Title Image

Cheesecake de chocolate y mantequilla de cacahuete


Receta cheesecake de chocolate y mantequilla de cacahuete

Cheesecake de chocolate y mantequilla de cacahuete

Hoy os traemos un cheesecake de chocolate y mantequilla de cacahuete muy rico y fácil de hacer, pero lo más importante es que no necesitaréis calentar el horno: bastará con mezclar los ingredientes e ir montando la tarta en un molde desmontable.

Esta tarta está compuesta por cuatro capas: una base de galleta, una capa de cheesecake de gotas de chocolate, otra de cheesecake de mantequilla de cacahuete y por último, una especie de ganache. La hemos decorado con chocolate y cacahuetes troceados.

La receta original, de Sweet Spicy Kitchen, se hace en cápsulas rígidas para cupcakes, pero nosotros hemos preparado una tarta grande que hemos servido en nuestro stand de cerámica Birkmann, junto con  platos y tazas de GreenGate,  cucharas blancas de Sabre y  servilletas de papel, también de GreenGate.

Cheesecake de chocolate y mantequilla de cacahuete

Ingredientes (para una tarta de 18 cm):

Para la base:

  • 200 g de galletas María pulverizadas
  • 60 g de mantequilla fundida

Para el cheesecake de chocolate:

Para el cheesecake de mantequilla de cacahuete:

Para la cobertura y la decoración:

Elaboración:

  • Cubrimos con papel de horno todo el borde interior de un molde desmontable de 18 cm de diámetro. Mezclamos las galletas pulverizadas con la mantequilla fundida, cubrimos el fondo del molde, procurando dejar la capa de galletas bien nivelada, y refrigeramos mientras hacemos el relleno.
  • Para el cheesecake de chocolate ponemos las gotas de chocolate en un cuenco y le añadimos la nata. Dejamos reposar para que se funda el chocolate y mezclamos con una espátula. Reservamos.

Receta cheesecake de chocolate y mantequilla de cacahuete 3

  • Batimos un poco el queso con unas varillas o en un robot de cocina y le añadimos el azúcar glas junto con la vainilla, y la ganache de chocolate.
  • Vertemos la preparación en el molde y refrigeramos una media hora.

Receta cheesecake de chocolate y mantequilla de cacahuete 4

  • Para el cheesecake de mantequilla de cacahuete mezclamos todos los ingrediente hasta tener una mezcla homogénea.
  • Vertemos la preparación sobre el cheesecake de chocolate, nivelamos con una espátula, o cuchara, y volvemos a refrigerar por lo menos ocho horas.

Receta cheesecake de chocolate y mantequilla de cacahuete 5

  • Para decorar mezclamos los 85 gramos de gotas de chocolate con la nata y el cuarto de cucharadita de aceite de coco, y calentamos al baño María hasta que se haya fundido todo. Después, dejamos templar un poco.
  • Desmoldamos con cuidado y cubrimos la superficie con el chocolate fundido, pero sin llegar a cubrir completamente. Terminamos de decorar con las gotas de chocolate y los cacahuetes troceados.

Receta cheesecake de chocolate y mantequilla de cacahuete 6

No podéis negar que este cheesecake de chocolate y mantequilla de cacahuete sin horno es una tentación tremenda y lo mejor es que se tarda muy poco en prepararla. El que avisa no es traidor… ¡Es adictiva!

Receta cheesecake de chocolate y mantequilla de cacahuete 2

Consejos útiles:

  • La textura de esta tarta es bastante cremosa, si queréis tener unos bordes limpios con este tipo de molde os recomendamos que untéis con mantequilla el aro, y luego lo cubráis con papel de horno, la mantequilla ayudará a que se adhiera al aro. De esta manera cuando desmoldéis la tarta subiéndola, los bordes no se mancharán con muchas trazas de cheesecake de chocolate.
  • El aceite de coco lo podéis sustituir por el aceite vegetal que más os guste, pero como ahora se utiliza mucho por ser un superalimento, y lo tenemos en nuestra tienda, no nos lo hemos pensado ni dos veces.
Print Friendly, PDF & Email
Raúl

Raúl

La cocina y la fotografía han sido, desde que era muy pequeño, dos de mis grandes pasiones. Disfrutaba en casa destapando las cazuelas en las que hervían los guisos y, apenas con seis años de edad, empecé a saborear la primera cámara que mis padres me regalaron por Navidades. Había que estudiar algo "respetable" y "serio", y mis primeros estudios se encaminaron a cursar la carrera de arquitectura. Ya con el título en la mano, y después de trabajar durante un tiempo en arquitectura -y con la familia contenta-, decidí aprender cocina y fotografía en profundidad. Aprendí de grandes maestros en ambos campos y todavía sigo haciéndolo. En la actualidad mezclo recetas, técnicas e historias de cocina con fotografía en El Oso con Botas.