Bienvenido!

Pan de cacao

Receta fácil de pan de chocolate

Pan de cacao

Hoy nos levantamos temprano para encender el horno y preparar una receta fácil de pan de chocolate. Nos vamos a poner las botas desayunando este pan tan rico y de paso aprovecharemos para calentar un poco nuestra cocina, que ya empieza a quedarse fría en estas mañanas de otoño.

Este pan casero es muy sencillo de hacer y, como usaremos levadura fresca, los tiempos de fermentación serán cortos. Haremos una primera fermentación de una hora aproximadamente y lo formaremos para dejarlo leudar otra hora más.  Lo hornearemos dentro de una cazuela de hierro tapada, pero la retiraremos a media cocción para tener una corteza más crujiente.

Usaremos malta para mejorar nuestra corteza, tanto en sabor como en textura, y para ayudar a que nuestra masa doble su volumen más fácilmente, nosotros la pondremos en una proporción de 2.8% (esto es optativo). Enriqueceremos nuestro pan con chocolate troceado para aumentar el sabor del cacao, y para que no paréis hasta acabar con él.

El mundo del pan es infinito y, como bien dice el dicho popular: “cada maestrillo tiene su librillo”, así que si vosotros domináis el tema podéis sustituir ingredientes, tiempos y procesos a vuestro gusto. Y, si sois de los que os da pereza amasar y sois expertos en usar electrodomésticos, también podréis usar un robot para amasarla.

Pan de cacao en cazuela de hierro

Ingredientes:

Elaboración:

  • Mezclamos en un cuenco grande las harinas, la malta y el cacao, y lo pasamos todo varias veces por un tamizador hasta obtener una harina homogénea.
  • Desmenuzamos la levadura con las manos hasta que esté completamente incorporada.

tamizamos las harinas

  • Añadimos la sal y 250 g de agua tibia a la harina, y la trabajamos hasta que la absorba totalmente.
  • Tapamos con un paño y dejamos reposar de 20 a 45 minutos.

añadimos agua

  • Pasamos la masa a una mesa de trabajo y la trabajamos mientras vamos incorporando el resto del agua (100 – 150 g). Si nos cuesta manipular la masa podemos dejarla reposar (no más de cinco minutos) y continuar amasándola.
  • Trabajamos la masa hasta que el gluten se haya desarrollado completamente.

trabajamos la masa

  • Añadimos el chocolate troceado y formamos una bola.
  • Colocamos nuestra masa en un cuenco y dejamos fermentar durante una o dos horas aproximadamente.

añadimos el chocolate

  • Pasamos la masa a una mesa de trabajo enharinada con ayuda de una rasqueta y la dejamos reposar 10 minutos antes de comenzar a formar.
  • Espolvoreamos un banetón redondo o un cuenco de madera con bastante harina.

dejamos fermentar

  • Formamos una bola procurando trabajarla lo menos posible y la colocamos dentro del banetón, y dejamos fermentar una o dos horas aproximadamente. Encendemos el horno a 250º C media hora antes de hornear el pan.
  • Pasamos el pan a una cazuela de hierro fundido previamente espolvoreada con harina o sémola de trigo.

formamos

  • Marcamos el pan con una cuchilla haciéndole una cruz, cuatro cortes en cuadrado o el corte que más nos guste. Tapamos la cazuela y horneamos.
  • Retiramos la tapadera cuando hayan pasado los primeros 20 minutos y continuamos horneando otros 30 minutos más.
  • Diez minutos antes de terminar de hornear el pan colocamos una paleta de madera entre la puerta y el horno, para abrirlo un poco. Dejamos secar la corteza durante 5 o 10 minutos más.

ponemos en una cazuela y horneamos

Sacamos el pan de chocolate del horno y de la cazuela, y lo dejamos reposar sobre una rejilla. Cuando esté completamente frío lo podremos cortar en rebanadas y servir acompañado de una rica mermelada de fresas o naranja (o de lo que más os guste), mantequilla y una taza de café o té calentito.

pan de cacao

Algunos consejos útiles:

  • También podemos disolver la levadura en el agua que vayamos a utilizar en el primer amasado.
  • El tiempo de fermentación dependerá de la temperatura que tengamos en nuestra zona de trabajo. En invierno será mayor y en verano disminuirá, pero será aproximadamente de una a dos horas.
  • Para saber que nuestra masa ha fermentado bien bastara con presionarla con la yema del dedo, y si la masa no vuelve rápido a su forma original, es que necesita más tiempo de reposo. Si la masa se nos viene abajo es que el tiempo de leudado ha sido superior al necesario.
  • Guardamos el pan siempre cubierto con un paño de cocina.
  • Si tostamos el pan cuando lo vayamos a comer el sabor a cacao será más pronunciado.
  • La levadura fresca la podéis sustituir por levadura seca o por masa madre. Usad seis gramos de levadura seca según las indicaciones del fabricante y 175 gramos en caso de usar masa madre. Recordad que si usáis masa madre los tiempos de leudado serán prolongados.
Print Friendly
Raúl

Raúl

La cocina y la fotografía han sido, desde que era muy pequeño, dos de mis grandes pasiones. Disfrutaba en casa destapando las cazuelas en las que hervían los guisos y, apenas con seis años de edad, empecé a saborear la primera cámara que mis padres me regalaron por Navidades. Había que estudiar algo "respetable" y "serio", y mis primeros estudios se encaminaron a cursar la carrera de arquitectura. Ya con el título en la mano, y después de trabajar durante un tiempo en arquitectura -y con la familia contenta-, decidí aprender cocina y fotografía en profundidad. Aprendí de grandes maestros en ambos campos y todavía sigo haciéndolo. En la actualidad mezclo recetas, técnicas e historias de cocina con fotografía en El Oso con Botas.

16 Comentarios
  • Glò

    26 octubre, 2015 at 15:36 Responder

    Hola, ¿se puede hacer este pan en panificadora?

    Gracias 🙂

    • Raúl

      Raúl

      27 octubre, 2015 at 20:13 Responder

      Hola Glò, gracias por dejar tu comentario. Nunca lo he hecho y, a decir verdad, jamás he usado la panificadora. Supongo que sí se podrá. Si sabes como se manipula y como ajustarlo a los procesos o tiempos de la panificadora inténtalo.

  • Dafne Fernández Montealegre

    22 octubre, 2015 at 10:51 Responder

    Esta receta tiene una pinta impresionante! Si no tenemos una sarter de hierro como podemos hornearlo??? Y como podemos saber que el gluten se ha desarrollado? Gracias 🙂

    • Raúl

      Raúl

      23 octubre, 2015 at 21:53 Responder

      Puedes usar cualquier olla que resista altas temperaturas o sencillamente ponerlo en una bandeja de horno, pero debes poner una pequeña bandeja de horno en la base del horno con una taza de agua caliente cuando metas el pan al horno. Para saber si el gluten está desarrollado toma un poco de masa y estírala con los dedos, se tiene que hacer una película fina (prueba de la membrana). Puedes ver una foto de esta prueba en el post “Amasado tradicional

      • Dafne Fernández Montealegre

        25 octubre, 2015 at 16:04 Responder

        Muchísimas gracias por contestar, sois los mejores! 🙂

  • Mariquilla

    21 octubre, 2015 at 10:32 Responder

    Menuda pinta y justo a estas horas! con un vasito de leche calentito y mermelada con mantequilla! creo q no dejaría ni las migas

Envía un comentario