que montarlos (no es el caso), sino que al añadirlos a la mezcla de mantequilla y azúcar enfriarían la mantequilla (que hemos tenido el detalle de dejar ablandar previamente) y harían que la mezcla no quedara tan homogénea como podría.

De igual manera, si la mezcla final está demasiado fría nos costará más distribuirla en el molde Bundt y que se introduzca bien por todas las cavidades. Así que ojo.

Bundt cake de naranja y semillas de amapola

Ingredientes:

Elaboración:

bundt cake de naranja

  • Le sacamos la ralladura a las naranjas con un rallador, podemos hacerlo directamente sobre la harina. Exprimimos una de las naranjas con un exprimidor y reservamos el zumo.
  • Engrasamos el molde Bundt con algo de aceite suave, pincelando para que penetre en todos los recovecos, o con un spray desmoldante.

bundt cake de naranja

  • Ponemos en un bol la mantequilla ablandada (no derretida) y el azúcar. Batimos a alta velocidad con un robot o con varillas eléctricas hasta que la mezcla aumente de volumen y blanquee. La mantequilla no se debe derretir ni un poquito (brillaría la mezcla). Si sospechamos que se ablanda en exceso meteremos el bol unos minutos en el frigorífico.
  • Cuando la mezcla esté esponjosa y blanquecina añadimos los huevos de uno en uno a una velocidad un poco más baja, hasta que se integren.

bundt cake de naranja

  • Añadimos la harina y el zumo de naranja en tres tandas de forma alternativa, mezclando cada vez, pero sin pasarnos de batido. Agregamos entonces las semillas de amapola y acabamos de mezclar con una espátula.
  • Pasamos la masa al molde, ayudando con la espátula para que se llenen todos los recovecos del molde. Como la masa es bastante densa alisamos la superficie con la espátula.

bundt cake de naranja

  • Y metemos el molde en el horno a media altura, sin aire, solo con calor arriba y abajo, 55-60 minutos. Si tenéis termómetro de horno siempre es mejor cerciorarse de que el horno está de verdad a la temperatura que necesitamos.
  • Probamos si el bizcocho está hecho con una brocheta y sacamos el molde del horno. Lo dejamos reposar 10 minutos, ya que el bizcocho recién salido del horno es bastante frágil.
  • Al cabo de los 10 minutos invertimos el molde con cuidado sobre una rejilla y desmoldamos. El bizcocho se despega perfectamente de este tipo de moldes Nordic Ware antiadherentes. Dejamos enfriar el bizcocho por completo, comprobaréis que se pone más firme a medida que se enfría.

bundt cake de naranja

Si sois más golosones de lo que somos en casa le podéis poner un glaseado por encima a este bundt cake de naranja y semillas de amapola, pero nosotros preferimos los bizcochos tal cual, sin nada más que los enmascare. Puristas que somos, ea.

Print Friendly
Miriam

Miriam

Traductora de inglés a español y química durante 15 años en una vida anterior. Vivo en un pueblecito cerca de Madrid, Galapagar, y trabajo en casa; soy una gran afortunada. Tengo pareja y dos niños con poca sensibilidad gastronómica. De momento. Pero por lo que estoy aquí es por mi afición a la cocina en general y a la repostería en particular, que me viene de familia, de mi madre y de mi abuela paterna. Y esta afición me ha llevado, además de a tener un blog de cocina con el que me lo paso pera, El invitado de invierno, a impartir algún que otro curso de cocina en la escuela de Madrid La Cocina de Babette.

1 Comentario
  • natalia

    10 septiembre, 2015 at 13:53 Responder

    Un clásico para un desayuno con un té o una media tarde, o para ese momento de goloso!!!, me encanta como se ve y con las semillas de amapola creo que son tan diminutas pero que no por ello le dan una crocancia deliciosa cuando se topan entre la boca y que decir de la ralladura de naranja.
    Lindo!!! un molde increíble, se ve sencillamente ríquisima!!
    saludos María!!

Envía un comentario