Title Image

Tarta de lima y albahaca


Tarta de lima y albahaca


¿Cómo lleváis el inicio del verano? Nosotros preparando esta tarta de lima y albahaca… ¡Y ya van dos veces! La primera vez la hicimos de limón y la segunda de lima. Obviamente me quedo con la de lima por su aroma y suavidad, pero os aconsejo que probéis vosotros mismos y elijáis, siguiendo lo que dicte vuestro paladar.
La receta original nos propone hacer una mousse de lima, un streusel cubierto por un bizcocho, una crema de lima y albahaca, y un glaseado espejo de chocolate blanco. Sí, vais a necesitar hacer varias preparaciones, u omitir algún paso de los rellenos y quedaros con la mousse y el glaseado, para una tarta más simplificada y fácil.
Para esta deliciosa tarta hemos utilizado varios moldes, pero para montarla definitivamente hemos elegido el molde Burbujas Bolle. Podéis usar también cualquiera de los muchos modelos de los moldes profesionales que tenemos en la tienda.
Y no olvidéis contar con un buen chocolate y esta harina de almendra para el streusel. Recordad que el secreto de una buena tarta está en la calidad de los ingredientes, y han de ser muy buenos. El resto de ingredientes como el azúcar moreno, la gelatina o la glucosa también los tenéis en nuestra tienda.

Receta de tarta de lima y albahaca

Ingredientes:

Para el glaseado espejo de chocolate blanco:

Para la crema de lima y albahaca:

  • Una hoja de gelatina
  • 80 g de huevo
  • 85 g de azúcar
  • 90 g de zumo de lima
  • Ralladura de una lima
  • 10 o 15 hojas de albahaca fresca picadas finamente
  • 100 g de mantequilla

Para el streusel:

Para el bizcocho de albahaca y lima

Para la mousse de lima:

Para decorar:

  • Rodajas de lima
  • Hojas de albahaca fresca

Elaboración:

Para el glaseado espejo de chocolate blanco:

  • Echamos la gelatina en el agua, dejamos que se hidrate en un cuenco. Después, añadimos los callets de chocolate blanco, la leche condensada y el colorante amarillo al gusto al cuenco. Reservamos.
  • Ponemos en un cazo la glucosa, el azúcar y los 75 g de agua, y calentamos hasta que un termómetro marque 103º C. Vais a necesitar usar el termómetro a lo largo de toda la elaboración de la receta y es muy importante ser exactos con las temperaturas.

Receta tarta de lima y albahaca

  • Vertemos la mezcla sobre el chocolate con leche condensa y gelatina, y dejamos reposar un poco para que el chocolate se funda. 
  • Mezclamos con una espátula y pasamos por un colador. Dejamos templar a temperatura ambiente. Podéis guardarla en la nevera y al día siguiente usarla calentándola un poco en el microondas para que se ponga líquida otra vez.

Receta tarta de lima y albahaca
Para la crema de lima y albahaca:

  • Ponemos la gelatina a remojar en agua y calentamos al baño María los huevos, el azúcar, el zumo de lima y la ralladura de lima, hasta que un termómetro alcance 83º C.
  • Retiramos del fuego, añadimos la gelatina escurrida, las hojas de albahaca picadas, mezclamos y dejamos reposar para que esté a temperatura ambiente. 

Receta tarta de lima y albahaca

Receta tarta de lima y albahaca
Para el streusel y el bizcocho de lima, y albahaca:

  • Calentamos el horno a 160º C. (mejor si es con ventilador) y mezclamos en un cuenco la mantequilla, el azúcar moreno, la harina, la harina de almendra, la sal y la ralladura de lima hasta tener una masa homogénea.
  • Extendemos la masa con un rodillo en el fondo un molde de 18 cm de diámetro con el fondo cubierto con papel de horno, podemos usar el mismo molde que el de la crema de lima y albahaca, y horneamos durante 15 minutos.

Receta tarta de lima y albahaca

  • Mientras tanto tamizamos la harina con la levadura química, mezclamos con la mantequilla y el azúcar glas, y añadimos los huevos previamente batidos y el zumo de lima. Mezclamos hasta tener una masa homogénea.
  • Añadimos la ralladura de lima y la albahaca picada, y vertemos la masa sobre el streusel cuando hayan pasado los 15 minutos de horneado. Seguimos horneando a la misma temperatura durante 15 o 20 minutos. Retiramos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Receta tarta de lima y albahaca
Para la mousse de limón:

  • Ponemos la gelatina en remojo en agua fría, calentamos la leche y la ralladura de lima en un cazo y cuando hierva tapamos y dejamos en infusión durante 30 minutos.
  • Blanqueamos las yemas y el azúcar con unas varillas, añadimos la infusión de leche y lima, y calentamos al baño María hasta que un termómetro marque 83º C.

Receta tarta de lima y albahaca

  • Retiramos del fuego y añadimos la gelatina (previamente escurrida), los callets de chocolate y mezclamos hasta que los callets se hayan fundido, y tengamos una preparación homogénea. Dejamos enfriar a temperatura ambiente, pero sin que la gelatina empiece a cuajar.
  • Añadimos la nata montada de forma envolvente y reservamos.

Receta tarta de lima y albahaca
Para montar la tarta:

  • Aplicamos spray antiadherente al molde y vertemos tres cuartos de la mousse de lima. Ponemos encima la crema de limón y albahaca congelada, la empujamos un poco para que la mousse cubra un poco los bordes, y cubrimos con el resto de la mousse.
  • Terminamos cubriendo todo con el streusel con bizcocho. Presionamos también un poco para que los bordes se cubran de mousse, tapamos con papel film y congelamos por lo menos tres horas.

Receta tarta de lima y albahaca

  • Retiramos del congelador, desmoldamos con cuidado, ponemos la tarta sobre una bandeja para baños y rociamos con el glaseado espejo caliente (30-35º C.). Retiramos de la bandeja y congelamos.
  • Cuando la vayamos a servir la retiramos del congelador entre cinco y seis horas antes de servirla, la pasamos a una fuente y la decoramos con rodajas de lima, y hojas de albahaca fresca.

Receta tarta de lima y albahaca
¿Qué os ha parecido esta deliciosa tarta de lima y albahaca? Nosotros creemos que es ideal para la temporada más calurosa del año, tiene sabores muy refrescantes y una estupenda presentación. Si os animáis a prepararla en casa no olvidéis contárnoslo.
Receta tarta de lima y albahaca

Raúl

Raúl

La cocina y la fotografía han sido, desde que era muy pequeño, dos de mis grandes pasiones. Disfrutaba en casa destapando las cazuelas en las que hervían los guisos y, apenas con seis años de edad, empecé a saborear la primera cámara que mis padres me regalaron por Navidades. Había que estudiar algo "respetable" y "serio", y mis primeros estudios se encaminaron a cursar la carrera de arquitectura. Ya con el título en la mano, y después de trabajar durante un tiempo en arquitectura -y con la familia contenta-, decidí aprender cocina y fotografía en profundidad. Aprendí de grandes maestros en ambos campos y todavía sigo haciéndolo. En la actualidad mezclo recetas, técnicas e historias de cocina con fotografía en El Oso con Botas.

Slide ¿YA HAS ELEGIDO NUEVA RECETA? PÁSATE POR LA TIENDA, Y ENCUENTRA EL UTENSILIO PERFECTO. IR A LA TIENDA >